La Historia en tres tiempos

La historia de acontecimientos sucedidos en un tiempo y lugar determinado nos permite contemplar ante el carácter inmutable de esta, los hechos, las causas, las acciones y visiones humanas de una época que generaron resultados, buenos o malos, y nos deja un amplio espacio para estudiar, analizar, debatir y extraer de esas vivencias y experiencias, ideas que definirán posiciones en la realidad del presente. Allí radica su importancia, su descomunal fuerza, esa energía que crea valores supremos y que el hombre se esforzará en distinguir para luego delinear su conducta y tomar parte de alguna corriente de pensamiento que derive del estudio de esta.

En nuestro caso, el Presidente Chávez en sus magistrales clases sobre la historia de Venezuela, interpreta y relaciona sucesos desde 1.810 hasta la fecha para culminar descubriendo posiciones antagónicas e irreconciliables que han perdurado desde la guerra de Independencia hasta la actualidad. En nuestro humilde criterio identificamos en un frente a la Patria, independiente, libre, regida por el pensamiento político de nuestro Libertador conformando la República Bolivariana de Venezuela, reivindicándonos ante la historia, ante Bolívar y en el mundo.

En otra posición distinguimos a la anti-patria, vasalla, indigna y doblegada a intereses bastardos.

Los actuales sucesos que conmueven al país nos explican la conducta de quienes acometieron la absurda tarea de desmoronar el ambicioso proyecto integrador de la Gran Colombia, la destrucción moral y física del Libertador de cinco naciones, de las sucesivas guerras intestinas, la entrega de nuestras riquezas a potencias extranjeras; los mismos traidores del pacto de Punto Fijo que ahora se arrogan ser los dueños del conocimiento y sin rubor pretenden violar nuestra Constitución. Desde la colonia hasta el presente el análisis histórico nos permite establecer con claridad los elementos que originan dos visiones de país.

A esa oligarquía y a sus agentes debemos decirle que esa carta magna refrendada y aprobada por el soberano, inspirada en el pensamiento Bolivariano es inviolable. En ella están recogidos los preceptos, principios y procedimientos para construir una patria democrática, libre, independiente, Bolivariana y socialista. Sera el legado para las próximas generaciones que sabrán interpretar la historia que ahora transitamos.

¡Independencia y Patria socialista!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1045 veces.