Dura es la verdad, pero es la verdad

¡No es la Navidad, es el Socialismo!

Desde niño mis padres me enseñaron andar en verdad, aun cuando esta significara ir en contra corriente.

Digo esto porque a propósito de estos días, que el capitalismo, nos impuso para incrementar la venta de cuanto objeto exista, suele correr la especie y el mensaje de que: es el momento de recogimiento, reflexión, paz, justicia y amor" Siempre  me pregunte? ¿Y después de diciembre que?

Pareciera que la estrategia mediática de los hacedores de guerra del resto del año, es hacer como especie de una tregua en estos días, con el cuento del amor, la paz y el nacimiento del primer gran humanista: Jesús el de Nazareth, para en Enero desatar con mas brios su accionar esclavizante, engañador y sometedor de sociedades enteras.

Hasta para ocultar los rasgos de dominación del sistema, utilizan el discurso del amor, la paz y la reflexión, para que todo siga igual y todo quede en el olvido.

La Navidad tal cual es conocida hoy, es una falsificación de la fe, pues Jesús, ni nacio en Diciembre (era imposible desde el punto de vista meteorológico), ni vino a impulsar las compras navideñas   (a los mercaderes de la época) como método de empobrecimiento de los seres humanos.

La Navidad fue un estratagema o artificio engañoso, que uso para la época de su aparición, el decadente imperio Romano, ante el avance del cristianismo primitivo liberador, que practicaba la doctrina del amor, la solidaridad, la igualdad y la fraternidad, inspiradas por las enseñanzas de Jesús. Ese avance que tenían los cristianos militantes de la época, era contrario al orden establecido y en una decisión política, recogieron en una fecha pagana el tema de la Natividad. Despues, mucho despues, apareció  en en mundo occidental, el famoso Santa Claus.

Jesús enfrento a la clase religiosa dominante de la época, mostró la hipocresía de ellos y hasta se presento en el templo y en señal de rompimiento con esa casta, volteo las mesas de los mercaderes, que habían hecho del templo una cueva de ladrones. Jesús rompió desde siempre con toda forma de saqueo y falsificación de la fe y el verdadero amor.

Jesús fue un ejemplo de coherencia, hacia conforme decía.  Jamás promovió la injusticia, la mentira, el egoísmo, ni el consumo. Nos enseño amar por encima de toda circunstancia, a compartir, a dar de lo que tenemos; no de lo que nos sobra, nos enseño a vivir en la libertad que solo el amor puede dar, nos enseño a dar sin esperar nada a cambio y nos enseño a decir siempre la verdad.

"Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres". Es ta frase resume la esencia de la libertad, que no es otra que la verdad. Ahora bien, cual verdad? Bueno en este caso, la difusión de los hechos tal cual ocurrieron y en este caso, el sistema nos ha impuesto una falsa doctrina; a cambio de que sigamos felices en Diciembre y destruyendonos mutuamente a partir de Enero.

Este circulo vicioso debe ser roto, mediante un estudio masivo de los hechos tal como acontecieron y que no me vengan acusar de querer cambiar la historia, no, no se trata de ello, se trata de poner en orden, lo que torcidos intereses voltearon y hoy pretenden hacernos seguir la senda de la destrucción humana.

Jesús ha sido y será siendo el centro de la polémica, porque trastoco el orden establecido y nos llamo a que militáramos activamente en la doctrina del amor y ello es contrario a lo que como seres humanos estamos permitiendo, bien sea por acción u omisión.

Por ello hoy decimos, no es la Navidad la que nos salvara de la destrucción de la especie humana, sino el compromiso consciente, por la construcción del socialismo, como vía para retomar los senderos primitivos de paz, igualdad, fraternidad y justicia.

 

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 904 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Jose Rafael Avila


Visite el perfil de José Ávila para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /ideologia/a156691.htmlCUS