Me asumo Afrovenezolana/Afrodescendiente y estoy orgullosa de mi color

El autorreconocimiento social, político, económico y cultural y la inclusión en las políticas de transformación del país.    
 
El proceso de colonización dejo profundas huellas en la identidad de los esclavizados y esclavizadas que fueron secuestrados y trasladados en calidad de mercancía al continente americano; el concepto de raza que alude a la superioridad de unos con respecto a otros, también causó heridas profundas en el fuero de los dominados, lo cual selló la impronta del endorracismo, el autodesprecio y la autonegación, cuya herencia ha sido transmitida de generación en generación y legitimada por un sistema de valores que refuerza cada día el sentimiento de culpa por pertenecer a una ascendencia que según los vencedores que escribieron la historia era una herencia perversa, sin valores y hasta dañina ya que venia de seres sin alma, tal como fueron caracterizados los esclavizados y esclavizadas.

En Venezuela, la historia no ha sido muy diferente, de hecho la existencia de racismo y discriminación racial trasciende de un problema privado a un problema público que amerita ser abordado por un sistema jurídico que ampare a las victimas de este flagelo.

Pero, ¿Cómo se puede abordar un asunto que no es asumido por el propio sujeto discriminado? ya que éste se identifica con unas categorías que por el hecho de ser tan amplias pasan a ser frágiles y dispersas a la hora de cuantificarlas; dichas categorías son desde, morenito claro, morenito oscuro, negro, culiso, trigueño, bachaco, entre otras. Intentando hallar una categoría que aglutine a todas las mencionadas se propuso el prefijo afro, el cual fue consensuado por diversas Organizaciones sociales de países latinoamericanos en la Conferencia realizada en Chile, año 2001. No obstante la aceptación de esta propuesta, ya en 1936, escritores venezolanos como Juan Pablo Sojo, ya hablaban de afrovenezoanos, reinvindicando los aportes de nuestros ancestros esclavizados.

Hoy en día el termino ha ganado tanto detractores como aliados, los primeros indican que prefieren ser negros porque no se sienten parte del pasado colonialista y esclavista, por lo tanto, es preferible olvidar y solo asumir su “negritud”; los aliados afirmamos que reinvindica nuestras raíces y que aun cuando nos sentimos orgullosos y orgullosas de nuestra pigmentación en la piel, poseemos otros valores dignos de ser reflejados, reconocidos y respetados ante los demás; así mismo asumimos que mas allá de imponer el termino afrovenezolano o afrodescendiente, debe asumirse desde un proceso de concientización sobre lo que somos y a partir de allí autorreconocernos como lo indica el concepto consensuado desde el subcomité de Estadísticas para población afrodescendiente, dirigido por el Instituto Nacional de estadísticas y acompañado por aproximadamente veinte instituciones gubernamentales de nuestro país:
 
“Descendientes de africanos y o africanas que sobrevivieron a la trata negrera, a la esclavitud y forman parte de la diáspora africana en las americas y el caribe y o es aquella persona que reconoce en si misma la descendencia africana sobre la base de su percepción, valoración, y ponderación de los componentes históricos, generacionales, territoriales culturales y o fenotipicos”

El identificarse en la categoría de afrodescendiente partiendo del proceso de Autorreconocimento, permite tomar conciencia del valor que tienen los aportes culturales, económicos y sociales que dejaron los esclavizados y esclavizadas a sus nuevas generaciones y al mismo tiempo impulsa la  organización y agrupación en una categoría étnica o racial que promueva la visibilización y el reconocimiento social, político, económico etc, y finalmente la inclusión para que las políticas publicas que se elaboren en los distintos ámbitos ataquen problemáticas de fondo y permitan lograr esa felicidad social propuesta en el Proyecto Simón Bolívar.
 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2618 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /ideologia/a74262.htmlCUS