Solo se ha perdido una batalla, no la guerra

17 años de guerra solapada, 2 años y medio de guerra abierta contra el pueblo de Venezuela, contra el estómago de los venezolanos, pero fundamentalmente contra la conciencia de esos dos millones de venezolanos que de una u otra forma le dieron el poder a la oposición fascista venezolana para desbaratar la institucionalidad digna, ahora después de encarnizados ataques usando los medios de desinformación, encabezados por la élite de los esbirros políticos de la oligarquía internacional, tratando a una de las democracias reales en el planeta de falsa, de dictadura, etc., tarde o temprano la conciencia y adhesión de dos millones de venezolanos, que votaban por el chavismo le dan la espalda al proceso, dejando al país al borde del abismo.

Los ataques de la oligarquía colombiana a través de los escuadrones de la muerte, verdaderos ejércitos paralelos de la narco política colombiana, que son creados y usados para asesinar, matar y desaparecer a la base social de la izquierda, es más, cualquiera que se declare opositor al sistema político narco terrorista colombiano corre la misma suerte. Los ataques de los narco terroristas tanto a dirigentes del PSUV, el pueblo consciente, hacia la economía venezolana cumplió su objetivo, miles y miles de millones de yuan (moneda China) en materias primas, alimentos, remedios, generando un mercado negro paralelo, que se dirige directamente a la economía colombiana, que está por los suelos, millones de colombianos viviendo de forma miserable, millones de indígenas viviendo como en los años 50, millones de colombianos sin educación, sin salud, sin trabajo, sin cultura, sin dignidad, viviendo con miedo, con terror.

La estrategia de golpes blandos que apunta esencialmente a matar la conciencia de los individuos a través del hambre, en Cuba eso no produjo éxito por 50 años de ataques y mentiras, porque el instrumento político (el partido), se dotó de los mejores elementos del pueblo logrando rechazar una y otra vez a los mafiosos y fascistas yankys, pero qué causó que en la Venezuela de Chávez, no ocurriera lo mismo ? cuando los objetivos de justicia social y políticos son dignos, como justos, ¿Cuál es la diferencia ? debilitaban segundo a segundo los esfuerzos colectivos de la dirigencia revolucionaria chavista , vía falsos positivos, de ensuciar la imagen de los dirigentes socialistas venezolanos, que llegó a la esposa de Maduro, cuando la DEA (el mayor cartel de drogas en el mundo), meten preso a los sobrinos de ella, precisamente acusándolos por tráfico de drogas, cuando hasta el más miope, torpe u obtuso de los seres, se da cuenta de las maniobras difamadoras y que no se preste a engaño, todas estas maniobras apuntaban solo si la oposición fascista venezolana perdía las elecciones, entonces el camino de la reacción oligárquica era atacar a parte importante de la dirección revolucionara acusándolos de narco tráfico, de hecho, Diosdado Cabellos fue acusado primero por los medios de desinformación de la oligarquía internacional de ser el jefe, así como ser el principal cartel en centro y sur de América Morena, fue tanta la mentira que llegaron a decir, que el Cartel de los cielos le roba a otros carteles al mejor estilo hollywoodense.

Todas estas maniobras de guerra sucia, que no es desconocido de hecho ahí está el ejemplo de Noriega en Panamá, que significó la invasión de varios países en la década de los 80s, esta es la misma estrategia usada en medio oriente que significó la destrucción de países, previo a eso acusándolos de poseer armas de destrucción masiva, químicas nucleares, de genocidio, etc.,

