PSUV mata lista Tascón

Mirna es la gorda que alquila teléfonos frente a la casa de mi suegra, la última vez que la escuche hablar de política fue en los días previos al golpe de estado, y como vieja simpatizante de la cuarta república y en especial de Copey, hablaba muy mal de Chávez. Mirna fue secretaria de la prefectura Chiquinquirá, pero el último gobernador de la cuarta, la botó porque se estaba poniendo vieja y se le acercaba la jubilación. Este domingo, tempranito en la mañana, fui a su negocio y me dijo: ¡hay mijito!, hoy no alquilo, hoy me inscribo, me voy con Chávez, y Manuel que se meta su “Nuevo Tiempo” por donde te conté.

Ya tuve la primera discusión “ideológica” en el PSUV, con Ana mi esposa, porque también este domingo al salir el sol, salio y no pá misa, como un cohete y apenas le escuché: ¡te dejo los chamos, tengo que recoger las viejas del barrio, porque me matan si no las llevo a inscribirse temprano!

Esta mañana cuando escribía esta notas, me llamó por teléfono Obdulia, compañera de pupitre en el ultimo postgrado que realicé, y media perdida como siempre, me inundó con preguntas: ¿Douglas, ya se terminaron las inscripciones?, ¿y si se acabaron que hago?, yo estaba en la sierra con los Japreira, tu sabes que aquí en PDVSA no paran. Pana resuélveme eso, busca que me inscriban, tu debes conocer alguien de la comisión.

Bueno de la comisión los conozco a todos, desde Arias en adelante, pero cuando tuve en la primera reunión de los propulsores y escuché a Lina Ron, anunciar que la meta aquí en el Zulia eran 400.000 inscritos, y que en el País se habían propuesto cuatro millones; les confieso que tuve dudas de esas cifras; sobre todo, porque mis andanzas por el MAS y PODEMOS me reafirmaban mis viejas seguridades, de que no es cualquier mandarina la que vas a pelar cuando de inscribir militantes se trata; imagínense que aquí en el Zulia, la ultima data de militantes en el extinto MVR apenas sobrepasaba las setenta mil almas.

De tal forma que aquella lista, que por cierto no la hizo Tascon, sino la impoluta de Corina Machado, con todo y sus cuatro millones entró en barrena, no ahora con lo del PSUV, sino desde el momento en que se escucharon los primeros tiros por los alrededores de puente Llaguno; por eso la gorda Mirna que de seguro firmó contra Chávez, ahora es la camarada Mirna, y la colega Obdulia, a quien siempre yo la había tenido en salmuera, al igual que a muchos de los que trabajan en la petrolera, hoy anda desesperada porque le digan que también es roja rojita.

Por aquí si van los tiros y que nadie se asombre, allá en el frente hay estampida y el que no lo crea que venga a pasarle revista a los ochocientos cincuenta mil zulianos, que al igual que el resto de los venezolanos, están matando la lista Tascon, y estampando sus firmas para militar en el partido mas arrecho de la bolita del mundo.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 38755 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Douglas zabala


Visite el perfil de Douglas zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a35078.htmlCUS