La Conferencia Episcopal venezolana (CEV), se ha transformado en un vulgar y cobarde partido político


El presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), el arzobispo Diego Padrón, consideró que el papa Benedicto XVI da “un buen ejemplo” al haber anunciado hoy su renuncia al pontificado por sentirse incapacitado físicamente. Con respecto a las dudas que tenían algunas personas sobre la renuncia del Papa debido a su estado de salud, Padrón señaló que esa visión ya se cumplió, pues el mismo Benedicto XVI dijo que sus fuerzas “ya no daban para más”. El arzobispo manifestó que están por encima de los intereses de la Iglesia Católica y su renovación, en lugar de mantener “el poder”. “Esa noticia la tenía bien guardada y la manifestó en un momento muy especial. El Papa no suele dar noticias por pedacitos”, afirmó. El Pontífice “siempre estuvo muy pendiente de este país. Se ve que llevaba en su corazón a Venezuela y estaba realmente interesado por ella. Para él ocupaba ciertamente un lugar de preferencia en su corazón”.


Y por qué el presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), el arzobispo Diego Padrón, no sigue el buen ejemplo del papa Benedicto XVI, y renuncia en pleno la cúpula episcopal venezolana. El Papa Benedicto XVI ha ordenado en reiteradas oportunidades a los sacerdotes venezolanos, salirse de la política, y sin embargo estos “señores” integrantes de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), han hecho caso omiso a importante llamado. El dinero, de hecho, ha sido uno de los factores que más polémica se ha construido alrededor de esta Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) será este el motivo, de no pararle bolas al importante llamado del papa a los sacerdotes venezolanos, a pesar del supuesto voto de pobreza al que están sujetos los sacerdotes católicos. Estos “señores” sacerdotes se dan la mejor vida, en nuestro país; como será que hasta la iglesia venezolana ha salido a relucir en el caso Walid Makled.


La verdad camaradas, es, que el presidente de la Conferencia Episcopal venezolana, es el modelo de sacerdote que perteneció a otra época, a la cuarta república; en donde estos sacerdotes corruptos aparecen recibiendo cheques por grandes cantidades de dinero, que no sabemos todavía donde va a parar este dinero; estos sacerdotes, los mismitos que conforman la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), fueron los que firmaron el acta Carmona, y que en nombre de Dios, también en nombre de Dios violan a cantidades de niños y niñas en Venezuela. Camaradas, para los tiempos que corren, ese modelo no puede ilusionar a la juventud del siglo XXI. Tampoco al creyente de hoy. Por otra parte, la Jerarquía es incapaz de cuestionar al sacerdote corrupto. Con esta actitud tomada por algunos personeros de la iglesia, no serán capaces de ilusionar a sus feligreses, y tampoco tendrán capacidad de adaptación a los nuevos tiempos. A raíz, de esta actitud tomada por estos personeros de la iglesia en nombre de Dios; es que son millones los fieles que se van pasando a otras confesiones religiosas y el alejamiento no ya de la Iglesia, sino de los valores cristianos y el sentido de Dios se va perdiendo a pasos agigantados.


Para nadie es un secreto, que al interior de la iglesia venezolana también ha habido casos cuyos escándalos, de corte moral, se han mantenido bajo las sotanas por años. Debajo de algunos de estos casos, existe un rosario de abusos sexuales y otros comportamientos muy distantes de la moral cristiana. El llamado es, a estos personeros de la iglesia venezolana, especialmente al presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), el arzobispo Diego Padrón, que en su “subliminal mensaje” le pide a nuestro comandante presidente Hugo Rafael Chávez Frías renunciar; es, que no se le olvide, que en el ejercicio de su ministerio, no sólo han levantado plegarias para que nuestro comandante presidente muera, sino también, polémicas (Nixon Moreno, Golpe de estado, entre otros casos). Para nadie es un secreto camaradas, que en estos largos catorce años de Revolución, desde el primer momento que nuestro comandante presidente no se presto para tamañas sinvergüenzura bajo sotanas, estos “señores” sacerdotes, le han lanzado coñazos parejos a nuestra revolución, a nuestro comandante presidente y hasta el mismísimo pueblo.


Existe desconocimiento, negligencia y mala fe por parte de estos sacerdotes que conforman la Conferencia Episcopal venezolana, han creado falsas expectativas a sus feligreses. El poder económico y el manejo de otros poderes de estos Legionarios de Cristo en Venezuela, ha permitido un muro de protección, que ha detenido las acusaciones de abuso sexuales que muchas víctimas venezolanas han hecho llegar a la Santa Sede. Sin embargo, con el tiempo han ido saliendo a la luz pública venezolana, no sólo más denuncias de abuso en contra de niños y niñas, sino también, en adolescentes y mujeres. Pero estos abusos no son los únicos en el expediente de polémicas de la Conferencia Episcopal venezolana. En estos años de Revolución, cada uno de estos “señores” que conforman la Conferencia Episcopal venezolana, a cada segundo, a cada minuto, a cada hora, de cada día realizan actos proselitistas a favor del PJ, a favor de Copey, a favor de Acción Democrática, como de otros partidos, en fin a favor de la recalcitrante oposición venezolana; siendo esto público, notorio y comunicacional. Y para terminar camaradas, estos personeros de la Conferencia Episcopal venezolana, se han transformado en vulgar y cobarde partido político, asumiendo abiertamente una posición contrarrevolucionaria y golpista, en contra del gobierno legítimamente constituido que encabeza nuestro máximo y único líder Hugo Rafael Chávez Frías.


Solo el pueblo salva al pueblo.
Patria Socialista o Muerte… VENCEREMOS.


[email protected]
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1288 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a159186.htmlCUS