Ahora, elementos o voceros del comando de campaña Bolívar-Chávez , sin mayor análisis político ni auto critica, ya que por ahí siempre hay que partir cuando se pierde algo tan importante como la Asamblea Nacional, columna vertebral de la institucionalidad socialista venezolana, le echan la culpa al “pueblo" por los resultados de las recientes elecciones parlamentarias, si se mira al pueblo con ojos de buen patrón con el chavismo, frente al mal patrón que es la derecha fascista, cuando en los hechos se sigue siendo patrón, es más y es grave ya que no veo al pueblo como sujeto social de cambios sociales, sino por el contrario es un pueblo sin pertenencia de clase que votará por cualquiera, que le de algo más que otro, y eso quedó firmemente de manifiesto en las elecciones pasadas, en el video que apareció en red social YouTube con declaraciones de Oswaldo Rivero, en el canal la Otra TV, Rivero rechaza las declaraciones "queriendo echarle la culpa al pueblo" por los resultados de las recientes elecciones parlamentarias. "¿Quiénes van a discutir la dirección de la Revolución? ¿La dirección de la Revolución la van a seguir decidiendo los mismos 10 carajos de siempre?", y agrego en “la importancia de la participación popular en el debate”, esto debe darse en el seno del pueblo, en las Asambleas Populares del Poder Popular, es decir, en la base social donde reside el verdadero poder, en las poblaciones, campos, trabajos, cuarteles, liceos , y universidades, es decir, es el pueblo quien realiza la conducción política, la conducción de la revolución.

Si la dirección del PSUV, más el Polo Patriótico siguen empeñados en este camino caerán del despeñadero al abismo sin retorno ya que se está administrando la revolución no dirigiéndola, dejando al pueblo, su conductor al margen real de los cambios importantes, como solo el adorno navideño, la fachada, el pueblo, los pueblos no son eso, los pueblos son el pilar fundamental de los cambios históricos de una nación nueva, no puede ser que se sigan cometiendo errores al estilo de la burguesía, eligiendo ministros a dedo o por cercanías o vínculos familiares como económicos, eso no es Socialismo, transformando la dirección política orgánica de la revolución en una suerte de clientelismo político, o como ocurrió en los países mal llamados socialistas donde el partido reemplazó al pueblo, bajo esta premisa entonces de que sirve que el presidente Nicolás Maduro anuncie cambios en el gabinete ejecutivo, si siempre son los mismos, solo hace enroques cortos.

Frente a esto, la oposición fascista no hizo ningún esfuerzo por ganar las elecciones, de hecho cuantas veces lo vimos en la televisión diciendo al presidente Maduro que la “derecha maltrecha”, no realizó campaña, que habría pasado entonces si hubieran hecho campaña en los territorios, o cuando hablaban de 1 por 10, eso es solo circo, mediático, ¿Cuántos murales?, ¿Cuantos afiches?, ¿Cuántos rayados?, se realizaron en la campaña a favor de los candidatos revolucionarios, pues muy pocos, de hecho Nicolás Maduro se quejaba de eso cuando llegaba a alguna localidad, mientras el pueblo sometido a las colas, al contrabando, a la especulación, al mercado negro, las amenazas, las guarimbas, los escuadrones de la muerte exportados por la oposición fascista a Venezuela, a los asaltos y asesinatos, el pueblo venezolano realizaba un esfuerzo descomunal para salir adelante, sobre todo ese pueblo humilde con identidad de clase, ese pueblo honesto y trabajador mientras todos los poderes del Estado que estaban en manos del Chavismo no pueden resolver esta guerra sucia contra el pueblo venezolano, ahí está la opinión de un venezolano expresada por Twitter, José Peña Oliveros, a horas del fracaso chavista en las elecciones, o es que acaso hay que seguir con más de lo mismo, todo este fracaso es por las malas gestiones de muchos dirigentes de arriba que piensan que el PSUV les pertenece y no es así, dentro de las filas del chavismo hay muchos "pelucones" (burguesía ), infiltrados, el descontento y la arrechera del pueblo es más porque su clamor no es escuchado arriba en la cúpula del partido”.

