La pasividad de Nicolás Maduro que daña su gestión sobre el ungido por el Cmdte Chávez

Desde que Nicolás fue designado por el cmdte. Chávez como el encargado de dar continuidad a las riendas de una gestión revolucionaría con más aciertos que desaciertos muchos ya habíamos pensando en él como el candidato sucesor por las diferentes cualidades que a él le caracterizaban y aún lo hacen. En lo personal tuve mis dudas respecto a si él tendría el suficiente carácter para sobrellevar la enorme carga que el cmdte. Tenía, más por la voluntad gigante que el demostró por más de una década, es que mis dudas estaban apoyadas por el hecho de saber que Nicolás Maduro tuvo una excelente gestión como canciller de la república y diplomático de altura, lo que derivaba en un revolucionario que tuvo que manejarse de manera muy pasiva pero firme ante el enorme reto de mantener a Venezuela en comunicación correcta con todas las situaciones y problemáticas internacionales que se generaban.

SOBRE LA PERCEPCIÓN DEL COMIENZO DE NICOLÁS COMO PDTE.

Ante lo expuesto anteriormente partimos del hecho que en las primeras de cambio (Primer año) de Nicolás como candidato presidencial y luego como pdte.  Observamos detenidamente sus reuniones con diferentes grupos y colectivos que convergen dentro de la revolución desde hace años y que además estuvieron y están firmes con el proyecto que Chávez nos legó. En estas reuniones, congresos, debates, vimos a un Nicolás cargado de un carácter solo comparable con el que mostraba el cmdte. Chávez cuando veía la ineficiencia desde nuestro lado liderada por algún ministro, gobernador, alcalde u otros. Habían claros signos de que Nicolás era sin duda el adecuado para afrontar todos los problemas, intrigas, saboteos internos y externos, nacionales y transnacionales, más aún cuando prometía que en su gestión vendría una supervisión cara a cara con cada proyecto (gobierno de eficiencia en la calle), que habría el cumplimiento progresivo de aquel Golpe de Timón que el cmdte. Ordenó y además él le puso más sabor y animo a su promesa diciendo que vendría un gobierno con Mano de Hierro. Con lo anterior expuesto no digo que Nicolás no haya sido el adecuado para llevar la carga tan pesada y legado tan amplio que dejo el cmdte. Chávez, pero sin duda falta más y esa tolerancia o carácter pasivo (diplomático) que a él le caracteriza ha llevado a no lograr reventar los factores que inciden en el aumento progresivo del daño económico y a la vez social que sufrimos los de a pie así como los más pudientes del estrato medio.

SOBRE LA TOLERANCIA DE NICOLÁS

Nicolás evita al máximo disciplinar en cadena nacional a aquellos funcionarios que no han sido eficientes o han dejado un gestión bajo sospecha, corríjanme si no es así pero creo que Nicolás no ha disciplinado, increpado o porque no “regañado” la primera vez a alguno de sus ministros, viceministros y/o gobernadores de turno. Esta cualidad faltante en él rompe toda aquella promesa de llevar Mano de Hierro y Golpe de Timón, aunque esta última acción siento que la aplicó muy diplomáticamente y con sutiliza con 2 EX-ministros que estuvieron por años en puntos estratégicos y claves dentro de la revolución, quizás me equivocó, pero prefiero pensar que al menos en estos 2 casos tuvo el valor de moverlos.

COMPARAR A CHÁVEZ Y NICOLÁS SI APLICA

Muchos dirán que Chávez tenía una forma de mostrar liderazgo y él tiene otra, que por el hecho de que Nicolás no use las cámaras para regañar, disciplinar o increpar a un ministro u otro funcionario  él no lo hace en su debido momento, esto es debatible, pero el detalle está en que lo bueno se copia y si esa aptitud le dio por años más realce al liderazgo del cmdte. Chávez, entonces ¿porque él no lo copiaría? O es que ¿acaso es mentira aquello de que Nicolás ha copiado algunas formas comunicativas y expresivas del cmdte. Chávez?, además, no está para nada mal que un revolucionario intente copiar al calco todo lo que su mentor político, amigo y padre pueda legarle como fructífero para tener un liderazgo representativo y robusto donde solo con hablar se respete y se cumpla lo que pide o exige. No puedo decir que todo lo que él cmdte. Chávez exigía se cumplía, pero sabemos que su voz y mando para la mayoría del gabinete y derivados era palabra santa y al menos harían el intento sin guabinear tanto y aquel que no cumplía era cambiado estrepitosamente y muchas veces él dejaba entre dicho al pueblo porque lo cambiaba, daba a entender que no fue eficiente en su misión y por eso lo enviaba a descanso o rotaba de gerencia.

En muchos casos de sospechosos de corrupción el cmdte. Antes de haberse probado las malas prácticas de aquel funcionario en investigación, el los exponía al pueblo en alguna cadena, llamándolos por nombre y apellido, invitándolos a la reflexión y corrección de sus actos porque ya tenía información que se estaba investigando, casos como aquellos 2 srs. De Carabobo y otros muchos casos a lo que él no calló muy a pesar de tener lazos de camaradería por décadas y peor aún desde el 4F.

