Por la memoria de Chávez: ¿se puede respetar?

Respetar y ser respetado es uno de los principios que rigen las relaciones humanas, ya que este torneo de insultos necios, en plena capilla ardiente de Hugo Chávez, realmente no me gusta, esto cae mal. En este sentido, el respeto debe ser integral, y esto significa que debe darse en todos los ámbitos de la vida. De este modo, construiremos un marco de convivencia donde el compromiso, y la responsabilidad de cada persona en el respeto hacia los otros nos ayuden a construir la vida en la sociedad socialista que aspiramos.

El respeto en la vida política, se puede definir como la base del sustento de la moral, y la ética, aunque es muy difícil tratar de definir el término, en estos tiempos de revolución.

El respeto como la honestidad en el ejercicio del poder publico, y la responsabilidad son valores fundamentales para hacer posibles las relaciones de convivencia, y una comunicación eficaz entre las personas, ya que son condiciones indispensables para el surgimiento de la confianza en la ciudadanía.

Políticamente, siempre he tratado con mucho respeto al adversario, y lo combato tal cuál es, con sus aciertos y desaciertos. El respeto comienza en uno mismo, en nuestro reconocimiento como personas, que necesitamos el comprender a otros. En el saber valorar los intereses, y necesidades de la otra persona en una contienda electoral.

El respeto en la política va más allá de la buena intención, es realmente una actitud que nace con el reconocimiento del valor de un líder.

Prácticamente, respetar para que te respeten significa "dar para exigir" "no hacer lo que no quieras que te hagan"

A todas las personas les gusta que las respeten, y para conseguir dicho respeto pues hay que intentar respetar a las demás para que estos te respeten aunque no siempre se consigue esto. Es como decir, haz a los demás, lo que quieran que te hagan a ti.

Ya lo dijo un celebre benemérito el respeto al derecho ajeno es la paz: En mi humilde opinión Hugo Chávez fue el mejor presidente de Venezuela. Por lo de: “A palabras necias, oídos sordos”.

Si tú le entras a alguien en plan de rebote por banda, y le sueltas un toletazo puede ser que te lo devuelva con intereses. O viceversa. Esto significa que hay que ser muy cauto y respetuoso, sobre todo respetuoso con los demás. Ya que el idioma cervantino es muy amplio, donde lo puedes utilizar para golpear políticamente duro sin ofender, si alguien no lo es contigo. Hugo Chávez no respondía los insultos de inmediato: pero después los cobraba ¡con intereses...! "Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz". Benito Juárez dixit.

Hay un dicho muy popular que dice, no hagas lo que no te gustaría que te hicieran a ti..... Entonces hay que respetar, para que te traten con el mismo respeto sino será todo lo contrario. Pues si no es así, difícilmente vas a conseguir que te respeten si tú no ofreces ese mismo respeto a los demás, el respeto es un principio básico y recíproco en este mundo moderno del arte de la política.

Siempre admiré la tolerancia que tenia el presidente Chávez hacia sus adversarios cuando algún necio intentaba molestarlo, lo ignoraba. Pues eso precisamente es lo que debería hacer Nicolás Maduro, tratar a todos los venezolanos con igualdad sin tener preferencias. Es algo muy sencillo ya que el ser humano tiene que respetar a las personas, para así exigir respeto para si mismo, hasta en los animales existe el respeto. Esto es algo muy sencillo, con la amabilidad mutua, se consigue el respeto de ideas e ideales.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1175 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Edgar Perdomo Arzola


Notas relacionadas

US Y /ideologia/a161331.htmlCUS