23-N ¿Por qué se ganó y por qué se perdió? Un análisis preliminar del Proceso Revolucionario

Permítasenos, al entrar en tema, tratar, primeramente, el por qué se perdió la Gobernación de Miranda y la Alcaldía Mayor de Caracas. Trataremos de exponer algunas ideas preliminares que podrán ser profundizadas, a posteriori, en subsiguientes y obligados análisis. Aunque la prensa internacional ha “declarado” el triunfo en los dos estados más poblados de la geografía nacional, esa misma prensa no desea profundizar en las realidades objetivas que los números y las lógicas realidades psico-antropológicas han logrado incidir en los votantes y las votaciones en ambos escenarios electorales en mención.

Diosdado Cabello, Gobernador de Miranda, asumió un reto al obtener por votación la responsabilidad de conducir los destinos de un estado que se había caracterizado por tener una dirigencia de derechas y “golpista” y habitado con unas clases sociales con manifestaciones anti-Chávez-racistas y con sus clases populares imbuidas en el consumismo más feroz inducido por la constante propaganda alienante que caracteriza al sistema capitalista en su carácter global.

Al asumir la conducción de las responsabilidades gubernamentales estadales, Cabello, se encontró con una burocracia, sicológica e ideológicamente, perfectamente consciente de su carácter anti-chavista y su adhesión al capitalismo transnacional que imperó, con profunda raigambre, durante los dos últimos periodos presidenciales de la 4ta República en un estado, Miranda, en perfecta sintonía con Miraflores y el significado ideológico de Miraflores. La pregunta obligada sería ¿tuvo Diosdado Cabello la oportunidad para desmontar esa burocracia ajena a los objetivos de la Revolución Bolivariana? Se dice que uno de los obstáculos que enfrentará Barack Obama será desmontar la burocracia republicana que en estos momentos de transición trata de consolidar su poder burocrático en Washington. La pregunta siguiente sería ¿cuál es la dinámica para lograr neutralizar esa burocracia capitalista tomando en cuenta que jamás se adherirá a los procesos revolucionarios propuestos por la Revolución Bolivariana?

El segundo análisis que se debería realizar es por qué no se alcanzó el triunfo en la Alcaldía Mayor considerando la calidad política objetiva del “Negro” Aristóbulo para ejercer esas importantes responsabilidades en función del proyecto revolucionario para la Gran Caracas. Se ganó Libertador pero no se lograron obtener los votos necesarios en el resto de la Gran Caracas: Chacao, Baruta, El Hatillo y Sucre. La experiencia durante los tiempos de espera para ejercer nuestro derecho a votar fueron las constantes expresiones de los votantes de decidir votar contra Chávez: “para sacar a Chávez”. Muy posiblemente esa actitud sico-sociológica se manifestó en el importante universo de votantes de los municipios Chacao, Baruta y El Hatillo. Las clases medias y altas, habitantes de los mencionados municipios, fueron aquellos sectores que marcharon durante las semanas previas y el propio día 11 de Abril del 2002 cuando se produjo el “golpe de estado” contra el Poder constitucionalmente alcanzado y representado en la persona de Hugo Rafael Chávez Frías. ¿Qué nos quiere decir esa importante y numerosa población que voto contra Chávez? Ello implica que no hemos logrado ni convencer a ese universo clasista de los parabienes de la Revolución Bolivariana y que su consciente colectivo sigue siendo racista, anti-Chávez y profundamente anti-revolucionario, es decir, que para esas clases sociales, medias y altas, el socialismo significa comunismo y Chávez significa Fidel Castro; así no nos agrade reconocer ciertas actitudes de los llamados “escuálidos”.

