El Socialismo en la doctrina cristiana

Para juntar el tema SOCIALISMO con el CRISTIANISMO, como cristiano que soy debo, dejar claro que entre el SOCIALISMO y el CRISTIANISMO hay un vínculo básico. EL AMOR.

El Cristianismo ES DE ORIGEN DIVINO, se fundamenta en la doctrina del SEÑOR JESUS DE NAZARET, el cual es para nosotros los cristianos: El verbo que se hizo carne, es decir, el Hijo de DIOS que se encarnó para traernos su Evangelio (mensaje) de salvación.

EL SOCIALISMO es de origen humano, principios doctrinarios que expresan la voluntad del HOMBRE (usado aquí en genérico) de tratar ,a través de una doctrina que se hace POLÍTICA DE ESTADO y VALORES DE LA SOCIEDAD, a los miembros de esa sociedad con amor, con respeto a los derechos humanos y a su dignidad.

Una sociedad de SERES HUMANOS genuinamente iguales y libres SOLO ES POSIBLE en el SOCIALISMO, pero para lograrlo, es imprescindible EL AMOR.

Es imposible ser CRISTIANO sin amor: “Puedo tener tanta fe que mueva montañas y no tengo amor nada soy.” “DIOS es amor y el que no ha conocido el amor no ha conocido a DIOS”

Guardando, las distancias, El Che Guevara decía: “Hay que endurecerse sin perder la ternura jamás”. Sabias palabras estas, pues se puede ser el mejor de todos los activistas, el más hábil y valeroso en el combate y no se ama, se corre el riesgo de convertirse en una máquina y no en un REVOLUCIONARIO.

EL REVOLUCIONARIO, por esencia, debe amar y soñar con cosas hermosas, con sociedades igualitarias, en donde no se explote a los semejantes y en donde los miembros de la sociedad sean tan felices que en vez de lágrimas expresen sonrisas. Amores y sueños solo concretables en ELSOCIALISMO.

Queda demostrado que entre EL CRISTIANISMO y el SOCIALISMO existe el vínculo esencial del AMOR.

El CRISTIANISMO es imposible de practicarse a plenitud en el CAPITALISMO, pues El SEÑOR JESUCRISTO DE NAZARET nos dice: “Nadie puede amar a dos amos, pues amará a uno y aborrecerá al otro. Nadie puede amar a Dios y al dinero”.

El CRISTIANO en el SOCIALISMO gozaría de los dos reinos: El reino del amor en la tierra y del Reino de DIOS en los cielos. El SOCIALISTA que se acerque al SEÑOR JESUCRISTO DE NAZARET podría también gozar de los dos reinos.

SOLO la pureza espiritual, que solamente se consigue con el acercamiento al SEÑOR JESUCRISTO DE NAZARET, haría que perdure el amor en una SOCIEDAD SOCIALISTA. Sin la fe y la práctica cristiana, más temprano que tarde, el EGOISMO haría presa de esa sociedad.

El CRISTIANO que adversa al SOCIALISMO no conoce la esencia de ésta doctrina. El CAPITALISTA que abrace al cristianismo debe lavar primero su egoísmo, pues corre el riesgo de dar a DIOS de lo que le sobre de sus riquezas. Si algo debe identificar al CRISTIANO verdadero es su autenticidad para con DIOS y el PROJIMO.

IMPOSIBLE esto último de lograr en el CAPITALISMO.

El autor es: Prof. UDO, trabajador PDVSA.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a163328.htmlCUS