A los compañeros y compañeras del PSUV de Palo Negro Aragua

Compañeros/as, reciban un saludo solidario y un reconocimiento al invalorable trabajo que todos han venido desarrollando, especialmente a los compañeros/as delegados, a quienes tuve la oportunidad de conocer recién fundado el PSUV, y a los cuales, en nombre de nuestro Comandante Presidente, les brindamos nuestro apoyo, especialmente el moral.

Sin saber quiénes eran, de que corriente ideológica provenían, de que movimiento, cuál era el trabajo con las bases; sin preguntar a nadie, simplemente el conocerles fue la única referencia que me inspiró respeto y confianza. Desde entonces, por razones de: tiempo (dedicada a responsabilidades nacionales) pocas veces hemos tenido la oportunidad de reunirnos para debatir, discutir y reflexionar sobre aspectos estratégicos, como lo es la formación sociopolítica, la consciencia y ética revolucionaria; no obstante, sí hemos tenido la oportunidad de realizar acciones muy concretas. Recuerdo exactamente tres: repeler las guarimbas del Orticeño frente la base aérea Libertador, movilización a Caracas y referéndum por el SÍ de la Reforma Constitucional.

Estas acciones compartidas, aunque pocas, fueron muy importantes puesto que supe que no me había equivocado. A todos los vi enfrentar con valentía y coraje a los infames de la oposición Palonegrense. A todos/as, pese a la situación de necesidades materiales, muchos sin trabajo, sin recursos de ningún tipo, pese a todo, en Palo Negro y en el estado Aragua en general logramos el objetivo propuesto: la victoria local y estadal del SÍ a la reforma; lamentablemente esta victoria no pudimos alcanzarla a nivel nacional, sin embargo, compañeros/as, allí demostramos que sólo unidos, pese a los problemas, pese a las dificultades, si podemos alcanzar victorias.

Más tarde sobrevino otra actividad más a lo interno como lo fue la elección desde las bases de las autoridades nacionales del PSUV, aquí empecé a percibir que nos estábamos mirando raro, empecé a percibir las dos grandes tendencias: “la gente de Isea” y “la gente de Escarrá”, como comúnmente se le viene diciendo. Pero lo más grave que comencé a percibir fue el rompimiento de esa unidad y armonía que manteníamos en torno a un solo objetivo, como no puede ser otro que fortalecer el liderazgo de nuestro único e irremplazable Comandante Hugo Chávez Frías, para continuar mejorando el bienestar de nuestro pueblo.

Luego, para las elecciones de las autoridades regionales y locales, percibí que la situación se fue tornando más compleja y difícil, debido a las aspiraciones legítimas de algunos delegados y delegadas, así como de militantes del PSUV por pertenecer a la dirección regional; allí también se evidenció más fragmentación. Pese a todo eso, los resultados de esta última elección fueron muy satisfactorios puesto que cinco militantes del PSUV del Municipio Libertador quedaron en la dirección regional del estado Aragua: dos como principales y tres como suplentes.

Ahora bien, ¿Qué significado tiene para Palo Negro, que cinco compañeros de este municipio pertenezcan a la dirección regional del PSUV? Significa, como bien lo señala nuestro Comandante: “mucho y no es poca cosa”, esto si se tiene en cuenta que ustedes están llamados a ser el primer ejemplo de conciencia revolucionaria, de ética, de unidad, de respeto, de humildad y solidaridad que acompañe a nuestro pueblo; pero lo más importante compañeros: ustedes deben ser los primeros en desprenderse del interés individual ante el interés de un pueblo y dejar de escalar posicionamientos personales a costa de desprestigiar y descalificarse los unos a los otros; por el contrario, todos/as nos beneficiaremos de las buenas cualidades que percibamos y generosamente ensalcemos de nuestros vecinos/as y compañeros/as de clase y luchas.

Sean ustedes los primeros en dar ese gallardo paso al frente para contrarrestar cualquier intento de que nuestras diferencias sean utilizadas por el enemigo. Las actitudes mezquinas, compañeros/as, se las debemos dejar a los militantes de los más infames partidos de la derecha, quienes nos manipularon durante tanto tiempo y pretenden seguir manipulando a nuestro pueblo; ese tipo de actitud se la debemos dejar a quienes, por usufructuar un cargo en las alcaldías o gobernaciones, son capaces de pegarle a su propia madre, son capaces de mentir, manipular, victimizarse y prefieren vivir de rodillas ante los intereses de los capos de sus infames partidos, que vivir de pie defendiendo los nobles intereses de nuestras comunidades.

