De la ética de la viveza criolla a la ética bolivariana

Que un país como Venezuela, provenga y salga de tiempos tan turbulentos como los de la cuarta república, es como que un niño, salga de arenas movedizas, donde poco a poco se hundirá. La patria toda, cayó en esas arenas desde hace mucho tiempo y por eso nos ha costado salir, pasó de todo, hasta Caracazos hubo, pero nada vislumbraba, que sucediera algo que reivindicara a una cantidad de muertes, que todavía claman por justicia. No se podía entender, como un país con una empresa petrolera desarrollada, mantenía a un pueblo en la pobreza y la razón era muy sencilla, en la cara de todos; la ética gubernamental, consistía en caer de rodillas ante la burguesía y así, se fue creando una pobreza desmedida en detrimento de un pueblo que al tener gobierno sin ética, sucumbió y también esa ética del pueblo, se fue por la poceta.

Se fue creando una gran contradicción, entre personas que podían comer todo el día y personas que de casualidad probaban, una migaja de pan, esto, aunado a la cantidad de mensajes capitalistas por los medios las 24 horas del día, con pocos bien vestidos y muchos desgarbados, con clínicas privadas para los bien vestidos y hospitales desvencijados para el pueblo, una total contradicción en la totalidad de la sociedad. Este modelo capitalista neoliberal, fue aniquilando, la vida tranquila de nuestros abuelos y no se propuso desarrollar al máximo el país. Se hicieron las cosas, como les dio la gana a los países del norte y al no interpretar nuestra propia realidad; no se creó una ruta ferroviaria, sino que los gobiernos de la época, dejaron que se impusieran los camiones y todo lo norteamericano. Destruyendo con esto parte de nuestra cultura.

Promovieron un éxodo interno, donde habitantes de todas partes del país, al ver el abandono al que fueron sometidos junto al campo; aquella triste pobreza, los obligó a dejar sus tierras, donde nacieron sus antepasados y emigrar a las “grandes ciudades” a ver que podían comer porque el latifundista y su grupo privilegiado, eran los que comían carne. Así, llegaron a los cerros y a las periferias y comenzaron sus calvarios como excluidos de la sociedad. Esta realidad social, tan cruda y deprimente, proviene del manejo insensible e inadecuado de los recursos, ya que en realidad, la densidad de población en la cuarta república y por supuesto antes, era como para que todo el mundo hubiera tenido acceso a una buena educación; que la educación no fuese elitista, sino que al ser mas adaptada a la realidad nacional, hubiese permitido el desarrollo y la inclusión de todos a un mejor porvenir.

De esta manera, la relación política-poder-hegemonía, estaba subordinada a los designios de los gobernantes de los Estados Unidos, quienes prácticamente, le ponían el precio al petróleo. Todo esto, fue caldo de cultivo de una pequeña célula revolucionaria, que comenzó a recorrer la patria. Ya muchas y muchos, que se habían ido al monte con su fusil, habían entregado su vida, por un país con mayor justicia social. Pero, esa célula tenía algo raro, no nacía en una calle cualquiera de la República Bolivariana, no, esta célula nacía, en lo interno de los cuarteles, porque esos soldados veían como los gobernantes y los burgueses de turno, hacían su negoción. Con el rotar de los militares a diferentes cuarteles patrios, se fue regando la célula, lo contrario pensaban los gobernantes; que mandando lejos a un militar lo aislaban.

No, eso no fue lo que sucedió, simplemente, se fueron agregando individuos a la célula y esta creció hasta convertirse en una revolución. Para colmo, nuestro Libertador fue convertido en un adorno, no se le rendía el debido respeto y estaba como en un plano aparte, de lo que es la patria que liberó de aquel yugo primigenio, que tuvimos desde el siglo XVI. Todo esto, debido a las ideas de un nuevo Libertador, que pensó, como decía el pueblo “no podemos calarnos más esto” y la célula, ya bastante crecida conducida por un llanero proveniente de seres explotados de por vida, decidieron entrar en acción y no quedarse postrados viendo como los recursos, eran para un pequeño grupo de la población y para las obras necesarias, jamás se pensó mas allá de la nariz de ninguno de esos “caballeros” que tuvieron el poder y con la política errada, nos dejaron sin hegemonía.

Fueron tan ilógicas las políticas, que hasta dejaron llegar barcos a nuestros puertos llenos de inmigrantes, que estaban en pobreza crítica en sus países de Europa mayoritariamente y con su mayor conocimiento en muchas cosas, le quitaron millones de posibilidades a los venezolanos y hoy los ves, con la oposición a la mayoría de ellos y por eso, son inmigrantes escuálidos. Pero la célula, ya decidida y sus comandantes liderados por nuestro líder máximo, Teniente Coronel Hugo Chávez Frías; no quisieron esperar más y lanzaron la ofensiva que fue un fracaso, pero que le movió la conciencia y la reflexión a todo un continente. Desde ahí, cambio la forma de pensar de los que interpretamos que tenían razón, esos de la célula; madre de la revolución. Por eso, la gente comenzó a visitar en la cárcel a los que se inmolaron por la patria.

Por consiguiente, no lo sabíamos pero estaba naciendo la ética bolivariana revolucionaria, que se fue puliendo con las lecturas del líder de la célula, Hugo Chávez Frías mientras estuvo detenido en la cárcel de Yare. Ahí, conoció a muchos nuevos integrantes del movimiento, nuevos camaradas y también, autores que por su trabajo no le era posible leer, asimilar, interpretar. Fueron unos años, en los que la célula, que siempre tuvo ayuda del pueblo civil, terminó de salir a la calle y se convirtió en una dupla militares-pueblo. Algunos, para ese momento dejamos desde el 4-F nuestra vieja forma de pensar y nos pasamos en esa fecha, sin ni siquiera imaginárnoslo, al movimiento, decidimos sumarnos a lo que fue la célula que ya era todo un movimiento social. Un movimiento que lógicamente tenía un líder carismático y verdaderamente venezolano.

Resulta que este venezolano sin igual, llega a la Presidencia de la República de Venezuela y llega con otra ética, con otra subjetividad. Es ayudado por la derecha para llegar a la presidencia y no cae en la tentación, en la que habían caído los otros presidentes que lamentablemente, es lo que no nos dejó desarrollar; un plan que nos convirtiera en una prospera nación. Se anotaron con la derecha y nos quedamos sin desarrollo. El líder desde un comienzo, sabía que debía tener nuevas leyes, si quería salir de lo que el mismo había visto en su vida militar, una vida de barraganas y alcohol. Por eso la nueva constitución, con ella comenzó nuestra patria un nuevo y revolucionario camino.

Estas nuevas leyes, esta nueva constitución y la estrategia bolivariana, es rechazada por la burguesía y así, nuestro comandante recibe el golpe y el paro petrolero, que nos tuvieron mal, por un tiempo relativamente corto, pero de una incertidumbre total. Por esa nueva conciencia del venezolano, que el mismo Chávez señaló; el pueblo resistió a favor de la revolución y el comandante en jefe, fue saliendo de todas las trampas burguesas y consolidando un movimiento que se llama CHAVISMO. Ese es el movimiento que con casi quince años de revolución, ha podido usar la renta petrolera, que fue otrora dilapidada por los burgueses en un camino de transformaciones necesarias para ir metiéndonos en una senda verdaderamente revolucionaria, que saque al pueblo de la arenas movedizas.

Por esas cosas incomprensibles de la vida, se nos fue el hombre que fue capaz de abrir la mente de los que estábamos acostumbrados a lo de siempre y pensábamos que no podíamos hacer nada. Pero aunque se fue el hombre emancipador que fue Hugo Chávez, nos dejó la mente y las puertas abiertas para salirnos de la pobreza, con una nueva pedagogía, humanista, liberadora, que nos lleve a una interpretación crítica de una totalidad y así, llegar al conocimiento necesario para nosotros, como nación, como pueblo, buscando lógicamente la calidad de vida que nos corresponde como dueños de la cantidad de hidrocarburos más grande, de la nave espacial en la que vamos todos y en la que tenemos que convivir. Pero si esa convivencia no va acompañada de una nueva ética, que nos quite la viveza criolla de la mente, la que sirve para hacer trampas, la que sirve para comerse la luz de los semáforos, la que hace que nos convirtamos en seres sin valores, sin ética, sin principios, sin moral, nos quedaremos en el pasado.

Como docentes “debemos fomentar una visión más conectada con la sociedad, menos preñada de intereses y deseos individualistas los cuales se ven luego fácilmente defraudados por una realidad convulsionada y menos estática de la que se enseña en las universidades” (Documento Rector p. 3) ya a estas alturas, cuando existe toda una nueva legislación, para todas las actividades de la nación, los antipatria van descubriendo como los parásitos, nuevas formas de burlar la ley y en conchupancia con seres corruptos como ellos, van golpeando todo lo que se hace revolucionariamente por conseguir una hegemonía que nos termine de hacer crecer, como nación próspera, productiva, autoabastecida, con la subjetividad a flor de piel, desmontando “la normalidad” que se queda pegada como rémora, pero donde nada nos saca de la nueva forma de ser que buscamos.

