De la prédica socialista a la práctica socialista

De todas las dificultades que confronta este proceso político, para establecerse como algo que llegue a ser del dominio de todos los venezolanos, el más difícil de enfrentar en mi opinión, resulta el tema de cómo hacer para que detrás de la predica socialista, que se pretende imponer tipo slogan, haya un comportamiento en la práctica de los predicadores, que se corresponda con una acción cotidiana que sirva  para contagiar al pueblo común.

En este aspecto me voy a referir a los detalles, uno de ellos es: yo viajo sopotocientas veces en camioneticas, metro, tren, bus caracas, y no tengo un solo recuerdo que se haya presenciado en uno de esos espacios, una sola discusión entre el concepto socialista y el capitalismo. Por lo general las discusiones son banales.

A mí me resulta  inexplicable que a 13 años de Gobierno  y con un proceso electoral que acaba de finalizar, esa discusión no hubiese estado  presente  en el ciudadano común, cuando debería ser el plato del día. Esa discusión se ha quedado a nivel de algunos protagonistas que lideran programas de televisión, pero que no trascienden en  ejecutorias prácticas, en los espacios donde se cumplen funciones públicas. Es muy común oír en boca de Directores de Despachos Públicos que allí está prohibido hablar de política. Pero es que en la calle tampoco se siente.

Un ejemplo práctico de la conducta socialista la dio el Comandante Chávez  en los Bloques del Silencio recientemente, cuando se detuvo a conversar con un ciudadano en situación de calle. Y de ahí hacia abajo quien lo hace. NADIE.

Bueno si hay quien lo hace el PUEBLO mismo, y Carneiro cuando fue presidente de la Misión Negra Hipólita.

Donde esta la razón para que el esfuerzo que ha hecho Chávez  de concientizar al venezolano  con el ejemplo, no haya impactado en la población, a tal punto que esa conducta socialista fuera en este momento la práctica cotidiana en el comportamiento de los ciudadanos  en sus hogares, en la calle, en sus lugares de trabajo, en las escuelas, las universidades.

El discurso y la practica socialista de Chávez ha tenido dos enemigos, que no lo dejan procrear  buenos resultados como él quisiera, uno es la guerra mediática de los canales de televisión privados, y la otra es el antiparabolismo de sus influyentes colaboradores que no practican con el ejemplo, para que sus subalternos desarrollen practicas socialistas en su comportamientos y acciones públicas. Son infinitas las denuncias y quejas de los ciudadanos al respecto. Cuantas veces se oye el comentario en el ciudadano común, "SI ELLOS LO HACEN POR QUE NO LO PUEDO HACER YO"  Ese es el resultado del mal ejemplo.

El desempeño de un socialista  en función de gobierno o en la calle como un ciudadano común debería ser la  diferencia. La cultura de un socialista, debería  ser otra  a la que comúnmente uno ve en la calle, todos los ciudadanos salvo raras excepciones, se comportan ordinariamente en su relación de uno con el otro, así vaya vestido de rojo rojito, no se nota la diferencia  en el trato social, en el cumplimiento de las normas de convivencia, todos nos pisamos los derechos, y desconocemos nuestros deberes.

Nada mas  echemos un vistazo  a la forma como se comporta la gente en las calles de Caracas, tanto los de a pie, como los que manejan una camioneta de pasajeros, un texis, un carro particular un motorizado, un policía, un Guardia Nacional, en las estaciones del metro, del ferrocarril, nadie respeta ni hay quien haga respetar, las normas, ordenanzas y leyes, UNA ANARQUIA TOTAL.

Si nos vamos a las dependencias oficiales , ni hablar, parece que los jefes  escogen a las personas menos idóneas para trabajar con público, por lo general están de mal humor, pocas veces saben de lo que el usuario le está  preguntando  y si lleva una comunicación,  te piden que le muestra hasta el modo de caminar para recibírtela y después se burlan descaradamente del Art.51 de la Constitución  Bolivariana de Venezuela, cuando no le dan respuesta a nadie, pero por esa conducta indeseable, nadie va preso ni destituido del cargo como reza el Art 51 antes mencionado.

Ahora que estamos hablando con la llegada de ERNESTO VILLEGAS  al Ministerio de Comunicación de crear un sistema de medios públicos real, visible, que se comunique con todos los estratos sociales de la población, creo necesario que se introduzca en su programación una obligada campaña de concientización ciudadana  con participación directa del pueblo, con voces del pueblo, haciendo llamados y denuncias de actitudes incorrectas del mismo pueblo, de funcionarios públicos, campañas abiertas contra el vicio en todas sus manifestaciones.

Pedirle al comandante Chávez que haga uso de su prestigio y credibilidad para que  encabece una campaña  en cadena nacional y el sistema de medios públicos, destinada exclusivamente a sembrar conciencia en el pueblo, con la cual estoy seguro que comenzaría a vérsele el rostro al verdadero socialismo. Y al socialista que debe llevar por dentro cada militante revolucionario.

*Guerrillero Ayer Combatiente Siempre


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 980 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a153691.htmlCUS