Columna multitud

Los Burócratas

El proyecto de la Comuna no es uno, es multiplicidad de multiplicidades, son líneas de fuga, campos de probabilidades. Un lugar de y para la diversidad, donde -sin dejar de ser diferentes- podemos estar juntos desde la simetría e identidad de nuestras luchas y, de allí, la producción de nuestros significados que permiten articular, pensar, comunicarnos y actuar juntos, en red común, abierta y expansiva.

Los burócratas de todo signo, desde sus bien fundadas y conocidas ambiciones, no pueden tolerar esto que les niega y acecha, aquel tormento que sobreviene de un fantasma como el del 27-F, por ejemplo, capaz de alterar lo privado y lo público. Ante tal pretensión de estallido, los dogmáticos apelan por el extremo centro: normalizar e institucionalizar, liquidar cualquier posibilidad de revuelta, gritan “¡Anarquía, anarquía!” porque no entienden la relación entre poder y potencia y las formas autónomas del sujeto que de esta tensión emanan. ¿Será posible proyectar desde tal autonomía una nueva soberanía capaz de regirse a sí misma, e ir más allá de sí misma? Los burócratas monoteístas sienten escalofríos en la nuca cada vez que la multitud se muestra en la calle, más allá del concepto.

Fiódor Dostoievski escribió en 1873 Los demonios. Infección proliferante. Fuerza oscura y siniestra la que se cierne sobre Moscú. Siervos recién emancipados reclaman tierras y comida, el orden reinante se hunde poco a poco. Las buenas y decentes personas comienzan a comportarse como poseídos. Una siniestra conspiración subterránea está en marcha. ¿Serán los medios, el exorcismo cotidiano que necesita la multitud para mantener amarrados sus demonios? Entender la naturaleza e intención de esos demonios nos acerca de nuevo a Marx, quien en su introducción a los Grundrisse de 1859 nos habla de: 1. Comprensión de las tendencias históricas; 2. Abstracción real; 3. Situarse en cada antagonismo y descifrar sus contradicciones; 4. Leer los lenguajes que de ello se deriva, es decir, establecer las formas de poder-saber-subjetividad; saber-poder-lenguaje, presentes en cada nuevo texto de la realidad.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1159 veces.