Qué significa todo esto, es que estamos hablando que en el proceso Bolivariano realmente no existe la democracia directa, la esencia, la piedra angular del Socialismo, es decir, el pueblo en el poder no es real. Lo que significa que los chavistas estarían cayendo en el reformismo estalinista que provocó la caída como retroceso de los pueblos, naciones enteras al abismo neoliberal Capitalista, al abandono, como a las injusticias sociales como políticas que generan este modelo injusto, un retroceso integral en términos dialecticos, la dirigencia del PSUV no puede ver al pueblo como algo material que es opuesto al modo de ver marxista (lo moral), que se le entrega algo material, para reemplazar las injusticias sociales eso es crear contra revolucionarios, seres arribistas, sin conciencia, alienados que van donde calienta el sol, con esto el mismo proceso revolucionario chavista es el sepulturero de la revolución, los errores u horrores de una mala dirección (o desviación) es lo que realmente le está abriendo las grandes puertas a asesinos, ladrones corruptos, mientras la oposición fascista desata la guerra económica, el pueblo se jode en las colas, se jode en el incremento de los precios, etc., la guerra la ganan los pueblos en términos revolucionarios, no un grupo u organización, el pueblo venezolano no puede seguir siendo un mero espectador de este enfrentamiento de clase, este debe asumir roles protagónicos en todos los niveles de la revolución y para eso es esencial la Democracia Directa, de nuevos dirigentes populares ejerciendo la conducción política de la revolución del pueblo, es decir, el Poder Popular.

Para quien está gobernando la dirección del PSUV ?, se ha transformado en una organización en sí misma, si el PSUV no realiza una simbiosis entre el partido (vanguardia), el instrumento político del pueblo en sí, con el pueblo, no corrige la línea política, es decir, no es ir a visitar a los venezolanos en los barrios, al estilo de los políticos burgueses, o esa nueva casta pequeño burguesa tirada a roja (socialdemocracia neoliberal con nuevos bríos y nuevos nombres), para entender las necesidades políticas y sociales en términos de clase, no basta hablar con los venezolanos, para escucharlos, es necesario vivir en el seno del pueblo, trabajar con ellos en cada puesto de trabajo, hacer las colas junto a ellos, viajar en la locomoción colectiva, en el metro, en los taxis, llevar a sus hijos a los mismos colegios donde están los hijos de los trabajadores, ir a los mismos hospitales que usan los venezolanos humildes, etc., luchar todos los días junto a ellos contra las injusticias que generan las contradicciones de clase, el zigzagueo en la línea política que genera esa visión de Socialismo de siglo XXI, el Socialismo es Socialismo, científico como revolucionario, cualquier cosa que surja de él con otro nombre o apellido es una desviación reformista de él.

Esta es sin ninguna duda la forma correcta para ganarse su respeto, a través de la sensibilidad de clase que se genera entre los opuestos, pero respetando las diferencias entre cada uno, así solo así se construye unidad, ganándose el respeto de clase del pueblo. Ahora que fue lo que los alejó al Pueblo de la revolución, que fue lo que desmotivó a madres, ancianos, militares “revolucionarios” ( los que votaron en contra de los chavistas fue de 6 a 4), lo que echa por tierra un golpe de Estado, ya que la oligarquía demostró que el Chavismo puede ser derrotado por la vía electoral, mujeres embarazadas que todos los días o 3 veces por semana las veías haciendo una cola a más de 30 grados de temperatura, pero entienden o "aun conscientes de que se trataba de una guerra económica” guerra económica diseñada fundamentalmente contra las conciencias y el bolsillo del pueblo venezolano.

Se entiende al ver las modificaciones que realizó el chavismo a las estructuras de clase opresoras en Venezuela, se parece mucho a lo realizado en Chile por Salvador Allende, y gracias a la República Socialista (1932) por un decreto vigente a 1970, permitió expropiar cualquier industria que fuese considerada estratégica para la economía del país, se logró avanzar en el programa básico del partido federado de la Unidad Popular que contemplaba la construcción de un Estado Popular, una economía planificada haciendo eje de ella el Estado, por otro lado no fue necesario nacionalizar el cobre ya que la nacionalización del cobre fue decretada sin oposición en el Congreso, pero esto no sucedió cuando se trató de nacionalizar las grandes empresas en manos de los poderosos grupos económicos de la oligarquía nacional. Como la Unidad Popular (UP), utilizó otros mecanismos como la compra de acciones, lo que le permitió controlar casi el 80 por ciento de las industrias y un número importante de bancos, etc., pero esto solo fue algo cosmético y es lo mismo que ocurre en la hermana Venezuela, ya que las contradicciones de clase, en la lucha de clases en sí, no pueden ser resueltas por decreto, mientras el poder contra hegemónico de clase ejercido por la oligarquía abiertamente desata la guerra en todos los planos al pueblo, la institucionalidad dada, gracias al voto del pueblo al chavismo solo modificó la forma, no el fondo de lo jurídico, que es solo para gobernar, que le permitió dotarse de una nueva Constitución (a través de un proceso constituyente, que hoy por hoy en Venezuela tocó techo), modificaron estructuras (fachadas) de la estructura política del Estado Capitalista, que le permitieran gobernar al Chavismo vía leyes, que dieron vida y sin ninguna duda razonable un avance social, como en los derechos humanos de millones de venezolanos, las leyes como, la Ley de Tierras, la Ley de Aduanas, la Ley de los Trabajadores y Trabajadoras, así como otras nuevas, estas leyes, esta institucionalidad será el primer objetivo de clase del imperialismo y la oligarquía venezolana fascistas a destruir.

