Venezuela saudita otra vez: ¡Por fin el Dólar a 4,30!

Todos esperábamos Dando y Dando en espera de los cambios ministeriales, esos rumores que son como un secreto a todas voces, todos con sus listas de pronósticos, Quinto Día había publicado ya sus predicciones y ¡zass! Otra vez Chávez sorprendió y nos dejó boquiabiertos: en vez de los tan esperados cambios ministeriales aparece ante las cámaras, en su primera alocución del 2.010 con el tremendo regalo de día de reyes: Venezuela vuele a tener el dólar a 4,30.

No esperé sino 10 minutos para cambiar de canal y poner Globovisión, el canal de la oposición que ya debía tener todo listo para empezar su réplica a los posibles cambios de gabinete y disfrutar viendo como les había quedado el ojo con la jugada de nuestro Comandante… Un economista trasnochado que deben haber conseguido luego de llamar a Alberto Federico, estaba sentadito frente a las cámaras improvisando sus profecías de desastres: ¡ellos que tenían todo el año hablando de devaluación necesaria! Ja ja, que bien comandante, otra vez les dio por la jeta.

Siempre he pensado en las grandes habilidades de estratega que tiene nuestro Comandante como una de sus mejores armas, los políticos que son previsibles son los más fáciles de derrotar, en cambio que los que saben usar la sorpresa, van dándoles estocadas a los contrarios que los terminan arrinconando y desarmando.

Se tardarán un poco más del fin de semana para cambiar de discurso y seguro que cuando ya tengan sus respuestas a la sorpresiva nueva política cambiaria el Presidente ya tendrá una nueva jugada más audaz para volverlos a sorprender. Un año en el que tenemos que consolidar las victorias revolucionarias precisa de políticas audaces y eso lo sabe nuestro comandante. ¿Qué efectos tendrá este dólar a 4,30? Allí es donde está lo mejor de todo. Las importaciones, esa forma de coloniaje y de dependencia a los mercados extranjeros han recibido un batazo en la barriga, como predecía el economista trasnochado de Globovisión, pero refiriéndose a la “barriga del pueblo”. El carajazo lo van a sentir en la cartera todos los consumistas acérrimos de lo importado: ¿coño,cuanto me van a costar ahora mis predilectos juguetitos, mis zapaticos Nike, mi corbata Fendi o mi Black Berry?, aguanten carajo, que adonde apunta esta estocada es al consumo suntuario… ¿Podrán montarle un precio con un dólar paralelo tres veces más caro? Que va, quien va a pagar esa vaina?, se acabo el bochinche, de vaina y algunos podrán seguir comprando la chatarra imperial del mercado de consumo con el nuevo cambio.

La arrechera va a ser bien grande para la clase media alta, esa que disfrutaba los viajes a todo el mundo con dólar oficial, no solo que el viajecito les va a salir más caro, sino que los dólares de mercado negro se los van a clavar a 12.000,00!!! Los carros importados, sus pantallitas de plasma, todo el lujo va a empezar a ser lujoso de verdad, se les acabó la manguangüa.

En cambio los alimentos, las cosas prioritarias para el crecimiento del país tendrán su dólar preferencial, por llamarlo así. Y además que el llamado a convertirnos en país exportador y el apoyo que ofreció nuestro gran líder, marcará el comienzo de una Venezuela que podrá impulsar su propia manufactura: 100 millones de pares de zapatos en el 2.008 traídos de afuera se vendieron en nuestra patria: zapatero a tus zapatos, Catia empezará a volver a ser la meca del calzado, igual la industria textil podrá tomar un impulso enorme, pienso que hasta faltó, para atormentar un poco más a las mafias que trafican con Panamá, aumentarles los aranceles a todas sus mercancías, que seguro que aquí se empezarán a manufacturar con mejor calidad y que en el pasar de pocos años será de Panamá que vengan a comprar aquí.

Un duro golpe al mercado extraccionista y un tremendo impulso a la producción nacional, que a pesar de todos los análisis que elucubren los sesudos economistas imperiales, asesta un golpe de timón que beneficiará al pueblo, aunque hagan malabares para vendernos otra idea.

De nuevo Venezuela retorna a ese numerito tan extrañado: 4,30, que sea el comienzo de aquella Venezuela con cambio firme que el neoliberalismo derrumbo aquel viernes negro para ponernos a navegar en un inmenso mar de penurias.

Ya será para la próxima, señores escuálidos, que nuestro comandante los vuelva a sorprender, por ahora disfrutemos todos la vuelta a nuestro cambio cabalístico, la suerte está con nosotros: a 4,30 será el porvenir!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 13537 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

Venezuela en el Exterior

Actualidad

US Y /ideologia/a92974.htmlCUS