La rebelión de los cachicamos

Conozcamos "El Cumbe"

Son muchas las particularidades de nuestra historia que no conocemos porque las clases de poder dominantes nos las han ocultado; hechos políticos que en la medida en que el proceso revolucionario avanza van apareciendo y adquiriendo su verdadero valor y connotación histórica.

Durante la invasión europea a nuestros pueblos, sucedieron hechos de resistencia muy poco conocidos por nosotros, tal es el caso de la conformación de los Cumbé, donde los esclavos negros junto a la población originaria se alzaron contra la opresión colonial y conformaron territorios libres, la oralidad y algunos textos dan cuenta de la resistencia de “Andresote”, José Leonardo Chirinos y otros mas, lo cierto del caso es que aunque los escritores de la época y los factores de poder trataron de restarle importancia a estos hechos políticos, sabemos que estos fueron junto con los Comuneros los verdaderos precursores de la independencia de nuestros pueblos.

La conformación política de los Cumbé era muy sencilla y empírica, tenía como principal objetivo dar resguardo y cobijo a quienes huían de los opresores, de la esclavitud, pero en la medida en que estos fueron creciendo, surgieron nuevas necesidades y una de ellas fue la terrible persecución para someterlos por lo que era necesario organizarse para defender su incipiente libertad; por lo demás debemos tratar de profundizar en estos hechos que están bien ligados a nuestra idiosincrasia, a nuestra historia, solo así podremos entender que es lo que queremos y hacia dónde vamos.

Traje a colación el tema porque me preocupa lo que está sucediendo con la conformación de lo que hasta ahora se ha denominado PSUV, sabemos de la gran aceptación del presidente por parte del pueblo, de las multitudes que lo aclaman y creen en él porque ha dado suficientes pruebas de ser un hombre sabio, astuto, honesto y sobre todo que ama profundamente a su pueblo, pero que sabe además que existe la gran necesidad de organizarlo, de construir un poderoso”algo” , un ente político que sea capaz de defender y sustentar en el tiempo los logros hasta ahora alcanzados.

Los esfuerzos que se han venido haciendo al respecto están básicamente orientados hacia la creación de un ente político poderoso pero con una gran disyuntiva: que no se le parezca a ninguno, que no sea copia de nada, que sea original, auténtico y adecuado a nuestra idiosincrasia, es ahí dónde comienza la diatriba; por el nombre. El presidente fue muy claro el 15D, dijo: “...en estos momentos se me ocurre que pudiera llamarse Partido Socialista Unido de Venezuela, es una propuesta, pero es el pueblo quien en definitiva y de manera organizada debe decidir...”. Desde ese día el pueblo y los organizadores han asumido el nombre como algo definitivo, sin embargo son muchos los mensajes del comandante en torno a ello, repite sin descanso que es tan solo un nombre sugerido, y últimamente la agarró con la palabra “partido”. “...el que tenga ojos que vea, y el que tenga oídos que oiga...”.

Hemos dicho que la contradicción suscitada en la conformación del ente si debería ser un partido de masas o un partido de cuadros fue resuelta con nuestra propuesta, solo que muy poca gente “le para” este es el común denominador a todos los niveles, hemos dicho que la “masa no está pa¨bollos”, que a pesar de todos los esfuerzos del proceso aún navegamos en un mar capitalista, que la cultura de un pueblo cambia de acuerdo a como avance su educación, es por esto que vemos a las mayorías apoyar a su líder y se inscriben pero a la hora de la verdad no les interesa la política, la multitud acude donde sabe que le van a solucionar sus problemas mas inmediatos.

El presidente en un reciente Aló mencionó la última proclama del Libertador, dejando entrever su posición con respecto al nombre “partido” palabra con profunda connotación divisionista y contradictoria con el ideal bolivariano, el mensaje fue claro: debemos llevar una propuesta de nombre que se deslinde del pasado neoliberal capitalista, pero que a la vez sea autóctono y que represente nuestros valores históricos de la lucha de clases, que enaltezca los valores del socialismo y que sea profundamente revolucionario; asumimos que la palabra “Unido” se encuentra implícita en el pensamiento Bolivariano, así que proponemos para el debate que ese ente poderoso y popular se llame: “CUMBE SOCIALISTA BOLIVARIANO DE VENEZUELA”. [email protected]

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 7379 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas