Cristo, Bolivar, Marx, Ho, Fidel, Ché, Nguyen Van Troi, Alí, Sandino, Pancho Villa, Francisco de Miranda, Chávez…

…Sucre, Manuelita Sáenz, Agnes Gonxha, … tanto que armar el pensamiento y las ejecutorias del pasado y del presente para organizar el porvenir, ¡cuánto nos falta todavía!

Es necesario organizar la historia real, sistematizarla para ponerla presta así al alcance práctico de las generaciones emergentes y futuras.

La historia de Venezuela, escrita por cronistas españoles, nos fue impuesta por las oligarquías; y, cuando el pestilente imperio español dejó de poder a la bastida, contra nuestra cultura originaria, la plutocracia peló el culo a los gringos.

Los gringos, a sabiendas de que Chávez convalece todavía, menean los hilos de su sórdida trama y, con colmillos afilados, amenazan engullirnos pero no pueden ni han de poder a pesar de lacayos como Julio Borges, María Laloca, Leopoldo López, Ramón Aveledo, “Capriles-Briquet” -¡Avemaríapurísima!- y etc relambeñemas quienes por encargo y sin escrúpulos, pretenden llevar a Venezuela, más temprano que tarde, a subasta.

El modelo de Cristo no era atractivo para el pueblo de entones; me gustaría saber lo que pensó la gente que presenció su crucifixión, pero dudo que sea posible que Jesse Chacón y demás -Germán Campos y Schemel- me den una información satisfactoria a ese respeto.

Y, de ahí para abajo, creo que se cumple eso de que no hay peor cuña que la del mismo palo, porque a decir verdad, quienes hablan en nombre de Cristo son los peores mercaderes.

Lo demás -toda reflexión posible acerca del tema- lo dejo al libre albedrío del lector.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1128 veces.