La semana pasada lo sugerí: "Vuelve Chávez"

Y Chávez volvió…

La necesidad de solicitar la presencia del Presidente en esta Patria grande, me hizo escribir la semana pasada el artículo “Vuelve Chávez”. Y por coincidencia, volvió. Claro, no tenía los elementos médicos para hacer tal aseveración, que de paso no era la intención. No obstante, tenía muchos argumentos políticos a partir de los cuales, diserté a modo de deseo.

Y ya estando aquí, muchos pensamos que en cuanto hable a viva voz, dictaminará como siempre con decisiones trascendentales. Entre tanto, esperando su recuperación con alegría aquí en nuestro suelo, hay que seguir cumpliendo las tareas que nos encomendó, entre ellas, ejecutar con eficiencia y eficacia el Proyecto Nacional Simón Bolívar, particularmente, a partir del objetivo histórico N° 2 al contribuir a enraizar el Poder Popular; así como también, seguir enriqueciendo al PSUV como un instrumento auténticamente revolucionario de referencia mundial.

Y tenemos en este momento la oportunidad de acometer parte de las dos tareas. Estamos ya insertos en un proceso electoral donde debemos hacer gala de la democracia participativa y protagónica, donde cualquier psuvista amarrado de las propuestas de seguir construyendo el partido revolucionario del pueblo y para el pueblo, ponga su nombre a la orden para algún cargo de representación popular, y por supuesto, que prevalezca entre quienes ostente cargos de concejal, concejala, alcalde o alcaldesa, el respeto indeclinable a aquellos que se postulen en desventaja por carecer de una estructura de gobierno que los proyecte y de todos los elementos que en tales funciones, son vistos como “naturales”; y que les facilitan penetrar las estructuras de base. Jugar en igualdad de condiciones sería una gran lección para los demás partidos, un gran aprendizaje para la militancia del PSUV, y sin duda, un ejemplo de ética que al Comandante Chávez regocijará.

Pues bien, el Presidente nuevamente con nosotros. Cuanto se ha hecho con su talante, pero cuanto falta. Regalémosle en nuestra cotidianidad, una praxis socialista incuestionable, en el espacio y en el momento que las circunstancias nos coloque.

¡Viviremos y Venceremos! ¡Usted vencerá por siempre comandante!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 748 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Aquileo Narváez Martínez


Visite el perfil de Aquileo Narvaez Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US N /ideologia/a159702.htmlCUS