¿Cuál democracia en el siglo XXI?

Que bueno que el pasado domingo el programa “Los Sabios en la Z” haya estimulado el trascendente debate sobre la democracia necesaria, con énfasis en el análisis crítico de la “democracia” realmente existente en este país.

De entrada el tema nos remite a varias preguntas:

¿Cuál democracia reclama este siglo XXI, después de las experiencias vividas en los siglos XIX y XX?

¿Puede ser llamado democrático el sistema político, económico, social y cultural dominante en la República Dominicana?

¿Qué clase de social dicta y controla lo que hay que hacer?

¿Qué tipo de Estado existe?

¿Cuál género predomina en el ejercicio de todos los poderes?

¿Cuál de los fenotipos humanos impone la ideología de “raza”?

¿Qué generación dicta la política?

¿Cuál es la relación entre militares y civiles?

¿Es libre el país, es realmente independiente?

Las respuestas veraces a estas interrogantes nos llevan a conclusiones que es preciso subvertir:

-Domina la burguesía transnacional y la gran burguesía local subordinada a ella. Existe una dictadura de la clase capitalista.

-Domina junto a ella una alta buro-tecno-partidocracia que vuelca al Estado contra la sociedad.

-El poder ha sido masculinizado. Existe una dictadura de género de corte machista.

-El racismo tiene múltiples expresiones de poder para discriminar y subordinar, expresado con crueldad frente a los dominicanos/as pobres y mulatos y contra la población haitiana o de origen haitiano.

-Los adultos son el centro de la sociedad (adulto-centrismo), dando lugar a una especie de dictadura de las generaciones maduras y envejecientes contra la juventud y la niñez.

-El país esta bajo la dictadura de EEUU. Por eso pasan cosas tan graves las intervenciones del FMI, los tratados militares, y los contratos con Barrick Gold, Gold Corp, Falcondo… e innumerables concesiones que atentan contra la vida de nuestro pueblo.

-El poder militar-policial se gansteriza y violenta los derechos civiles.

-La llamada “separación de poderes” de la nombrada “democracia liberal-representativa” que pregonan las facciones dominantes, es pura ficción. De la dictadura bipartidista hemos pasado a la dictadura constitucional pele-leonelista. ¡Hasta la “democracia electoral” se ha esfumado!

-La cúpula que controla el sistema lo administra para destruir despóticamente la madre tierra, atentando contra la existencia de presentes y futuras generaciones.

Precisamente cuando presenciamos la evolución para peor del capitalismo y el colapso de un “socialismo” que no fue tal (por negar la democracia y devenir en estatismo burocrático), emerge la necesidad de una democracia participativa e integral.

Democracia económica.

Democracia social.

Democracia cultural y multiétnica.

Democracia de género.

Democracia ecológica.

País independiente.

Nación y pueblo soberanos hacia un nuevo socialismo: participativo e impregnado de libertades y bienestar colectivo.

Ese es el gran reto del Siglo XXI.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1051 veces.