Las preocupaciones de quienes pasamos a ser estorbos

Decía Fidel Castro (1966) "Y hasta, incluso, se puede ser revolucionario no estorbando” este pensamiento ha sido interiorizado por muchos formadores de cuadros revolucionarios. Pero hay que pensar un poco en lo que a veces interiorizamos en las mentes de nuestro futuro, en las mentes de quienes heredaran la patria. Si bien, es cierto que en revolución hay que pensar muy bien lo que se expresa sobre todo en los medios masivos de comunicación, porque todo lo que se diga puede servir de instrumento para el ataque a las estructuras revolucionarias. Pero esto no puede convertirse en una camisa de fuerza que solape aquello que este mal hecho. Y mas peligroso es interiorizar, que el día que comenzamos a disentir de las conductas corruptas de los dirigentes, lleguemos a la conclusión que somos estorbos y que por tanto debemos retirarnos callados, porque no estorbando también se hace revolución, llegando a considerarse uno mismo estorbo.
Pienso que las masas, es decir los pueblos han sido históricamente guiados por sus necesidades por diversidad de lideres de corrientes de izquierda o de derecha, socialistas o imperialistas. Todos aplicando sus formas de adoctrinamiento, ya sea desde los templos religiosos, palacios o casas presidenciales.

En el transcurrir de los tiempos han existido grandes lideres inspiradores de principios universales, como la libertad, la igualdad y la fraternidad. En la dialéctica de la historia los lideres universales han construido una hegemonía ideológica, tanto del lado imperial, como del lado socialista, por su puesto la hegemonía capitalista e imperialista, por el mismo hecho de poseer grandes recursos económicos trata siempre de sepultar a la hegemonía socialista, demonizando sus principios e ideales. Los grandes capitales se colocan en función de demostrar lo que no es socialismo, dan una visión errada, lo presentan como una corriente donde la pobreza, el maltrato y el silencio son sus mejores virtudes, claro, muchos de los lideres que han levantado las banderas del socialismo, caen en la justificación de las premisas antes mencionadas.

El socialismo ha caminado conjuntamente con el capitalismo desde que el mundo es mundo, tal vez no tan definido como lo hicieron los socialistas utópicos, (Robert Owen, Saint-Simon,Charles Fourier,Louis Blanc y Pierre-Joseph entre otros), y posteriormente los Socialistas Científicos (Karl Marx y Fredricch Engels), movimientos desarrollados en la segunda mitad del siglo XIX. Mucho antes, el socialismo luchaba por sobrevivir e imponerse ante el imperialismo, luchas de clase perennes en la historia descritas desde el viejo continente, dan testimonio. Podemos rememorar que antes de la generación, Utopica-Científica, se encuentran personajes como Sòcrates, Platòn y Aristòteles entre los años (300 y 450 a.c.), después nos encontramos con Jesús Cristo, socialismo invisibilizado por grandes intereses imperiales, diríamos que es asesinado antes de nacer, luego impuesto como doctrina al mundo de manera interesada, "lo ancho para la iglesia y lo angosto para los pobres". Es decir, el pobre es quien hace los sacrificios, y los Papas y Reyes viven de estos. En ese transcurrir histórico conseguimos a Descartes, Spinoza Kant y Rosseau personajes que inspiradores de una de los grandes momentos de los ideales socialistas, concretan las ideas de la Revolución Francesa (1789). Este movimiento marca todos los continentes incluyendo el continente americano y sobretodo los movimientos socialistas independentistas del Sur.

Personajes como Georg Wilhelm Friedrich Hegel, Friedrich Engels y Karl Marx, por los 1800, siglo XIX, momentos donde el socialismo se define se recrea y se establece en el mundo como una corriente filosófica, científica, económica y política viable, contrapuesta al capitalismo e imperialismo.

Todo esta explicación para ilustrar la experiencia que le lleva el capitalismo al socialismo, los momentos en que los socialista han llegado a concretar el poder, tienen que construirlo con los pueblos, con las mis masas que el capitalismo ha adoctrinado durante siglos. En esta historia también, conseguimos que muchos de los que llegan al poder terminan pareciéndose demasiado a los capitalistas, comienzan a querer controlar a las masas con un adoctrinamiento que no se parece en nada a lo descrito por los grandes inspiradores del socialismo. Comienzan a encuadrar, y qué por conciencia a los seguidores. Comienzan a olvidarse de los principios que prometieron a los pueblos, y la forma de controlar a las masas, es hacerlos por conciencia culpables de los errores que ellos cometen.

Durante los 14 años que duro el Comandante de esta Revolución Bolivariana, "la revolución bonita como el mismo la definió" se forjaron las mas amplias libertades de expresión nunca vistas en esta Venezuela heroica. Creo que no hubo nadie que sintiera miedo de expresar al presidente sus preocupaciones. Sin embargo se fueron creando desde las corrientes formadoras, el encuadre de que no se puede decir lo que esta mal hecho del gobierno, porque si lo haces te tildan de que no eres revolucionario, porque por conciencia para ser revolucionario hay que ver y callar, y sino te conviertes en estorbo, entonces por adoctrinamiento debemos asimilar que somos estorbos, como se afirma en la frase que da origen a esta reflexión.

Personalmente formada en la UCV, en Educación, tuve la oportunidad de enamorarme del socialismo, recibí de parte de profesores creyentes del socialismo las mejores lecciones. Después, apareció Chavez, que al principio no planteaba el socialismo como forma de gobierno, pero, que desde sus planteamientos sociales podríamos afirmar que su pensamiento se guiaba hacia la construcción de un régimen que priorizara al ser humano como primer fin. Pienso que ser socialista, no es aprenderse teorías que terminan dogmatizando a los individuos, tampoco ser socialista es repetir pensamientos sin detenerse analizar lo que se interioriza en lo mente, tampoco ser socialista es endiosar a ciertos personajes sin detenerse a pensar, cuales al final son sus intereses verdaderos. No hay que olvidar nunca, que el capitalismo lleva miles de años adoctrinando y utilizando muy bien sus mecanismos de dominación. En la mayoría de los casos estos mecanismos pasan desapercibidos por la conciencia humana. Y por consecuencias muchos lideres mundiales están expuestos como todos a estos mecanismos.

En esta revolución bonita de Chàvez, aprendí que para ser socialista debo ser patriota, debo ser sincera con mis ideales, responsable con mi función social, no podría compartir hechos que no respondan a los ideales patrióticos, y los plasmados por el líder; aprendí a no callar lo que no debe hacerse en revolución; por último, aprendí que en la revolución bolivariana todos somos necesarios. No se si, en otra revolución la gente por conciencia asimila ser un estorbo. Lo que si, tengo claro y pleno como la luna llena es que en ésta, revolución "la bolivariana Chavista" nadie estorba.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2251 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /ideologia/a225135.htmlC0NON-VE