En el municipio Sucre el tema es mucho más grave por la composición social, amplia y variada, que puebla tan inmenso e importante municipio. El municipio Sucre no es el municipio Chacao, por tanto, la gobernabilidad de Sucre es profundamente más complicada que las facilidades de función que para el alcalde de Chacao representó su gobierno aburguesado. En el municipio Chacao, su alcalde es un burgués identificado, ideológica y sicológicamente, con su población; mientras que el alcalde de Sucre se veía, permanentemente, frente a la gobernabilidad de una sociedad con intereses contrapuestos y profundamente antagónicos. Junto a estas realidades, las dimensiones y los parabienes de los impuestos municipales en Chacao y Sucre eran, diametralmente, opuestos y en seria desventaja para el municipio Sucre.

Uno de los factores que, objetivamente, influyeron en las actitudes de los votantes, particularmente, en la Gran Caracas ha sido la “matriz de opinión” que ha venido desarrollando el tan mencionado canal de televisión “Globovisión”. Con la simpleza de la lógica formal, para decirlo en palabras más sencillas pero no menos profundas del “Negro” Juliac, Globovisión “habla con medias verdades”. Debemos reconocer que el aparato ideológico de la Revolución aun no ha terminado de engrasar su maquinaria. A título de ejemplo, el alcalde de Chacao, en un gesto de propaganda subliminal, mantuvo a los usuarios automovilistas, incluidos los denominados “autobuseros”, durante un periodo no menor de un (1) año sufriendo por la construcción de dos (2) cuadras de aceras entre el Centro Comercial Lido y la estatua de Martí en Chacaíto. ¿Qué comentó el canal de todos los venezolanos por tamaño abuso de poder durante ese año continuo? ¿Cuántas horas-hombres en pérdidas se le ocasionó a la economía caraqueña por tamaño abuso?

En ese mismo orden, es objetivo hablar de la “matriz de opinión” que en sectores de las clases C y D en el municipio Sucre tiene el consumismo que continua y diariamente se ofrece a través de los canales de televisión privados. No queremos proponer que se le deba eliminar ni restringir la propaganda que permite el funcionamiento de estas empresas sino que el aparato ideológico de la Revolución Bolivariana deberá diseñar métodos y medios para contrarrestar los efectos que el “mass media consumista” promueve para la alienación de las clases arriba mencionadas.

La Revolución Bolivariana alcanzó un muy importante triunfo electoral de 17 gobernaciones con discusión en otros dos estados. “Final de fotografía”. Quizás podríamos simplificarlo diciendo que el sector servicios de la economía capitalista aun con objetiva importancia en este proceso revolucionario, obtuvo un importante triunfo en Zulia, Miranda y algunos de los municipios de la Gran Caracas; mientras que los estados donde son fundamentales los sectores agrícolas, agro-industriales, minería, empresas que “echan humo” y estratégicos, fueron ganados, democráticamente, por el pueblo revolucionario y consciente. Es obligado destacar el trabajo del PSUV en su organización, disciplina, mística y trabajo revolucionario.

Objetivamente, la Revolución Bolivariana ha dado un paso adelante en el proceso revolucionario como también es importante reconocer que el PSUV ha pasado del “pre-escolar al bachillerato” en la cotidianidad política venezolana. Así mismo, es obligado destacar que la Revolución Bolivariana ha dado una lección de democracia participativa, civismo revolucionario, legalidad en el marco constitucional, respeto a los sectores que se oponen a los cambios profundos y revolucionarios e internacionalismo ideológico a los sectores de avanzada continentales y europeos.

La Revolución Bolivariana asumió un importante reto democrático en conocimiento que los “ojos del mundo” estaban pendientes de las actitudes propagadas por la propaganda de las derechas internacionales. Con la importante participación ciudadana de “tirios y troyanos” en estas elecciones regionales sean consolidado la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; la “Alta Magistratura” en la persona del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías; el carácter socialista de la Revolución Bolivariana y el respeto a la voluntad del pueblo venezolano.

Los resultados electorales nos llevan a conocer, comprender y asumir la dialéctica que la Revolución Bolivariana comenzará a desarrollar una vez asuman sus responsabilidades los gobernadores, alcaldes, representantes y concejales electos. El proyecto de país que se propone tiene un largo camino que desarrollar en función de los objetivos de Estado que significa, implícitamente, la Revolución Socialista Bolivariana.

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5924 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas