¿Por qué en Venezuela el 2% apropia el 55% de la tierra?

La centralidad económica de la renta petrolera de la economía venezolana, enaltece la mono-producción, la mono-exportación y la exacerbada importación como bastiones financieros del desarrollo de sectores productivos como el agro. En este trabajo analizaremos la incidencia de la renta en la agricultura, su relación con los precios de los alimentos y si la renta está ligada a la propiedad territorial, generando la competencia en el sector agrícola. El último censo agrícola nacional mostró la existencia de 423.000 unidades de producción agrícola, llama la atención cómo apenas el 2% de las unidades registradas acumulan en sus manos 15 millones de hectáreas, que corresponden al 55% de las tierras venezolanas aptas para cultivo[i].

Pero, ¿Qué es la renta?

Revisar los trabajos marxistas ayuda mucho a entender categorías económicas como la renta. En principio, la renta puede ser minera, petrolera, comercial, importadora o agrícola, independiente de las particularidades de cada sector, el fundamento de esta categoría económica es el mismo:

1. El precio de los alimentos es superior a los costos de producción y no está relacionado a las condiciones productivas, es regulado por la tierra de peor calidad productiva[ii], por tener los mayores costos de producción (CP). El remanente de ganancia extraordinaria generada es producto de la inversión de capital más productivo o la inversión de capital en tierras mejores constituye la renta diferencial.

2. La organización capitalista promueve el monopolio de la propiedad privada sobre la tierra, aunque esto no es obstáculo para realizar la explotación económica en terrenos municipales o estatales[iii]. La renta absoluta es el canon que paga el arrendatario (campesino o capitalista agrario) al terrateniente por el usufructo de su tierra, por la autorización de explotarla económicamente, Marx[iv].

3. Marx: “bajo las condiciones en que los productos agrícolas se desarrollan como valores (como mercancías), se desarrolla también la capacidad de la propiedad territorial para apropiarse una parte cada vez mayor de estos valores creados sin intervención suya, convirtiéndose así en renta absoluta (RA), captando una parte cada vez mayor de plusvalía”[v]. Esta renta proviene de una fracción de la plusvalía del capital agrícola.

4. La ganancia extraordinaria se convierte en renta diferencial tipo I (RDI) cuando dos cantidades iguales de capital y trabajo se invierten con rendimiento natural desigual por condiciones de fertilidad en extensiones iguales de tierra[vi]. Profundizaremos en este aspecto con el siguiente ejemplo que analizara Marx.

5. La renta diferencial del tipo II (RDII), no está relacionada con la fertilidad, se trata de hacer inversiones intensivas de capital que permiten extraer de manera artificial mayores rendimientos productivos. 

Renta diferencial y el desvío de las ganancias producidas por la clase obrera rural

Miremos, cómo incide la fertilidad en el proceso productivo, resultados desiguales en cantidades iguales de capital (Bs. 20) en extensiones territoriales de 1hectarea con calidad de tierra diferente; mala, regular y buena, para producir maíz. Presumamos que los rendimientos productivos, medidos en kilos (Kg) fueron: en Mala = 40Kg, Regular = 60Kg y Buena = 100Kg. Como los precios son regulados por la peor tierra[vii] y si 1 Kg de maíz producido equivale a 1Bs, tendríamos que los precios resultado de la producción para las tierras serian: Mala= Bs. 40, Regular= Bs. 60 y Buena= Bs. 100.  Los CP relacionan el capital invertido (Bs. 20) y la cantidad de terreno cultivado (1Ha), para todos los casos los CP corresponderían en Bs.20.

Cuando los productos agrícolas se desarrollan en mercancías aun no estima cuales han sido las ganancias remanentes, antes debe deducir: la ganancia normal (GN= Bs.4) determinada por la tasa de ganancia industrial rectora de los procesos productivos, los CP (Bs.20) para hallar la plusvalía generada, la RA= Bs.20 y finalmente descubrir hasta cuánto asciende la ganancia extraordinaria o RDI luego de la deducción de impuestos nacionales no podemos olvidarlos[viii]. Veamos estos datos sintetizados en el cuadro Nº1.

 

Cuadro Nº 1. Rentas, ganancia y beneficio del patrón

Tipo de tierras

Kinv *

Producción (Kg)

Valor

CP

GN

P

RA

G

RDI

BP

Malas

20

40

40

20

4

20

20

0

0

0

Regulares

20

60

60

20

4

40

20

20

16

11,2

Buenas

20

100

100

20

4

80

20

60

56

39,2

Kinv: capital invertido

 

P: Plusvalía= Valor - CP

* los valores son dados en bolívares

 

RA: Renta absoluta

CP: costos de producción

 

G: Ganancia= P - RA

GN: Ganancia normal

 

RDI: Renta diferencial= G - GN

 

BP: Beneficio del patrón= RDI - ISRL

 

ISRL: Impuesto a la renta 30%

 

Elaboración propia CIFO-ALEM 2012.

 Puntos a tener presente

En conclusión, el estudio de la renta devela varios aspectos a tener presente en la agricultura capitalista:

1. El capitalista o campesino de la tierra mala, que ofrece menor rendimiento a la inversión por su baja fertilidad, ni siquiera obtiene la ganancia normal mínima exigida (GN= Bs.4). Ello redunda en empeorar las condiciones de trabajo de sus obreros agrícolas, siendo esta la razón por la cual no pueda cubrir créditos agrícolas, que aumentan sus CP por los intereses que debe pagar, al quebrar, el Estado le da recréditos que lo endeudan más, y la empresa privada (que no suele darle créditos) lo ejecuta, le quita sus bienes en garantía.

2. La tendencia indica que al trabajar el campesino en tierras de baja calidad, no obtiene rentas diferenciales ni RDI ni RDII, y en muchos casos ni siquiera la ganancia normal capitalista. En los costos suele excluir su "salario" y el de su familia, es decir no contabiliza esos sueldos, baja sus CP y con eso medio araña un excedente, por ello suele ser muy pobre.

3. Las tierras de calidad mejor que la mala logran el beneficio del patrón por ello, los capitales compiten y se concentran en ellas sin embargo, para explotarlas eficaz y eficientemente desde el agro capitalista, ameritan acumular grandes extensiones territoriales para invertir capital capaz de obtener RDI e incluso RDII, que ofrece ganancia real, esto explica que el 2% de unidades de producción agrícola posea el 55% de las tierras aptas para cultivo.

4. En la agricultura capitalista sólo altas concentraciones de capital que trabajen en grandes extensiones de tierras centralizadas permiten generar altos excedentes, es decir, más plusvalía que el patrón apropia.

5. La apropiación económica de la RA es la forma económica en que el terrateniente valoriza la propiedad territorial[ix], en este ejemplo, partimos del supuesto de canon de arrendamientos homogéneos, para tierras heterogéneas.

6. La importación de productos agrícolas además de incorporar la inflación de los países de origen, aumentar el gasto público y de la mano con él, la deuda pública interna y externa, cubre a duras penas la demanda del mercado nacional acelerando la quiebra normal, inevitable y previsible de las pequeñas producciones, destinándolas al irremediable fracaso del sector agro capitalista que maneja baja escala productiva, carguill, monsanto basf etc., no “fracasan”.

¿De qué nos sirve conocer los detalles de éste estudio?

Este breve estudio entorno a la renta demuestra aspectos importantes en la lucha obrera dentro de una propuesta que debe concretar el cambio estructural de las relaciones sociales de producción en el agro venezolano.

El chavismo promueve la pequeña propiedad privada de la tierra, indiferente de la forma que adopte (comunal, mixta, colectiva o campesina), ya vimos que por más unificación de esfuerzos productivos, salarios no incluidos, la pequeña producción, no es la mejor vía para sustituir las importaciones, debido a la baja productividad de estas organizaciones. A duras penas alcanzan a pagar la RA y valorizar el 55% de la tierra concentrada en pocas manos, es decir, mientras terratenientes y burguesía agraria manejan 15 millones de Has, de la totalidad 27millones de Has disponibles para cultivo pero sólo siembran 2,96 millones de Has[x], por su incapacidad productiva y por lo lucrativo de la importación de alimentos con bolívares sobrevaluados.

Es urgente la centralización de las mejores tierras en manos del Estado obrero y el proletariado agrícola. Solo la producción agrícola a gran escala en grandes extensiones de tierra, producirá mayores niveles en: productividad, trabajo incorporado en la tierra, renta diferencial, ganancias traducidas en riqueza social para toda la clase obrera en general, supliendo los medios con elevada calidad nutricional, poniendo fin a la creciente pauperización en la calidad alimenticia y productiva de los campos venezolanos.

Nadesda Muñoz

curso.economia.politica@gmail.com

Ccs. 22/10/2012

*Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO)

Asociación Latinoamericana de Economía Marxista (ALEM) 

www.alemistas.org

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2892 veces.