La Guerra Económica y el Fracaso del Capitalismo

 

Es irrefutable el hecho de que el Gobierno Revolucionario ha sido cumplidor con las políticas de financiamiento para importaciones con el sector privado (ver http://www.siex.gob.ve), pero también es cierto que ha sido el sector privado quien ha generado la GUERRA ECONOMICA. La EMPRESA PRIVADA ha estado recibiendo del GOBIERNO BOLIVARIANO el financiamiento necesario y oportuno (EN DOLARES PREFERENCIALES) para hacer las importaciones necesarias para mantener un equilibrio interno en el país, sobre todo respecto al abastecimiento alimentario. Sin embargo, en razón de que los tentáculos del capitalismo están orientados al objetivo de destruir la Revolución Bolivariana, el plan involucra al 80% del SECTOR PRIVADO (Los dueños operan fuera del país, son grupos económicos, trasnacionales) y LA OPOSICION política venezolana.

De manera tal que el SECTOR PRIVADO compra con dólares preferenciales (máximo 7 Bsf.) y luego pretende colocar las importaciones en el mercado interno con DOLARES PARALELOS (más de 750 Bsf.), sin duda un gran negocio donde se enriquecen de la noche a la mañana, pero ¿Quién paga los productos?, EL PUEBLO PAGA CAMARADAS. Es así como en Enero-Febrero 2014 comenzamos a ver vehículos cuyo valor real sería de 550.000 Bsf. pero inexplicablemente en las agencias tienen el precio de 6.000.000 Bsf. (diez veces su valor real), estrategia dirigida a destruir el bolívar, base del sistema económico venezolano. Con este precedente en el sector automotriz, resulta negativo para los capitalista del SECTOR PRIVADO vender los alimentos en el mercado interno, cuando traspasando la frontera (mercado externo) puede vender multiplicando hasta por 15 sus ganancias (Ejemplo en la frontera con Colombia cuando el paquete de harina pan costaba 19 Bsf, al pasar la frontera lo vendían hasta en 420 Bsf), en efecto, comienzan a desaparecer de los anaqueles los productos, ya sea por el mercado de extracción, el contrabando o por el desvió de las inversiones. Mientras esto ocurre, dia a dia se van proliferando las colas, los aumentos injustificados de los productos de la cesta básica semanalmente y todos culpando al gobierno.

Todo esto en función del DÓLAR PARALELO, ya el común de los comerciantes venezolanos cayeron en la trampa, destruyendo el bolívar con esta práctica injustificada. El efecto psicológico sobre las masas populares está calculado manifestándose en angustia, rabia, odio, desesperación, trifulcas, protestas, y en las largas colas solamente se habla de un culpable, o sea el Gobierno, haciendo hincapié en la frase capitalista una mentira dicha mil veces se transforma en verdad. Incluso el grueso de empleados de este SECTOR PRIVADO, cómplices involuntarios, se observan timados económicamente, pués el capitalista aumenta semanalmente los productos, lo cual aumenta sus ganancias y mantiene su poder adquisitivo, más el jornal del empleado inexplicablemente no aumenta, y luego se comen el cuento de que el culpable es el gobierno, incluso no les pagan completas sus utilidades y cesta ticket. No fuña hasta cuándo van a ser pendejos, la clase obrera debe salir a la calle y reclamar al SECTOR PRIVADO los aumentos salariales que les corresponden. Si hay errores en el Gobierno Bolivariano, sí los hay, el propio Presidente de la República NICOLAS MADURO reconoció valientemente los mismos en ocasión de presentar ante la Asamblea Nacional EL DECRETO DE EMERGENCIA ECONOMICA.

El GOBIERNO debió hacer seguimiento de tales inversiones para garantizar su ejecución, así como hacer presencia en las colas y explicar al pueblo las razones de tales circunstancias y señalar a los culpables, pués hasta ahora han sido presa fácil de las interpretaciones capitalistas que los han confundido. Otro aspecto critico son los bajos precios del Barril de Petróleo Venezolano, lo que pone la ECONOMIA EN EMERGENCIA, sería ridículo culpar de esto al gobierno y la oposición basa su rechazo al DECRETO DE EMERGENCIA ECONOMICA en el absurdo de que han sido cuantiosos los recursos recibidos y despilfarrados en 15 años, cuando en realidad juegan al fracaso del gobierno para derrocar a Nicolás Maduro, sin importarles las consecuencias graves que tal posición podría generar, pues buscan el caos en el pueblo para justificar una intervención militar de los EEUU en Venezuela, PERO YA EL PUEBLO LES VIO LOS DIENTES. Si a todo lo anterior sumamos la corrupción, el burocratismo, las imposiciones políticas debemos reconocer que hoy por hoy están más vigentes que nunca las LINEAS ESTRATEGICAS DE ACCION POLITICA, PSUV, ENERO 2011. El comandante Eterno Hugo Chávez sabia interpretar al pueblo, y el pueblo no se equivoca, por eso en una oportunidad dijo "LA REVOLUCION SE ALIMENTA DE LA CONCIENCIA DE UN PUEBLO" y los resultados del 6D 2015 conllevan un mensaje de rectificación, pues el hambre, el bolsillo del venezolano, lo económico es operativo, está más allá de lo ideológico.

Es primordial una seria interpretación de las cargas del tiempo histórico y sus circunstancias, sobre la base de la conciencia manifiesta del pueblo venezolano, donde el 6D 2015 pudiera ser un preludio, un alerta, sobre la necesaria adaptación de la base revolucionaria que retome la construcción de una economía socialista, pues tal circunstancia no ha ocurrido, y todo el desastre actual, es el fracaso del sistema capitalista, duélale a quien le duela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 626 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /ideologia/a222961.htmlC0http://NON-VEca = .