Caja de resonancia La soberbia y la miopía



Durante la rueda de prensa efectuada el pasado domingo, en pleno proceso electoral, nuestro Vicepresidente ejecutivo Nicolás Maduro Moros, de manera clara y tajante hablo sobre la importancia del reconocimiento de los resultados de la contienda por parte de los actores políticos, sea cuales fueren dichos resultados, al tiempo que comprometía a lo propio al PSUV y a todas las fuerzas del polo patriótico activadas en torno a las candidatas y candidatos de la revolución.

Ahora bien, luego que el CNE anunciara los resultados del proceso, desde el comando Carabobo, su vocero principal Jorge Rodríguez, reconocía sin cortapisa alguna, el triunfo opositor en Amazonas, Miranda, y Lara, lo mismo hizo gallardamente Elías Jaua Milano, candidato de la patria en Miranda.

Ante tales pronunciamientos, un verdadero irrespeto a la dignidad del pueblo mayoritario, que de manera clara y contundente expresó su voluntad irreductible de continuar acompañando la propuesta bolivariana hacia la construcción del socialismo, liderado por el Comandante presidente Chávez, resultó la infeliz intervención del gobernador reelecto Capriles Radonski, al pretender invisibilizar o minimizar la expresión de millones de venezolanas y venezolanos.

Solo la soberbia y una descomunal miopía política, provoca reacciones como las que trasmitió el canal globovision al final de la histórica jornada electoral del pasado domingo, mostrando a este personaje escupiéndole la cara al mayoritario pueblo chavista, brillando por su ausencia, las palabras de respeto y reconocimiento, igual situación observamos en el Zulia, ya que hasta el momento de escribir esta nota, no hemos visto por ninguna parte, las declaraciones del candidato perdedor y ahora ex gobernador, reconociendo el arrollador triunfo del Comandante Arias Cárdenas.

Difícilmente podrá haber algún tipo de acercamiento y dialogo con una dirigencia opositora que no se respeta, ni respeta a sus seguidores, al no reconocer su rol de minoría, elemento fundamental del juego democrático. Esta odiosa práctica por parte de tal dirigencia, ha sido recurrente desde el 2002, nuestro pueblo cada vez más atento y fortalecido ideológicamente lo sabe.

Desde el gobierno bolivariano toca en lo adelante, avanzar decididamente, alrededor del plan socialista de desarrollo nacional, articulando todos los esfuerzos, para que como uno solo, el ejecutivo nacional, los gobiernos regionales y locales, promoviendo e impulsando el poder popular, le brinden a todos y a todas por igual, a lo largo y ancho de la patria, la mayor suma de felicidad posible.

Que viva Chávez!

www.evyferrer.wordpress.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 854 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas