La eficiencia, la efectividad, la eficacia o nada.




Buenos días amigos lectores, Feliz Navidad y Año nuevo 2013.

Mucha salud para todos en nuestro país soberano, la Republica Bolivariana de Venezuela y a los hermanos del mundo.

En muchos artículos desde que se creó el ministerio de Control y Seguimiento, he podido leer sobre lo bonito que será ahora el resultado, de lo que se ha planificado antes del año 2012 y lo que se planificó y planificará para el año 2013.

Sin embargo, me ha llamado mucho la atención, que se está tomando como eslogan “Eficiencia o nada” de lo que el señor Presidente, con conocimiento de causa y resumidamente ha calificado como un control de “La Eficiencia” en la dirección y ejecución de tantas actividades estratégicas hasta ahora planificadas y que de alguna forma, y sin explicación alguna, no se han cumplido o se han cumplido a medias.

Esta forma del señor Presidente de señalar lo que se “debe hacer”, es su estilo y además lo hace así porque su experiencia y liderazgo se lo indican.

La experiencia es necesaria para la toma de decisiones, además de tener el juicio suficiente, tener conocimiento de lo que se plantea, manejar la información adecuada, todo esto es propio del ser humano venezolano que tenemos como Presidente de la Republica, pero también este ser humano cuenta con una virtud y cualidad como es la de ser un líder y tener el suficiente liderazgo para influir sobre sus seguidores, no porque es Presidente y manda, sino porque enseña y transmite sus conocimientos y va mucho más allá, de lo que otros, sobre todo en la administración pública (con egoísmo e inseguridad) y privada (es lo que le han aprendido), no hacen.

El presidente de la República como líder, le dice y enseña a sus seguidores, lo que tienen que hacer en caso de que él no esté, para que todo siga funcionando como si él estuviera presente, es decir aquí no hay egoísmo de que si el seguidor sabe lo que yo hago, me puede quitar mi puesto y hasta llegar a ser mejor que yo.

El líder requiere en todo momento refrescar y poner en práctica los fundamentos inequívocos que han de caracterizarlo, como lo es la aptitud para el aprendizaje, la actitud para enfrentar las situaciones adversas, la voluntad para insistir en sus ideales, la conciencia para diferenciar entre lo que es bueno y malo, el amor al prójimo para mantener su condición humanista y el control de las emociones.

El Líder de la Revolución Bolivariana Democrática y Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, reúne todas estas características tanto como planificador para tomar decisiones acertadas y como líder para dirigir y lograr eficazmente los objetivos propuestos

El buen maestro es un líder, y el buen maestro siempre (es el deber ser) ha de tener presente que cuando se para en frente de sus alumnos para transmitirle sus conocimientos, es previendo ya de ante mano que sus alumnos sean mejores que él en cuanto a sus conocimientos, decisiones y trato para con los demás.

Pero esto se logra creando e incentivando en el seguidor – alumno la actitud hacia la investigación del conocimiento.

Es por esto que los seguidores – alumnos o como se le quiera llamar, han de cultivar en todo momento su intelecto para así aumentar su sabiduría, no para actuar con egoísmo y negar el conocimiento, sino mas bien para transmitirlo e irradiarlo, ésta es la mejor manera de que nuestra revolución socialista y democrática, tenga éxito en este siglo XXI.

Volviendo al eslogan de la eficiencia, “Eficiencia o nada”, para mí no es suficiente, pues considero que es quedarnos de nuevo en la ineficiencia.

Es por ello que me permito tratar de explicar desde mi punto de vista tres (3) palabras mágicas que si logramos coordinarlas articuladamente, estaremos cerca de la excelencia.

La Eficiencia, se visualiza cuando se planifica para lograr los objetivos, con seguridad y certeza al menor costo posible.

La Efectividad, se prevé en la planificación de los objetivos para reducir los costos en el menor tiempo posible para lograr el objetivo con gran exactitud.

La Eficacia, es el momento en que se materializa el logro del objetivo, con la exactitud prevista, en el tiempo y al costo indicado.

La eficacia se consolida cuando se obtiene un resultado favorable mas allá de lo planificado para la consecución del objetivo, y para definir si se ha consolidado el objetivo, es necesario realizar un estricto “Control y Seguimiento” de los objetivos planificados.

La formulación de ésta reflexión, me permite llegar a la conclusión que si solo nos conformamos con explotar la eficiencia, corremos el riesgo de quedarnos en los mismos errores, es por eso que planteo un eslogan más contundente y detallista. El Presidente da las generalidades pero los dirigentes con su investigación, van al detalle para lograr excelentes resultados.

Éste eslogan es, “La eficiencia, la efectividad, la eficacia o nada”, éste planteamiento no es un capricho personal de cambio de nombre o para figurar, es parte del conocimiento empírico, y de la metodología científica de la investigación, en otras palabras es el enfoque epistemológico que se le ha dado a éste problema-tema.

Para lograr la eficiencia, la efectividad y la eficacia se requiere alimentar el espíritu humanista con valores morales fortalecidos por la ética social y profesional socialista necesarios para lograr la verdadera construcción del Socialismo Bolivariano Democrático.

Donde el venezolano desarrolle un sentido de pertenencia por su Patria, por la Soberanía y por mantener una visión de País, dirigida a “aprovechar de manera optima las potencialidades que ofrecen nuestros recursos, bajo el desarrollo de una nueva geopolítica nacional”

El Control y Seguimiento es responsable de que se cumpla la dirección estratégica de la excelencia “la eficiencia, la efectividad y la eficacia”, esto permite renovar los cuadros de dirección y ejecución que por su mala gestión, se declaren incapaces ante la imposibilidad de alcanzar y consolidar lo planificado.

Si en ésta revolución logramos estructurar y fortalecer la imparcialidad de las decisiones del Control y Seguimiento, veremos excelentes y productivos resultados a muy corto plazo, que por supuesto redundaran en la buena imagen y proyección nacional e internacional del socialismo bolivariano democrático.

Es necesario cubrir y acercarnos al proceso de la excelencia, para poder consolidar la Revolución Bolivariana Democrática.


Utopía ó realidad, en los próximos años tendremos la respuesta.


Patria socialista del Pueblo Soberano.¡ No podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer!



[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1807 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

Anticorrupción y Contraloría Social

US Y /ideologia/a156678.htmlCUS