¡Querido Chávez no has arado en el mar!

En abril fuiste rescatado de entre las garras de nuestros enemigos por el amor que tu pueblo te tiene. Que horroroso fue cuando un hombre, plantado frente a las cámaras nos daba la noticia de que nos quitaban todo por lo que habíamos venido luchando. Fue el disparador que accionó la conciencia de tu pueblo y no pudo seguir de brazos cruzados ante tanta atrocidad y empezó la movilización por toda Venezuela.

La unión de militares y civiles fue la malgama perfecta para poner las cosas en su lugar. Te regresamos de entre la muerte, porque segura estoy ese iba a ser tu destino. Ya los del norte tenían todo preparado para desaparecerte. Sus naves estaban esperando por ti.

Nunca se pensó que este pueblo dicharachero y bonchón había entendido la grandeza de nuestros logros, de tu presencia y de tu entrega. Muchos bajaron de los cerros gritando “Dónde está Chávez”, “Queremos ver a Chávez”. Nos sentimos como si nos hubiesen quitado un brazo, el corazón, los pulmones. Pero aún así nuestros cuerpos se movían hacia Miraflores para exigir tu presencia. Se podían ver, adultos y niños conmovidos llorando porque no sabían el paradero de su Líder.

Hasta tú quedaste impresionado por tanto amor. En tus ojos se veía que no cabías de asombro, el pueblo te solicitaba, el pueblo exigía que te entregaran. Hasta hoy en el mundo, cuando se recuerda ese hecho, no se encuentra explicación de tanto amor y entrega. No saben que con tu forma de ser y de actuar nos llegaste muy adentro de nuestros corazones.

Ahora tenemos un enemigo más que pretende alejarte de nosotros, porque los otros, mi Presidente siguen allí, vulgares e inhumanos tratando de enredar el proceso de tu sanación y la mal política que ellos hacen. Pero como ya tú sabes, tu pueblo está más claro que nunca. Con tus reiterados consejos de prepararnos, de estudiar, de abrazar a nuestro país como algo muy propio. Nos enseñaste amar el mapa de Venezuela por todos sus costados, es por eso que en estas elecciones arrasamos con las gobernaciones y ahora nuestro mapa está rojo rojito y las 3 que nos faltan, entraran por el riel más temprano que tarde. Ahora que los apátridas creen que estamos solos, es cuando nos crecemos y entendemos que todos somos CHÁVEZ y que no daremos cuartel a quien quiere sabotear nuestra Revolución.

Presidente, solo le pido que tenga paciencia en su tratamiento y recuerde que usted no ha arado en el mar. Su pueblo está consciente de todo lo que tenemos que hacer para seguir siendo LIBRES.

¡Viviremos y Venceremos!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1366 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Carmen Pacheco


Visite el perfil de Carmen Pacheco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /ideologia/a157200.htmlCUS