La Liberación Vs. la Dominación

Leyendo y oyendo diferentes informaciones sobre el análisis de la situación socio-política en nuestro país, en los cuales y en la mayoría de ellos el asunto se restringe a la confrontación entre dos paradigmas sociales-políticos-económicos como lo son: el socialismo frente al capitalismo, me surge la duda si más bien lo que estamos confrontando actualmente son los paradigmas históricos de la liberación contra dominación en nuestro país, lo cual por supuesto significa la ruptura de estructuras sociales, económicas, políticas y sobre todo ideológicas que durante más de 500 años han practicado y han internalizado en nuestro consciente e inconsciente la dominación a través de aquello que Althuser denominó los Aparatos Ideológicos del Estado, y es así como en nuestra estructura de pensamiento aceptamos y reconocemos la dominación como algo natural y legítimo en la mayoría de los casos en la que se presenta, en varias oportunidades le he escuchado decir al Presidente Chávez reflexiones sobre éste tema en las cuales el de manera altamente pedagógica ilustra esta realidad, y es por ello parte de su planteamiento del cambio necesario del currículo educativo, ya que el mismo mediante algunos contenidos históricos introyectaba en el niño y adolescente elementos ideológicos que legitimaban y propiciaban el ejercicio de la dominación del hombre sobre él hombre, es decir la educación como Aparato Ideológico de un Estado para el cual la dominación era un elemento central del ejercicio del poder, lo cual tiene su máxima expresión en la terrible figura del Terrorismo de Estado, que es el ejercicio mediante el cual el Estado a través de la administración legítima de la violencia utiliza a los organismos militares y policiales para reprimir todas aquellas corrientes y manifestaciones de pensamiento que planteen la liberación de los pueblos como alternativa válida de vida, aún cuando en sus Constituciones o cuerpos legales vigentes se garantice el derecho a la vida, hacen caso omiso de todo el cuerpo legal interno y externo del cual el caso de Venezuela es altamente significativo ya que es signataria de todos los acuerdos que garantizan y privilegian la vida del ser humano por encima de cualquier otra situación tales como: la Convención de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas entre otros, sin embargo durante 40 o más años de los gobiernos de Acción Democrática y COPEI ésta práctica del Terrorismo de Estado se constituyó en un elemento central de su ejercicio de gobierno, uno de los casos más emblemático de ésta aberrante práctica cotidiana de esos gobiernos, fue el secuestro, tortura y asesinato de Alberto Lovera, así como el de muchos otros camaradas que quedaron sembrados en el lento y largo camino de la construcción de un mundo mejor de justicia, igualdad y amor para todos los seres humanos.

En cuanto a lo anterior es importante contrastar el ejercicio de Gobierno y de poder del Presidente Chávez, el cual tiene entre sus múltiples elementos de sustentación la negociación, el consenso y legitimación por vía democrática como prácticas cotidianas del ejercicio del poder, es risible ver y escuchar a algunos de los seudo líderes de la oposición como acusan de ilegítimo y represor al actual Gobierno, el cual en nueve años de ejercicio no ha requerido en ningún momento del elemento represivo para dominar a la oposición, y esto tiene su explicación en el planteamiento que asomamos al principio de éste escrito en cuanto a que éste Gobierno es el Gobierno de la Liberación del pueblo y es por ello que se presentan y presentarán una serie de conflictos en lo social, en lo político pero sobre todo es mi apreciación que donde el debate es más fuerte y en consecuencia requiere de mayor rigurosidad, es en el plano de lo ideológico, es decir el plano de la ideas, es importante entender que éste es un proceso histórico social y como tal el tiempo en el que se desarrolla y desarrollará probablemente trascienda la vida de muchos actores políticos de actualidad. Es mi consideración que lo importante es que se logre la estructuración en la historia a través de los aparatos ideológicos del Estado para el cambio cultural que una nueva sociedad requiere, quizás tomando como ejemplo el de la religión cristiana que ya tiene más de dos mil años de existencia.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 7425 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US N ab = '0'' /ideologia/a43182.htmlCUS