Crítica a los críticos que critican y los que critican la criticadera...que al final somos todos

Me ha sorprendido la forma en que han ocurrido algunos hechos los últimos días en el espectro político nacional, por un lado tenemos a un sector de la oposición nacional que efectivamente parece encontrarse en eso que algunos han tildado "shock electoral postraumático" (o algo así), esto sucede por crear falsas expectativas sobre el posible triunfo de un candidato cuyo valor discursivo era gritar "que viva Venezuelaaaaaaa!!!" o "las mujeres tienen que votar por mi porque yo soy el chocolatico nuevo ..", entre otras perlas surgidas  de lo más profundo del pensamiento filosófico de este aspirante.

Otro sector de la oposición, muy pequeño pero con gran poder mediático, encabezado entre otros por esa "mosca sin ranking" llamada María Corina Machado están intentando establecer la matriz del fraude o por lo menos dejar colar la idea de que bueno, no lo hubo pero "pobrecito Henrique, la pobre campaña que pudo hacer frente a todos los recursos con que contó el Tirano", allá todos ellos ..

Mientras, en nuestra acera nos ha dado por criticar hasta la intensidad del rojo que tiñen nuestras ropas, ciertamente fue una catarsis frente a la frustración ante una clase política que habla de Revolución, Socialismo, Poder Popular y un montón de conceptos más con los cuales -se llenan la jeta- y terminan convirtiéndolos en vulgares pajuatadas.

Ante esto también he visto como del lado de nuestra acera a algunos compañeros que poseen algún grado de figuración en nuestro espectro radioeléctrico, social, político, mediático o económico les ha dado una urticaria tremenda el que otros andemos por allí como las novias arrechas -pero con razón- gritando que nos están jodiendo; precisamente ellos quienes deben ser los que promocionen la arrechera que nosotros los "criticones con causa" estamos convirtiendo en ideas, en alertas, en reclamos, que además de ser justos, son la respuesta ante tanta ineficiencia y tanto oportunista, inepto y ladrón que tenemos encaramado.

Si bien es cierto que tal vez algunas críticas puedan resultar inconsecuentes, no cabe duda que la mayoría refleja muy bien lo que el mismo Chávez reclamó en el último y recordado Consejo de Ministros. Es precisamente esto lo que entristece, estos compañeros que "critican la criticadera" (pero la buena, claro) y que en lugar de servir de puente para que nuestros medios de comunicación dejen de ser una simple maquina de propaganda que balurdamente reproduce los códigos y mensajes del capitalismo para promocionar la obra de un gobierno socialista, le cierran las puertas al debate; pero cuando el Comandante dice "pero en quedaron las 3R?" o "debemos ser más eficientes", es porque Chávez se metió en sitios como aporrea y leyó el montón de pestes que hablamos sobre su gobierno y de buena parte de la "dirigencia" que le acompaña? O, tal vez algunos de sus colaboradores le alertó la situación (que creo que no se puede tapar con un dedo) y el tipo dijo; "verga tenemos que pararle un poquito de bolas a estos pendejos" y ese día, en ese Consejo de Ministros él también hizo catarsis.

Qué gran problema cuando todo, absolutamente todo gira en torno al líder, desde ese día resulta que los que criticábamos ahora sí somos buenos, teníamos un poquito de razón y no solo eso, sino que también se afianzó otra "fauna" que vino a acompañarnos, los que "criticaban la criticadera", esos ya existían, pero algunos se escandalizaron mas cuando el comandante nos dio la razón y lo peor es que buena parte de ellos son los que impiden que esta "criticadera" logre su cauce y no se quede en solo eso: criticar. Con solo eso honestamente no vamos a conseguir nada.

Estos últimos días he visto como viene sucediendo un reacomodo dentro de las candidaturas chavistas; veo como candidatos impopulares en algunos estados en un "ejercicio de humildad" (ese mojón no se lo creen ni ellos mismos, porque si fueran humildes simplemente jamás hubiesen perdido las  perspectivas ni mucho menos los principios) han declinado su intención de lanzarse como candidatos una vez que ya habían sido ratificados por el Comandante como tal. Algunos podrían pensar que la criticadera funcionó; no lo creo del todo, mientras sigan prevaleciendo métodos bastante antidemocráticos y las bases no sean consultadas, no habremos conseguido absolutamente nada. Cambiar un candidato para colocar otro no solo bajo el mismo método, sino además como si éstos fueran un pañal desechable desdice mucho de la calidad de revolución que estamos construyendo, y al parecer, el "partido de la revolución" (es decir el PSUV, para los que se están preguntando cual, sí, es ese aunque a todos nos despiste) y algunos de sus aliados pretenden repetir el "festín piñatero" para las candidaturas a alcalde, espero que quienes critican la criticadera hagan que militantes como yo, se equivoquen

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1919 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Juan Gómez Muñoz


Visite el perfil de Juan Gómez Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /ideologia/a153368.htmlCUS