¿Cómo construir el socialismo bolivariano?

La construcción  del socialismo bolivariano es una tarea humana que en teoría no debería ser algo muy difícil. Claro, el camino es largo y a veces tortuoso porque quienes hacen resistencia se oponen con todo, pero el diseño del nuevo modelo productivo y  de la vida en socialismo tiene conceptos científicos muy claros  los cuales constituyen la guía, el faro y las herramientas con las que debemos trabajar hasta lograr la meta. La dinámica de este proceso es tan complejo que en el mismo se evidencian y a veces no las contradicciones entre los dos bloques históricos, siendo el capitalismo por su naturaleza el bloque que ha dominado el escenario mundial haciendo del imperialismo, como su fase de mayor desarrollo, el nudo crítico que trata de obstaculizar cualquier movimiento de liberación nacional.

En Venezuela, hemos dado pasos fundamentales: tenemos una Constitución que guía la construcción del Estado de Derecho y de Justicia, un Programa de la Patria que establece metas concretas a lograr y se fundamenta en la participación protagónica del pueblo, una estrategia de desarrollo que se basa en la perspectiva de desarrollo territorial y organización comunal, un líder victorioso que direcciona de manera acerada el proceso revolucionario y una disposición de la mayoría del pueblo a vencer la resistencia capitalista e imperialista. Pero más allá de las profundidades del pensamiento pudiéramos concretar la tarea solo sí hacemos lo que el mismo pueblo está diciendo que se haga como por ejemplo:

  1. Fortalecer el sistema de principios y valores, condición indispensable para posesionar la cultura de la solidaridad, el respeto, el orden, la honestidad y demás valores cristianos que hemos asumido como guía de la revolución. El pueblo reclama mano dura contra los corruptos, atención al necesitado, hacer valer la identidad nacional exigiendo a los medios de comunicación cumplir las leyes, hacer valer la cultura del pueblo sobrio erradicando el consumo impune y desmedido de alcohol y demás drogas, erradicar la matraca erradicando la desvergüenza  presente en algunos los miembros de los cuerpos de seguridad, implementar de una vez por todas los principios robinsonianos en la educación tanto pública como privada donde muchos de los directores hacen lo que les da la gana, apoyar a tanto grupo cultural y deportivo que hay en las comunidades para contribuir con la formación integral del ciudadano.
  2. Cumplir con la política de mantenimiento de la infraestructura y las vías. No es posible que los socialistas en cargos de dirección de gobierno no puedan ni tapar los huecos o recoger la basura, asfaltar las carreteras o reparar puentes, mantener limpia los pueblos y ciudades. No mantienen ni siquiera las oficinas desde donde dirigen. El pueblo reclama eficiencia al respecto para notar la diferencia entre un gobierno de derecha y uno de izquierda.
  3. Construir un sistema de gestión pública eficiente y con calidad socialista. Exigimos a los Gobernadores, Alcaldes y demás funcionarios públicos dar el ejemplo de humildad, sencillez, vocación de servicio, honestidad, erradicar el culto a la personalidad  y sustituir a un buen número de éstos que practican la corrupción, el maltrato al ciudadano, el despotismo y el saboteo a la obra del Comandante Chávez. El pueblo no quiere a gobernantes que no practiquen el socialismo, que no contribuyan a la eliminación del latifundio, no quiere funcionarios saboteadores de las comunas, quiere a servidores públicos que  se integren a las comunidades en la solución de los problemas más sencillos, quiere servidores públicos honestos, sencillos, humildes, eficientes, organizadores y ejecutores de las políticas bolivarianas.
  4. Hacer de la justicia una práctica común del Estado. El pueblo reclama que se acabe la impunidad al delito, demanda la transformación del sistema que administra justicia en el país. No quiere ver a sus verdugos en las calles, quiere andar en paz por la ciudad, exige castigo al delincuente, saneamiento de los cuerpos policiales y cárcel para los jueces  corruptos.

Muchos otros ejemplos pudieran ilustrar lo que el pueblo reclama y está dispuesto a participar para construir el socialismo, la sociedad justa, la sociedad humana, la sociedad de la paz y del bien común. Por ahora, el pueblo lucha para ser realmente  gobierno.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1264 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a154320.htmlCUS