Esa transición viene dada, por ir de la formación económica-social-capitalista a la formación socialista-bolivariana. “La legitimación del conocimiento y la enseñanza universitaria se debe y se busca explícitamente en la vinculación de la Universidad Bolivariana de Venezuela con la sociedad venezolana y en el diagnóstico de su realidad social, económica, política y cultural” (Documento Rector p. 3) lo que buscamos es una nueva independencia que ahora, no es para quitarnos el yugo de un imperio invasor sino, el yugo de un imperio capitalista que convierte todo en mercancía, en producto, hasta los seres humanos. No puede ser que por el periódico, por dar un ejemplo, se ofrezcan mujeres y hombres para sexo. Esto no debe ser así. Esa es la transformación, no permitir que nuestros niños vean tanta porquería en la televisión.

Es el futuro, alienándose desde niño con unas comiquitas, donde la violencia es la razón de ser y donde en esos canales imperiales, (Discovery kids, entre otros) nuestros hijos de años apenas, ven cosas que no deben como besos o muertes, armas o maldades, que los van delineando y los disocian por lo repetitivo de los mensajes. En el caso de los liceos, la adolescencia, se ha convertido en una etapa de la vida en la que se va a los liceos a enseñar los celulares, los zapatos de marca o lo que esté de moda y no se va para aprender y de ahí, la cantidad de bachilleres que están muy mal preparados, tanto así que la universidad les queda a un nivel inalcanzable. “En el caso de la educación superior, como observan González, Smeja y Téllez (2.002: 18) citado en el Documento Rector UBV p. 11, no cabe duda, acerca de la iniquidad social que caracteriza a este nivel de la educación venezolana, en la cual se traducen las profundas desigualdades sociales expresadas en el sistema educativo, particularmente, las que imperan en el acceso y desempeño de los estudiantes”

Cinco cuartillas, no son insuficientes para escribir sobre la Revolución Bolivariana y el Socialismo del siglo XXI, pero por lo menos podemos dar a entender que todo lo que se está haciendo en este momento en Venezuela, viene dado por la justicia social y la mejor calidad de vida, que debimos tener desde hace mucho tiempo pero que no se logró por la viveza de los que detentaron el poder, que se dejaron comprar por la burguesía y lo demás ya lo conocemos. Por esto, el papel de la educación liberadora, es sacar al pueblo de la mente, el rancho que le metieron y convertir ese rancho en conocimientos que lo hagan conseguir una vida verdaderamente digna y productiva en cualquier quehacer que le corresponda.

Para concluir esta lectura de Luis Britto García, es aleccionadora. “los sistemas creados para conseguir un objetivo tienen una nefasta tendencia a funcionar para sí mismos. La constitución en su artículo 109 define la autonomía universitaria como “principio y jerarquía que permite a las profesoras, profesores, estudiantes, egresados y egresadas de su comunidad dedicarse a la búsqueda del conocimiento” pero en lugar de encontrar el conocimiento, han desaparecido los ingresos asignados, en fundaciones, institutos y fondos fantasma, dedicados a especulaciones inauditables. Han reclamado la cancelación de sueldos de varios rectores, para una misma universidad y de numerosos decanos para una sola facultad y exigido aportes a la nación sin rendirle cuentas. Las cuotas de poder conferidas a supuestos representantes estudiantiles suscitaron enfrentamientos entre bandas con saldos de muertos y heridos en las universidades del Zulia y Carabobo. Para nada remediaría tal situación, el asignar votos paritarios con los del profesorado a las mayorías burócratas, obreros y estudiantes. La autonomía incumbe a quienes directamente se dedican a “la búsqueda del conocimiento a través de la investigación científica, humanística y tecnológica” no puede decidir sobre la búsqueda del conocimiento quien no la ejerce o apenas se inicia en ella. No debe elegir quien no puede ser elegido. Los parlamentarios que dicen favorecer ese expediente solo serán creíbles cuando atribuyan a empleados y obreros de la asamblea nacional, el derecho a elegir la presidencia de esta y votar las leyes. Los ministros que dicen apoyarlo solo serán tomados en serio, cuando confieran a obreros y empleados de sus despachos la escogencia de titulares y políticas. La justicia entra por casa. Por algo Chávez veto esa ley. Más urgente es someter la administración de las universidades autónomas a controles externos detallados y transparentes. Cuentas claras conservan amistades. Gestiones diáfanas vencen las sombras” Britto, L. (2011).

Por eso como educador, sigo la línea de acción de una nueva clase política que llegó para quedarse porque sabemos que hay camino para la acción revolucionaria y emancipadora con una ética en concordancia con la pedagogía humanista, que forma la nueva interpretación, para encontrar el conocimiento necesario que nos desarrolle como país y nos haga ir reduciendo la ética de la viveza criolla y nos haga llegar a la ética bolivariana, que nuestro máximo líder promulgaba.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 689 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /ideologia/a177393.htmlCUS