Compañeros/as la construcción de un partido revolucionario no es una tarea sencilla, menos una proclama. Es el resultado de un arduo proceso de discusiones, luchas, contraste de ideas, reflexiones y retroalimentaciones que sus militantes disciplinados acogen con el mayor beneplácito y humildad revolucionaria. Es el espacio en el que dos concepciones complementarias y entrelazadas orientan la praxis revolucionaria del día a día, a saber: la táctica y la estrategia. Es el crisol en el que se funden los preceptos de la igualdad plena y la justicia; es el espacio de organización y articulación donde los revolucionarios y revolucionarias, con suficiente cohesión orgánica, se supeditan ante la voluntad popular y dirimen sus más enconadas diferencias gracias a la vertiginosa fuerza de la dialéctica revolucionaria con plena conciencia de clase y clara visión de la trascendencia de las luchas en curso. Si por mezquindades personalistas de poca monta permitiésemos la posibilidad negada de que esta revolución se nos pierda… ¡Ay! Compañeros y compañeras…, entonces sabríamos lo que es lamentarse por los bienes derramados…, por la promesa de felicidad frustrada. (Pero, creo en mi gente y sé que no lo permitiremos).

Esta semana, otra vez participaremos en un nuevo proceso de selección dentro del PSUV; esteremos ante un acto y una oportunidad histórica donde las bases elijaran sus candidatos y candidatas a gobernadores/as y alcaldes/as; esta es una hermosa oportunidad donde debemos demostrar la disciplina revolucionaria, además con humildad reconocernos y valorarnos uno a otros; y que sean las bases del PSUV sin manipulaciones de ningún tipo, sin coerción, obligación, compulsión, exigencia, amenaza, chantaje, intimación, presión, imposición o violencia, las que decidan.

Las pintas que aparecieron en distintas paredes de Palo Negro, descalificando a una compañera miembro suplente de la dirección regional del PSUV, aspirante a participar en la elección popular de alcaldes y alcaldesas, acompañadas de las siglas del partido, no puede ser un acto de ningún militante del PSUV, puesto que de ser así, estaríamos incumpliendo con las orientaciones de nuestro Presidente, quien señala que nuestros militantes están orientados por grandes sentimientos de amor, respeto y solidaridad; jamás de odio, intriga, mezquindad ni traición.

Por tal motivo compañeros y compañeras, con mucha humildad les pido, que pese a las diferencias, preferencias y gustos, mantengamos la unidad del PSUV de Palo Negro. Ya hemos demostrado que unidos somos indestructibles y sólo unidos garantizaremos la victoria; dejemos que el sabio pueblo, junto a nuestro Comandante, nos orienten. Todos los candidatos y candidatas del PSUV merecen respeto; todos, absolutamente todos, representan una referencia de confianza y esperanza de quienes les conocen; cada uno representa la garantía de que jamás ningún partido de derecha volverá a poner sus manos en la alcaldía de Palo Negro para usufructuar el poder popular, jamás volverán a engañar al pueblo.

Entonces compañeros y compañeras llamemos a la reflexión, a la discusión y al debate a todos los militantes del PSUV de Palo Negro para contrarrestar cualquier fuerza de odio y emprendamos un proceso a la altura que merece nuestro pueblo. Tenemos una deuda muy grande con Palo Negro y es sacar a los corruptos y traidores que se han hecho ricos a nombre de las necesidades del pueblo, pero también tenemos un compromiso moral con nuestro Comandante Presidente y es ayudarle a teñir todo el territorio nacional del rojo de la esperanza, de la dignidad y de la victoria, de manera pacifica y en paz, para continuar profundizando los cambios que el país necesita y el pueblo demanda.

Agradezco la atención prestada y seguro cuenten con mi solidaridad y trabajo para avanzar hacia la construcción de la unidad y de una patria socialista.

Patria Socialismo o Muerte

VENCEREMOS

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2757 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas