Las elecciones del nuevo Papa

El Papa Benedicto ha renunciado hoy. El Vaticano está metido en líos, ha perdido la cabeza.

"Tras examinar repetidamente mi conciencia ante Dios, he llegado a la certidumbre de que mi fortaleza, debido a la avanzada edad, no es adecuada para el ejercicio del ministerio.

"En el mundo de hoy, sujeto a rápidos cambios y sacudido por preguntas de honda relevancia para la vida en la fe, para gobernar la barca de San Pedro y proclamar la Palabra de Dios son necesarias la fortaleza tanto de mente como de cuerpo, fortaleza que, en los últimos meses, se ha deteriorado hasta el punto que he tenido que reconocer mi incapacidad para cumplir con el ministerio que me ha sido encomendado". Dijo el Papa Benedicto.

Es buena la hora para que los pueblos del mundo le pidamos a la santa iglesia, que tanto ataca a Chávez, que nos dé el ejemplo y convoque a elecciones democráticas lo más pronto posible.

En este siglo 21 no podría faltar más que la revolución eclesiástica, que cada país proponga su candidato y en un domingo de gracia, en todas las iglesias, de todos los países de mundo acudan los feligreses a votar y escoger el papa sucesor de Benedicto.

Eso sí sería fin de mundo.

Pero de seguro que se encerrarán todos los arzobispos por varios días como suele suceder cuando muere un papa, y sin preguntarnos nada, unos días después saldrá humo blanco por la chimenea episcopal y una sotana declarará nuevamente al mundo que papas habemus.

Nada cambia cuando cambia un papa, así como cuando los Estados Unidos de Norteamérica cambia de presidente, perdamos las esperanzas. El imperio del vaticano, siempre aliado de los otros grandes imperios, como el del dinero y el de la guerra, no cambian por cambiar de cabeza.

Claro que esta sería una oportunidad de oro para que la iglesia demostrara que es realmente la iglesia de los pobres y del pueblo, pero va a pasar lo que tiene que pasar, a puertas cerradas escogerán al sucesor de Benedicto e impondrán un nuevo papa a todos sus seguidores.

El nuevo papa venderá sus estampitas en todas las iglesias y la dominación eclesiástica seguirá su camino.

Igualito, como si nada.

¡Yo soy otro tú y tú eres otro yo. Somos Chávez!

¡Patria Independiente y Socialista, Viviremos y Venceremos!

[email protected]

@hombrenuevo

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1126 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a159175.htmlCUS