Vladimir Acosta, la tiraste por el medio de la calle

La participación del historiador Vladimir Acosta en el foro “14 años en Revolución” fue extraordinaria “la tiró por medio de la calle", ya que con su crítica reivindicó el clamor de muchos compañeros en la lucha por este proceso y adoptó una decisión terminante, superando las vacilaciones. Para algunos significa hacer las cosas de una forma intuitiva, aunque no se sabe si es la mejor forma y muchas veces es una frase que se arroja a la cara de quienes han tomado una decisión precipitada, atropellando los derechos de los demás. Por esto algunos políticos la conocen bien.

Respetamos, aplaudimos y acompañamos la gallardía de Vladimir, ya que tomó una decisión determinante que opta por soluciones con suficiente certeza, contra las desviaciones del proceso revolucionario venezolano, en definitiva Vladimir nos dio tremenda bofetada, la cual fue aplaudida por el público asistente, y dejó a más de uno petrificado en sus sillas sin saber que decir, incluyendo a las máximas autoridades políticas y su dirigencia.

Además, al revisar las palabras del camarada Chávez en su carta del 4 de febrero en honor al Día de la Dignidad Nacional, donde refirió que: “El espíritu de rebeldía debe vivir en cada uno de nosotros para seguir avanzando para no estancarnos, recordemos esta sentencia del comandante en jefe eterno, nos dice Bolívar: “Nada se hace cuando aún falta qué hacer”, por ello el por ahora de hace 21 años es hoy un para siempre del pueblo bolivariano”, entendemos que también hay muchas vicisitudes por corregir y entre ellas las observaciones del historiador Vladimir, quien entre sus reflexiones y sus duras verdades nos guía para seguir impulsando el proyecto político. Venezolana de TV debería abrir un programa de opinión con Vladimir Acosta y Carlos Betancourt, que dicten líneas revolucionarias.

Uno de sus llamados, porque todos son importantes, es aquel donde nos insta a no seguir permitiendo que el capitalismo con su maquinaria, medios y poder político, nos continúe amoldando a sus intereses, que nuestros valores sigan siendo los que a ellos les interesa para mantener su status quo, que nuestra voluntad y valores no sean los que ellos implantan, y esto lo atacaremos con la organización popular, revolucionaria, para conquistar lo que a la mayoría le interesa que es una vida digna en el marco de una sociedad socialista. “Somos mayoría, y no podemos permitir que una minoría poderosa nos controle”.

También hizo referencia “Tenemos protagonismo popular, pero nuestro protagonismo popular se ha vuelto pasivo (…) es decir, no es lo mismo la convocatoria a marchas (…) ahí la participación es en respuesta a un llamado, un objetivo que se fija y que de alguna manera como ese objetivo parece válido, se va detrás del objetivo. Nosotros necesitamos realmente una participación popular que sea activa, para mí los años más bellos de este proceso, fueron los años del despelote, fueron los años 2002 cuando se derrotó no solo al Golpe, sino al paro petrolero y 2004 cuando se ganó el referéndum revocatorio. (…) Debemos discutir, criticar, proponer ideas y tareas, e incidir sobre ellas.

Igualmente reseño sobre el uso adecuado de los espacios y herramientas que permiten la organización popular y revolucionaria. Se refirió específicamente al PSUV, exhortando a que se replanteen criterios en base a la audacia, a fin de superar fallas que permitan fortalecer la democracia a lo interno del partido.

Siempre hay que tener presente que el PSUV es el partido que preside su fundador; el Presidente Hugo Chávez, pero también no hay que olvidar que nuestro camarada y comandante nos recomendó fundar organizaciones sociales entre ellas las comunas y como escribe Carlos López quien nos dice, “ bajo la nueva ideología que humaniza la sociedad como un todo (El socialismo), también la dinámica social misma nos va exigiendo mano dura , paso seguro y bastante sabiduría”, recordando a Salomón en sus sabios proverbios escribe ”El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”.

Todos los revolucionarios somos hijos de la misma causa, podemos pertenecer a cualquier organización sin ser enemigos del PSUV y a juicio de Vladimir y lo reitero como en muchos de mis artículos, es necesaria la discusión de las líneas partidistas en medio de un clima de respeto y tolerancia por quien piensa distinto, debemos superar los vicios que nos legó el bipartidismo, el autoritarismo y la imposición de criterios, lo cual forma parte del pensamiento fascista, degradación a la que nunca debemos llegar porque somos dirigidos por uno de los hombres más humanos que ha parido la América Latina y el mundo, por lo que termino parafraseando a mi amigo Leonel Marín “El que cumpla y no viva con la enseñanzas de Chávez, se está afeitando con una navaja al revés.”

La verdad histórica es esencialmente revolucionaria

¡Hasta la próxima mi pueblo porteño… mereces lo mejor!

REDES, somos la fuerza moral que decide…


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3174 veces.