La derecha afirma que el "Modelo Económico Chavista" fracasó... ¡Que ilusos!

Primero hay que preguntar ¿cual modelo chavista?. Venezuela en lo económico no ha cambiado su estructura económica desde que reventó el primer pozo petrolero a finales del siglo 19. Venezuela arrastra un modelo económico lleno de entuertos, donde las leyes de la ciencia económica muy poco se cumplen. Un modelo pre capitalista, que nunca forjó las bases para una economía de avanzada, que desarrollara las fuerzas del trabajo productivo. Hoy observamos como algunos diputados, tratan de manipular a la ciudadanía, alegando que la crisis económica actual es culpa y responsabilidad única del chavismo político

El síndrome de memoria de ardilla lo sufren algunos personeros de la derecha reaccionaria. Disputados, Cagatintas, Académicos, Asesores, etcétera. Estos sujetos, no recuerdan como era nuestro sistema económico en el pasado reciente. Desde la mitad de la década de los setenta hasta finales de los noventa, el país estaba sumergido en una crisis económica de gran nivel. Es verdad que el fenómeno de las colas no era algo cotidiano, si existían pero no era la regla. Ahora bien cual era el poder adquisitivo de los ciudadanos de a pie en Venezuela. Hay que decirlo, nuestros padres hacían magia para estirar el dinero. Existían dos Venezuela, una que derrochaban y despilfarraban el dinero y otra que compraba medio de azúcar, un rollito de papel sanitario, dos cigarrillos, un real de café, y si conocías bien al bodeguero pedías fiao para pagarlo a fin de mes si acaso. En esa Venezuela no existían las grandes cadenas de supermercados y los grandes mall que ahora existen. Los pocos que habían estaban prohibidos para el ciudadano de a pie, el pueblo se conformaba con ir a comer helados a la plaza bolivar. De manera tal, quienes dicen "antes éramos felices y no lo sabíamos", es un slogan pequeño burgués de algunos privilegiados de aquella época. Esos privilegiados todavía existen, y les digo algo, la crisis actual les resbala!!. 

Por ello, es totalmente falso e irónico decir que el chavismo ha sido el culpable de la actual situación económica. Es el modelo, si, pero el modelo cuarto republicano que aún vive y coexiste con nosotros. Los gobiernos anteriores al chavismo poco o casi nada hicieron para revertir el modelo. Los subsidios, créditos blandos, subvenciones, dádivas, regalías, asistencialismo etcétera, era la orden del día, el chavismo también recurrió a estos entuertos. El chavismo heredó esa economía parasitaria y en algunos puntos hasta la mejoró. En fin, el " Modelo Económico Chavista" es el mismo "Modelo Económico IVR", no debe existir dudas al respecto. Con la única salvedad, de que, durante el chavismo se dispuso de una gran parte de la renta petrolera para financiar programas sociales, y bajar la inmensa deuda social contraída por los gobiernos puntofijistas. Otro de los puntos importantes es que, el chavismo colocó el problema de la pobreza encima del tapete, mientras en el pasado, adecos y copeyanos volteaban la cara o lo miraban de soslayo. En esto tampoco deben existir dudas al respecto.

Nuestra economía arrastra más de un siglo de errores en lo económico y en lo productivo. Empresas o seudo empresarios que sólo se conformaron con una producción pírrica, mientras el índice poblacional crecía y crecía. En Venezuela nacen un poco más de 500.000 niños vivos al año, estos niños necesitan usar pañales hasta por lo menos los tres años. Es decir estamos hablando más o menos de 10.000.000 de producción diaria para cubrir la demanda. Debemos importar, porque a ningún gobierno de la IV y la V se le ocurrió llamar a inversionistas de ese rubro. El presidente Chavez consciente del problema inauguró una industria denominada "Guayuco", pero la ineficiencia, la burocracia y la corrupción se la tragó. Igual sucede con el papel sanitario, para un país de treinta y un poco más de millones de habitantes, la producción nacional no se da abasto, es decir dependemos de la importación. He aquí dos ejemplos sencillos, no producimos nada, y lo que medianamente hacemos con un viejo y ruinoso aparato industrial nos quedamos corto para satisfacer las necesidades básicas.

Es verdad y en esto hay que ser autocrítico, algunas o la gran mayoría de expropiaciones no han dado resultado, han convertido al estado en un gran monstruo burocrático, en un estado monopolico en algunos casos como la industria del café.

Por ello, es sano revisar los números de empresas estatizadas que dan pérdida, la revolución no debe tener ningún complejo con estas rectificaciones. De igual manera meter la mocha hacia el campo, son 30.000.000 millones de hectáreas que esperan su desarrollo, sabemos que mano de obra para esta descomunal cruzada no hay, por ello una inmigración planificada sería de gran ayuda, y no debemos olvidar que el campo merece tener todas las condiciones necesarias para que el obrero agrícola tenga una buena calidad de vida junto a su familia. De repente, trasladar la Gran Misión Vivienda al campo sería un buen comienzo, pensamos que tenemos muchos citadinos en el país, mientras en el campo falta la fuerza del hombre y la mujer.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1423 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Patiño

Pedro Patiño

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /ideologia/a221448.htmlC0NON-VE