Lo que significa que el PSUV no escuchó lo dicho por el Comandante Chávez, el 27 de Octubre, que era echar por tierra todas las estructuras de poder de la oligarquía nacional, que no es otra cosa que la destrucción del Estado parasitario Capitalista (rentista petrolero), hoy neoliberal por un Estado Comunal (regido por el Poder Popular) y este error estratégico recae directamente en la figura del presidente Nicolás Maduro como responsable político del proceso Bolivariano, ahora esta estructura capitalista en sí, de clase sigue rigiendo las vidas de los millones de venezolanos en todos sus términos, y esto como un dato de innegable importancia política histórica ya que este ejemplo refleja lo vivido en lo que fueron los países mal llamados socialistas, con la burocracia estatal corrupta, la burguesía roja que dio paso a la glasnost y Perestroika, (información y rectificación de errores), que todos sabemos en qué terminó.

Cuando asume la presidencia Nicolás Maduro el 2013, nombra como presidenta del Banco Central a la economista Edmée Betancourt (marxista), a poco andar descubre un déficit en el (BC), de 28 mil millones de dólares, que por obra del espíritu santo desaparecieron de las arcas del BC, que luego aparecerían legalmente en la banca privada, que solo sirven para la especulación financiera con la chiva de la inversión, especulación que es lo que más daño le hace a la economía venezolana, de hecho con esos mismos dólares el Estado venezolano, se compran en el exterior, luego los traen a Venezuela, luego los esconden, los acaparan para después trasladarlo a Colombia o paraíso fiscal, luego al regresarlo semanas después a un precio desorbitado, a 100 a 200 veces más caro.

Betancourt fue despedida, semanas después de descubrir este ilícito “legal”, toda esta corrupción de la pequeña burguesía roja venezolana integrada por elementos (funcionarios), de las Fuerzas Armadas, del Partido Socialista Unido (PSUV), y en algunos casos, también del sindicalismo, lo que significa que en la Venezuela chavista hay elementos de importancia, es decir, de la dirigencia “revolucionaria” metida en la corrupción en todos sus planos, existen casos como el general asociado a multinacionales; ministros ligados a negocios privados, de ahí surge la idea errónea de la colaboración de clase, idea del estalinismo que terminó deformando el Socialismo al punto que terminaron colaborando con el imperialismo fascista yanky), que no es otra cosa que la traición a la revolución, es más, a las bases fundacionales del Socialismo , que es la idea de un gobierno de coalición, ahora esta realidad se hace presente estos últimos años y se fortalece con la muerte del Comandante Chávez, al tomar nuevos bríos el reformismo pequeño burgués rojo basando esa fuerza en los elementos corruptos de clase que tiene dos características sociales elementos de la administración del Estado y de elementos “funcionarios” lo que se llamaría una suerte de lucha de clase al interior del PSUV y las estructuras del Estado o lo que se reflejaba en los muros de casi todo el planeta, donde existían elementos de la pequeña burguesía roja reformista “queremos revolucionarios no funcionarios”, verdadera casta parasitaria anti revolucionaria.

 

lagarrapata49@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 539 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

US Y ab = '0'' /ideologia/a220666.htmlC0US