Revolución y Revoltijo

Participemos todos en la batalla mediática; entonces debemos estar alerta en el uso del nombre propio para cada cosa, cuando pretendemos referirla; y usar nuestra lengua oficial, el castellano, con propiedad. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece en su Artículo 9:

El idioma oficial es el castellano, los idiomas indígenas también son de uso oficial para los pueblos indígenas…,

Cuando usamos nuestra lengua con propiedad estamos contribuyendo, desde cualquier espacio, tribuna, a la claridad y concisión de las ideas. Ya que para vivir y actuar, especialmente en revolución (algunos pretenden que revolución es revoltijo, por tanto vale todo), los hombres y mujeres, las niñas, niños y adolescentes; el pueblo todo debe aspirar, construir y mantener conocimiento ordenado. Por tanto se debe proporcionar marco referencial preciso, sin ambages; para que el conocer y el conocimiento tengan sentido.

Hacemos un favor flaco a la comunicación, en beneficio de las ideas, para la ilustración (además de la mera información); cuando no atendemos los detalles del lenguaje y del pernicioso efecto -en la búsqueda de la verdad - del lenguaje con distractores, con defectos. Así tenemos, por ejemplo(para ilustrar con unos pocos), que en nuestra televisión, la TV de la Revolución; nos topamos a menudo con incongruencias del lenguaje: diábetes por diabetes en el extraordinario e interesante Foro de W Castillo en TVES; niñas, niños y adolescete con Vanesa en VTV; conteiner por contenedor; aperturar por abrir, con pretensiones de elegante; algo semejante a la coletilla, de moda, en el lenguaje coloquial: “eso es correcto”.

En las escuelas, liceos y universidades, el pobre lenguaje oral y escrito que de lengua materna presentan los estudiantes; es la causa principal que hace que, en matemática, por ejemplo, las tasas de rendimiento estudiantil sean tan bajas. El principal obstáculo, para un estudiante, en la comprensión y solución de problemas de toda índole; es el pobre nivel que de castellano posee.

Una cruzada sostenida - a perpetuidad- de los medios de comunicación y los comunicadores, aliados al pueblo; como pilares para la recuperación de nuestra lengua, nuestra identidad, contribuirá para la educación del pueblo en revolución. Y, por ende, en la construcción de la felicidad liberadora que es el conocimiento.


girochaparro©gmail.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 708 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a154298.htmlCUS