La palabra tiene poder

Cambios en Revolución

Siempre hemos sostenido a través de artículos de prensa, charlas y programas radiales y televisivos, que como es natural, en la adolescente o todavía púber Revolución Bolivariana, hay mucho que corregir o rectificar; lo cual no puede ni debe interpretarse como que se está sugiriendo retroceder o volver a la Cuarta República. Interpretar esta observación como falta de claridad política- ideológica o traición, sería un chantaje inaceptable. El 21 de enero de 2011, todas y todos recibimos con beneplácito y esperanzas el documento acabado de las 5 Líneas Estratégicas de Acción Política, que el Presidente Chávez presentó en La Guaira para la discusión con toda la militancia del PSUV, comenzando por la Dirección Nacional hasta llegar a cada patrulla y militante. En los 15 municipios del estado Guárico y en los 7 del estado Apure, no dejamos miembro de los equipos estadales, municipales y parroquiales que no contactáramos con nuestra prédica, tal cual una campaña evangelizadora. Lo hicimos con la pasión que le ponemos a todo lo que emprendemos y con el convencimiento de que esa solicitud del Presidente de rectificar 3 veces al cuadrado (3R2) estremecería las bases del partido y nos haría enderezar rumbos que era el efecto buscado y deseado. Algunas rectificaciones se hicieron, pero muchas se quedaron en el camino.

Antes que terminara la campaña del 7 de octubre del 2012, el Presidente habló de la INEFICIENCIA que debemos corregir en algunas instituciones del Estado. En su primer gabinete ministerial lo ratificó. Ahora lo que falta preguntarse es ¿CÓMO HACERLO? Nos permitimos hacer algunos análisis y sugerencias. El primer paso para resolver un problema es reconocer que este existe. El Presidente Chávez ha dado el primer paso, ahora le toca al resto de la cadena, incluyendo los partidos políticos de la revolución. El segundo paso debería ser, saber en qué lugar de la cadena de mando y por qué se genera la ineficiencia? Para saberlo se necesita, entre otras cosas OÍR Y PRESTAR ATENCIÓN a lo que digan los ciudadanos usuarios de una determinada institución o dependencia.

Quizás sería útil en este momento, recordar unas sabias palabras de Mao Tse Tung, de un discurso pronunciado en el Congreso del Partido Comunista Chino en 1956:

"Aunque hemos alcanzado logros extraordinariamente importantes, no hay razón alguna para ser arrogantes, la modestia hace avanzar; la arrogancia, retroceder. Se debería recordar siempre esta verdad".

IRREVERENCIA EN LA DISCUSIÓN Y LEALTAD EN LA ACCIÓN, nos repite de cuando en cuando el Presidente Chávez. Hoy tengo que decirle mi respetado Presidente, so pena de que algunos me califiquen de irreverente, desleal o traidora, que tenemos un pequeño problema con algunos camaradas, quienes bajo ninguna circunstancia ven con buenos ojos la discusión. En algunos casos no la permiten y la primera y última palabra siempre es la suya. En otros casos, permiten la discusión con censura previa. En ciertos casos se permite la discusión para que "las y los conflictivos" hagan catarsis, se desahoguen, hablen paja pues. Sin embargo, esas opiniones, aunque estén muy fundamentadas no son vinculantes con decisión alguna. Por lo tanto, una rectificación urgente se debe dar en el seno de los partidos de la revolución, en el sentido de que se democraticen más. Hay que parar esa mala costumbre antidemocrática y cuarta republicana de criminalizar cualquier crítica, por muy documentada que esta se haga y aunque se diga cantando. Las y los ciudadanos, además de tener necesidades materiales, también tienen necesidades del alma y espirituales. Unas de ellas: el derecho a ser oídos, a ser reconocidos, a que sus opiniones y las realidades que viven día a día sean conocidas y debatidas para encontrarles salidas. ¡Qué bueno cuando llegue el día, en que todas y todos los revolucionarios podamos gritar a coro: ¡ Que viva el debate!

Como las encuestadoras se utilizan para que presenten "fotografía" de la opinión política de la gente al momento que disparan el obturador del cuestionario, me voy a permitir repetir y comentar algunas recomendaciones que hizo el Director de HINTERLACES, Oscar Schemel en el programa José Vicente Hoy: "El chavismo tiene que entender que ha terminado una primera etapa. Deben entender las nuevas demandas: la gente quiere más EFICIENCIA, la gente quiere mayor capacidad gerencial para resolver los problemas (materiales y espirituales) más sentidos." También sugirió Schemel que "la revolución, con el objeto de buscar la hegemonía más por consenso que por polarización, debía dar un salto cualitativo, en el sentido de ampliar su base social con la inclusión de la clase media y con los pequeños y medianos productores". En muchas oportunidades durante la campaña, el Presidente Chávez nos pidió que "fuéramos por ellos".

En nuestra opinión la solicitud sigue vigente, y en este sentido Schemel nos recomienda que "desradicalicemos el discurso", lo cual no significa que seamos "chavistas light" o que claudiquemos a nuestros principios. Como cristiana practicante, me permito recordar que "la palabra tiene poder" porque "de la abundancia del corazón, habla la boca".


Guanare, 24 de octubre de 2012.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3010 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Antonia Muñóz


Visite el perfil de Antonia Muñóz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /ideologia/a153011.htmlCUS