Discurso de Angostura: Bolívar el primer Socialista de América (Parte II)

Bolívar partió en una flechera desde el Apure para encontrarse con los delegados que deberían llegar a Angostura. Lentamente, la embarcación se deslizó río abajo. El calor era intolerable. Enjambres de pájaros surgían de la jungla y cruzaban el cielo como nubes.....Bolívar no se daba cuenta de lo que pasaba a su alrededor. Meciéndose en su hamaca o caminando por la margen del río cuando lo botes se detenían para que descansase la tripulación, pensaba en la futura Constitución. Con una mano en el cuello de su uniforme y la otra en su barbilla, dictaba a su secretario el discurso más importante de su vida (O`Leary:Memorias, Vol. I, Pag. 492).

 Al despuntar el alba del 15 de febrero de 1819, una salva anunciaba la instalación del Congreso de Venezuela... A las diez y media de la mañana, los veintiséis diputados presentes se reunieron en el salón del Palacio, para esperar la llegada del Jefe Supremo, Simón Bolívar el Libertador… 

       El proyecto de Constitución, sólo en su introducción consta de más de cinco mil palabras que describen la originalidad de su obra... En su alocución introductoria, Bolívar se dirigió a los presentes:

 
Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando, ha convocado a la Soberanía  Nacional para que ejerza su voluntad absoluta

 
           Bolívar propone un sistema de gobierno participativo sustentado en la “Soberanía del Pueblo”, en  remembranza a la democracia idealizada por los griegos y desarrollada por Aristóteles hacia el 366 antes de Cristo... Bolívar sustentó en las virtudes y la educación las únicas bases sólidas de la República:

Moral y luces son nuestras primeras necesidades... Las naciones marchan hacia el término de su grandeza, con el mismo paso que camina la educación”

        Bolívar no sólo amplió la participación popular, sino que sorprende a todos los presente con ideas nuevas e innovadoras, al delegar en los ciudadanos el gobierno popular a través del Poder Moral, no aprobado en aquel entonces pero instituido casi dos siglos después con la asunción al poder de Hugo Chávez,  y el Poder Electoral:

Poco importa la organización política, con tal que la civil sea perfecta

          En cuanto al tipo de gobierno que requería la República, Bolívar nuevamente sorprende a todos los presentes, con un articulado cuya originalidad se proyectaría en el tiempo:

Dignaos conceder a Venezuela un gobierno eminentemente popular, eminentemente justo, eminentemente moral, que encadene la opresión, la anarquía y la culpa. Un gobierno que haga reinar la inocencia, la humanidad y la paz. Un gobierno que haga triunfar, bajo el imperio de leyes inexorables: la igualdad y la libertad

          Al referirse al estilo de gobierno que tendría la nueva República, nuevamente sorprendió en conocimientos y originalidad, dictando cátedra en derecho constitucional, sustentado en un gobierno de ondas raíces sociales, el cual es sin duda la declaración de un gobierno socialista bolivariano:


El Sistema de Gobierno más perfecto, es aquel que produce la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política

 
        Bolívar idealizó un sistema de gobierno sustentado en la soberanía el pueblo… No obstante su firme convicción, de que una buena Constitución era el primer paso para lograr la estabilidad social del país, siempre reflexionaba sobre la importancia del Poder Judicial para garantizar la estabilidad social y política:

 
La verdadera Constitución está en los Códigos Civiles y Criminales. La más temible tiranía, la ejercen los tribunales por el tremendo instrumento de las Leyes. De ordinario el Ejecutivo no es más que el depositario de la cosa pública, pero los tribunales, son los árbitros de la cosa propia y de las cosas de los individuos”

 
         En lo social, Bolívar creó toda una legislación orientada a reconstruir la patria americana. No sólo conceptualizó al socialismo, también lo practicó. El reparto de tierras a los soldados y a los indígenas del sur, la abolición de la esclavitud y sus privilegios constituyen un capítulo hermoso de la Revolución Bolivariana. La lucha contra el latifundio y la abolición de privilegios ambos temas sublimes.

" Yo no os hablaría de los actos más notables de mi mando, si éstos no incumbiesen a la mayoría de los venezolanos....Hombres que se han desprendido de todos los goces, de todos los bienes que antes poseían, como el producto de su virtud y talentos, hombres que han experimentado cuanto es cruel en una guerra horrorosa, padeciendo las privaciones más dolorosas y los tormentos más acerbos; hombres tan beneméritos de la patria, han debido llamar la atención del Gobierno. En consecuencia he mandado recompensarlos con los bienes de la nación...."
            
Que se recojan los niños pobres de ambos sexos y los ancianos. Que sean llevados a casas cómodas y aseadas con piezas destinadas a talleres y se les dará ocupación a los padres de esos niños recogidos

 
         El campo legislativo fue un de los temas de mayor preocupación para Bolívar:

 
Malos legisladores nos conducen a la anarquía, después a la tiranía y siempre a la ruina. Jamás un Congreso ha salvado una República, por la dificultad que hay para componer un buen Congreso. Los hombres de mérito no van a él porque los caminos son horribles y las distancias inmensas. Solamente los majaderos e intrigantes se encargan de la representación popular. Para formar un legislador, se necesita de educarlo en una escuela de moral, de justicia y de leyes

 
 Bolívar se esmeró en crear un método práctico que le garantizara al pueblo elegir buenos representantes; para ello dictó importantes reglamentos de elección popular:

El pueblo presenta los candidatos y el legislativo escoge los individuos que han de componer los tribunales. Si el Poder Judicial, no emana de este origen, imposible que conserve en toda su pureza la salvaguardia de los derechos individuales. Estos derechos son los que constituyen la libertad, la igualdad, la seguridad”

         La educación constituyó las bases fundamentales para construir la República... Bolívar dictó más de 50 decretos orientados a fomentar la educación. Hizo que las universidades fueran populares, y mantuvieran la autonomía que han disfrutado por todos estos años. Diseño las unidades educativas y estableció las bases de la educación:

 
El primer deber del gobierno es dar educación al pueblo. La educación popular debe ser cuidado primogénito del Congreso. Un pueblo ignorante es instrumento de su propia destrucción

 
         Bolívar no fue un soñador... Fue un hombre con una visión inconmensurable para develar el destino americano; como bien escribió Alberti: “Nadie menos que Bolívar puede ser tratado de utopista, por la razón de ser el hombre que más hechos positivos ha dejado en América”

 
[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11655 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a69867.htmlCUS