(Falsa ley de Ofertademanda)

Autonomía de la Economía

Las leyes de la Naturaleza no se inventan, sólo se descubren. Si bien técnicamente son adaptables a la conveniencia del grupo de mayor poder social, su inviolabilidad sigue presente. Tal inviolabilidad da autonomía a todas las ciencias. Pretender hacer la Economía es como pretender hacer la Física o la Biología. No confundamos nunca Ciencia con Tecnología o ciencia aplicada. De aquí que el intervencionismo estatal limite su efectividad a la conservación del statu quo siempre a favor de la clase dominante. Sencillamente es su brazo contralor.

Desde la instauración de la primera sociedad humana, las leyes de la *Economía General* estuvieron presentes. Precedieron las leyes de la Economía Mercantil cuya evolución desembocó en la E. Capitalista.

Ocurrió que las necesidades fisiológicas y la natural propensión laboral del hombre (autónomamente libre) dieron cuenta de las correspondientes demanda y oferta aclasistas de entonces, para una Economía simplemente Premercantil.

Digamos que tales fueron los prolegómenos de la Economía que terminó originando todo el aparataje practicoteórico de la connotada y vigente Economía Capitalista.

Cuando a mediados del siglo XVIII Karl Marx entra en escena, descubre toda la metamorfosis y torceduras sufridas por las primitivas leyes naturales de Producción y Satisfacción de los bienes vitales para la sociedad.

Marx descubre, teoriza y divulga para el mundo ya aburguesado que la Economía Clásica, aplicada como auxiliar teórico y metodológico para que los gobiernos, empresarios y trabajadores alcancen plena satisfacción de sus necesidades, no pasaba de ser un compendio literario sin rigor científico, sólo beneficioso para algunos empresarios y perjudicial para las mayorías asalariadas.

Ese divorcio entre ciencia y tecnología económicas ha sido y es causa primaria de la ocurrencia de periódicas crisis económicas y políticas. Imposibilita el logro de una paz social duradera y el de un crecimiento equilibrado e igualitario.

La Economía Clásica es llamada por Marx "Economía Vulgar", por ser unilateralmente empírica, armada con una falsa teoría despegada de la realidad social, con aciertos y desaciertos dentro de una situación permanentemente azarosa.

Marx profetiza una Economía Clásica que jamás pasaría de ser un tratado de suposiciones y arbitrariedades cargadas con una subjetividad. Esto la convertía en una ciencia contra natura, incapaz de dar respuesta positiva a la problemática macroeconómica o global. Una problemática que es natural y autónomamente regida por la inviolable legalidad de la Economía General. Aquella sólo ha sido una pseudociencia microeconomicista y erráticamente ensayista. De allí que anualmente aparezcan nuevos y premiadas fórmulas supuestamente salvadoras o ensayistas al servicio incondicional de la estatus quo que ya mencionamos. Es la fuente de los Nobeles de Economía.

Con esos descubrimientos marxianos empieza a vislumbrarse que la famosa Ley de la Ofertademanda formulada por la Economía Capitalista sigue siendo el improvisado motor que guioniza los tratados económicos constitutivos de la Ciencia Económica burguesa */. Como tal, no puede dar cuenta de la producción general de bienes ni de su demanda plena. Es que sencillamente y de partida, producir es ofrecer la cobertura de la demanda, y esta es la que científica e implícitamente motoriza la actividad obreroproductiva. Contrariamente, como una auténtica perogrullada, .en la literatura económica clasicaburguesa se afirma que “toda oferta crea su propia demanda”.

Por tales razones la Ley de la Oferta y la Demanda propia de la Economía Mercantil Capitalista tiene una vida indefectiblemente transitoria o histórica. Los aumentos de la demanda provocan aumentos de precios sólo cuando hay desempleo convencional y patronalmente inducido. Tampoco resulta natural una producción (oferta) deficiente, elevadora de precios. La suboferta y su correspondiente suba de precios se dan sólo cuando los trabajadores carecen de control autónomo sobre el proceso productivo debido a que la Economía deja de ser autónoma cuando la sociedad se hace clasista.

De resultas, sólo tiene Autonomía la Economía descubierta por Marx debajo del ropaje de la Economía Clásica y barroca

*/La burguesía fue el segmento social pionero de la economía capitalista luego del extraordinario desarrollo comercial de la E. Mercantil en la cual el dinero fue simple medio de intercambio, y no de enriquecimiento.Por extensión, modernamente suele llamarse burgués a la alta clase capitalista y a la misma y acuñada *clase media* que para distinguirse del asalariado medio y paupérrimo hace suyo esa impropiedad.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6110 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a53691.htmlCUS