En el PSUV, el Comandante si tiene quien le escriba y no se duerma Usted, Sr Presidente

Perdóneme usted, Sr Presidente que le escriba estas líneas que quizás no tenga tiempo de leer. Por otra parte dos perdones seguidos se justifican al utilizar dos títulos y dos variantes de la obra literaria de dos escritores latinoamericanos; uno venezolano Caupolicán Ovalles y el otro colombiano Gabriel García Márquez “El Gabo”. Escribirle es muy difícil—y no trato de quitarle el poco sueño que disfruta -- porque no falta quien piense o se suponga que quien lo hace, simplemente está buscando una chamba, una vivienda, una jubilación, una prebenda o una “ayudadita”. Lo que está sucediendo en el partido en el cual usted es Presidente no tiene nada que ver con lo que usted tanto predica y orienta. Una excelente idea como es la de establecer un método democrático para escoger los precandidatos a Alcaldías y Gobernadores lo convierten en una mamarrachada, en una payasada o burla. Muchos de estos aniquiladores de sus buenas ideas han gobernado o han usufrutuado su voto. Usted lo dijo después de ganar la reelección: el pueblo vota por mí y otros se aprovechan de ello. ¿No se ha convertido su liderazgo en un portaviones para que oportunistas y aprovechados, disfrazados de revolucionarios se sirvan de su voto para gobernar en su nombre? He venido observando que el Aló’ Presidente tiene como objetivo convertirse en un programa orientador, donde usted difunde las líneas maestras de su política gubernamental e ideológica, de estímulo y defensa del país. – ¿Por donde andarán el Mapa estratégico, las siete líneas maestras, los cincos motores y las tres “R” – en su programa de televisión hace continuas críticas a sus más altos funcionarios para que realicen bien su trabajo y sus funciones (Como se deleita y se regocija el pueblo). Estos salen el día lunes corriendo a tratar de corregir y a enderezar entuertos. El día martes se quedan pensando en sus críticas; pero no hacen nada para corregirlas. El día miércoles de cada semana ya nadie se acuerda de sus palabras. Lo mismo pasa con sus propuestas en el PSUV.

Todo el mundo las comenta, las discursean, les parecen geniales, formadoras y educativas; pero no las obedecen y muchos menos la cumplen. Ahora viene la pregunta de rigor: ¿Cómo hacemos aquellos candidatos que no disponemos de recursos para poder inducir a los militantes a votar por quienes tienen todos los derechos y la igualdad de condiciones para solicitar el voto? Imagíneselo, una fotocopia contra una calcomanía multicolor pegada en una camioneta de lujo 4X4 con sendas cornetotas más alta que una persona, difundiendo propaganda a todo volumen llamando a votar por fulano o sutanejo. Cavile y compare una franela a cuatro colores con la cara del candidato y uno con la ropa de trabajo o una franela del PSUV desteñida de tanto lavarla. Se que no está de acuerdo con el reparto de bolsas de comida, pero lo hacen, o con las prebendas para conseguir el voto, o la utilización de funcionarios y carros oficiales para hacer campaña a favor del Jefe o Alto Funcionario, Cuñas en televisión y en las radios privadas, pero no se atreven a utilizar las radios comunitarias, despreciándolas y descalificándolas. Pendones full color y casas de comandos a todo trapo -- ¿De dónde sacaran tanto real, dios mío? Injerencia en otros municipios apoyando candidatos sin base y sin gente (Los candidatos medianticos está de moda y los pendejos a llorar al valle), los cuales aparecen cada 4 años para lanzarse a competir para todos los cargos representativos. Uno se siente desnudo o en camiseta. Desprotegido y abandonadito, repartiendo unas “mariposas” fotocopiadas en donde aparecen nuestras caras más borrosas que un vidrio empañado. Lo he dicho, es una pelea de burro contra tigre” (aunque a veces los tigres sean de papel). Ya se podrá imaginar quienes somos los burros. Pero no se preocupe, Presidente. Entendemos lo que dice “Lo viejo está por morir, y lo nuevo estar por nacer”.

Permítame mandarle un mensaje de mi propia cosecha que repartí en un volante fotocopiado: “La aspiración de luchar por la construcción de un nuevo humanismo, representado en el Socialismo del siglo XXI, basado en la defensa de nuestros auténticos valores, principios y dialéctica cotidiana, en la justicia social, en el poder popular; coloca nuestro destino en el destino del pueblo, el futuro en nuestras propias manos, en propulsar nuestra dignidad y fundirla en la dignidad de todos. Al final de Arco Iris revolucionario no se encuentra una botija de oro; sólo queda el compromiso de luchar, el talento creativo, el colectivo imaginario, la pasión por la vida y la capacidad de inventar. Tenemos ejemplos que seguir. Guaicaipuro, Bolívar, Simón Rodríguez, Zamora, y como decía Fidel: Ser como el “Che”, los valores y la ética revolucionaria están por encima de cualquier interés electoral y personal” .Bueno Presidente, no se preocupe, ni se moleste por estas palabras fundidas en este escrito. Algún día saldrá el sol para nosotros lo que nos creemos los verdaderos revolucionarios, así como ha salido para los excluidos y pobres de esta tierra que usted gobierna.

*Vocero, Delegado y Precandidato a la alcaldía de Palavecino. Estado Lara

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1720 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Antonio Fernández Lunardi*


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Elecciones Regionales en Venezuela

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Elecciones Regionales en Venezuela

Otros artículos sobre el tema Nacionalizaciones

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Nacionalizaciones

US Y /ideologia/a57973.htmlCUS