SOBRE EL AMIGUISMO

Nicolás crítica el amiguismo que tanto daño ha hecho a la revolución y a su gestión en particular, el exige que se rompan esos vicios pero a su vez evita exponer a funcionarios que su debido momento la ineficiencia llevó a parar fábricas y empresas socialistas. Tal es el caso reciente de uno de los legados más sensibles a mí pensar que dejó el cmdte. Chávez y no es más que la Fábrica de Pañales Guayuco (Tengo 2 artículos acá en aporrea sobre esta fábrica), aquella que forma parte del proyecto emprendido en el Complejo Ana María Campos, ubicado en el Edo. Zulia, lugar donde recientemente estuvo de visita Nicolás haciendo honor a ese Gobierno de Calle que bastante empuje tuvo en su primer año de gestión pero que fue decayendo en el segundo año.

El particular de esta fábrica es que estaría parada desde finales del 2.012, justo cuando cmdte. Chávez venía afrontando una enfermedad que le exigía mayor cuidado (que poco tuvo) y esto a su vez daba con el hecho de delegar más y no supervisar como él lo solía hacer 24/7 sin descanso alguno.

QUE OPINA EL DE A PIE

Siendo un ciudadano común, un revolucionario de base, con 4 dedos de frente me cuesta justificar que en plena coñaza a la economía que ha tocado rubros sensibles para las madres y niños de la patria Nicolás no se pudo enterar del caso particular de esta fábrica y, de haberse enterado (no creo), porque no invertir en ella en vez de estar importando marcas colombianas.

SOBRE LA PASIVIDAD Y TOLERANCIA DE NICOLÁS

Dando continuidad al punto anterior y particular de la Fábrica de Pañales Guayuco no entiendo como la visita de Nicolás en el Zulia y dentro de todas las directrices expuestas por él, no hubo de su parte el más mínimo comentario o regaño a esos funcionarios, gerentes de la fábrica o ministros de industrias que ignoraron por completo al reimpulso de una empresa de propiedad social que debía producir al menos el 1% de los pañales necesarios para abastecer el mercado, no dio un nombre o no exigió antes que le contaran la historia de esta, especialmente valiéndose de la policía anticorrupción que debía tener los nombres de esos Gorgojos que dejaron perder varios proyectos de este tipo.

Quiero creer que el carácter de Nicolás no le permite exponer así a algunos funcionarios y “camaradas” que fallaron en sus funciones, pero el problema no es lo que un simple votante como yo pueda pensar o suponer, el problema para la gestión de Nicolás, es decir, para la revolución y el proyecto de Chávez, es que la mayoría del pueblo de base, del asalariado, el que sufre esta guerra contra ellos piensa que es un alcahueta y que le falta apretar el carácter, que si el calla a las pésimas gestiones de algunos ministros o exministros es porque le da igual y le gusta dar segundas, terceras y las oportunidades que sean mientras sea camarada. La opiniones en las colas de alimentos, cajeros, lugares de trabajo o cualquier espacio donde el pueblo asalariado y otros convergen son en su mayoría de claro descontento con la falta de carácter del presidente y esto debería ser tomado en cuenta por él en lo personal y aplicar así mismo como todo revolucionario aquello de las 3 R al cuadrado.

¿QUE PASARÁ?

Si Nicolás sigue ignorando y dejando pasar la ineficiencia o razones que llevaron a un ministro o cualquier funcionario a no cumplir si quiera a media su misión la anarquía nos terminará de devorar, eso de mover a un exministro y felicitarle por su esfuerzo cuando no le cumplió con las promesas de abastecer de alimentos y otros rubros los anaqueles en tantos meses previo a las elecciones del 6 de diciembre, quedó muy mal, no quisiera pensar que es una suerte masoquismo o tolerancia extrema, pero estoy seguro que cmdte. Chávez no hubiera callado así, a lo sumo un regañito en cadena nacional le hubiese dado a ese funcionario.

Si Nicolás, sabemos que te ha tocado difícil llevar este proyecto por todos los factores que han saboteado tu gestión, pero si tú te autosaboteas y sigues tan pasivo confiando demasiado, esto irá de mal en peor y adivina que, al pueblo le está tocando más difícil que a ustedes y de eso deben estar conscientes, por más horas de trabajo que tengas y presiones, asume la crítica constructiva de aquellos que no poseemos apellidos rimbombantes dentro de la revolución, aquellos que llaman críticos de oficina y que no salen a la calle, a veces los que no somos activista políticos de calle no lo hacemos ahí pero si aportamos produciendo desde nuestro conocimiento y sobre todo con bueno comportamiento ciudadano que deriva en brindar el mejor ejemplo a aquellos opositores que no creen en el chavismo honesto y trabajador, confía más en los que si queremos que triunfe tu gestión, porque este triunfo reflejará la recuperación del legado del cmdte. Chávez y evitará una caída del proyecto por el que tanto se jodió.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1078 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Julio Castillo


Visite el perfil de Julio Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio Castillo

Julio Castillo

Más artículos de este autor


US Y ab = '0'' /ideologia/a223526.htmlC0US