(Balance político octubre 2012)

Un paso adelante dos pasos atrás



1.- Análisis electoral del 7-O:

En éste proceso dialéctico de liberación nacional dentro de un ajedrez político internacional podemos decir con toda seguridad que los dos más grandes logros que hemos podido conquistar en ésta lucha históricamente democrática de 14 años, es el incremento de los niveles de conciencia del pueblo y el rescate de la esencia patriótica que habíamos olvidado debido a un proceso de transculturización sistemáticamente constante y destructivo que todavía hoy fragmenta al venezolano, queriéndolo llevar a la miseria social en la cual estábamos sumergidos gracias al neoliberalismo implantado por los seguros servidores del imperio más peligroso que ha existido en el planeta.

En consecuencia, los procesos electorales ya han dejado de ser coyunturales para convertirse en la dinámica de la vida política de los venezolanos y venezolanas, lo que nos indica que nuestra maquinaria electoral de izquierda debería estar a años luz en organización y capacitación, por lo cual es necesario un trabajo especialísimo en esta materia por parte del PSUV y el Polo Patriótico para las futuras e inmediatas elecciones.

Ahora bien, como muy acertadamente lo ha manifestado el Comandante Chávez, estamos obligados a trascender lo meramente electoral y convertirnos en un partido revolucionario que sea profundamente popular y vayamos de la mano con los Consejos Comunales, lo cual sigue siendo el reto histórico para construir un Estado Comunal dentro de las circunstancias adversas y al mismo tiempo favorables que podamos tener en Venezuela, lo cual implica que el Plan de Gobierno 2013-2019 involucre de forma conciente y plena al pueblo, pero sin perder la orientación política del socialismo como modelo alternativo al capitalismo de Estado que tenemos que superar para que la crisis mundial no nos devore como está sucediendo en Europa y en otros países.

Si hacemos un simple análisis político electoral despejado de factores emotivos y a los mismos tiempos muy peligrosos, considero que triunfamos teniendo en contra a poderosas transnacionales sionistas, ya que el 2006 en la cual obtuvimos 7.309.080 votos que representaron el (62,84%) y el oposicionismo 4.292.466 votos que representó el (36,9%) y si lo contrastamos con los resultados actuales en el que él mejor presidente de Venezuela obtuvo 8.136.964 votos que representa al (55,25%) de los que sufragaron dentro del incremento del registro del CNE y el oposicionismo obtuvo 6.499.575 votos que representa un (44,13%), sin duda alguna nos indica que la lucha de clases se agudizó acompañada con la alienación salvaje de la campaña opositora que manipuló conciencias.

Con estos resultados nos podemos dar cuenta que existe una “X” en esos valores en donde en seis años crecimos aproximadamente más de 800 mil votos y disminuimos el (7,59%) y en cambio el oposicionismo aumento de forma considerable una cantidad de un poco más de 2 millones 200 mil votos que significó un valor positivo de (7,34%) que amerita un estudio científico de alto nivel en lo interno de Miraflores, ya que incluso la abstención fue menos de (20%). Sin embargo, seguimos siendo una poderosa fuerza a nivel nacional liderada sin duda alguna por el corazón de la patria, al cual hay que defenderlo en todos los sentidos porque amor con amor se paga en este laboratorio mundial de la revolución.

Por lo tanto, estos resultados son productos de múltiples factores de los diversos elementos de carácter objetivo y subjetivo; llámese, gestión pública (en sus tres niveles) para la cual, por cierto es necesario tener vocación de servicio, capacitación y formación político ideológica; falta de seguimiento y control en la administración; burocratismo; inseguridad; inflación; poca producción de bienes de consumo, desempleo, fallas en los servicios públicos y una brutal guerra de cuarta generación, entre otros que muy bien se han señalado, ameritando ser materia de profundo estudio y reflexión en lo interno del gobierno y del PSUV para tomar las correcciones adecuadas en conjunto con los partidos aliados.

Con respecto al Comando de Campaña Carabobo, considero que fue muy bien conducido por el camarada Jorge Rodríguez al igual que aquí en Caracas por la camarada Jacqueline Faria, ya que dentro del conjunto de adversidades naturales y no naturales que se pudieron manifestar dentro del marco de campaña, lo supieron sobrellevar y afrontar con altura política, lo cual permitió un avance a pesar de los resultados obtenidos que por cierto pudieron ser catastróficos si ese par de cerebros no hubieran asumido las riendas desde el principio. A tal punto, que Caracas fue un reflejo porcentual de lo obtenido a nivel nacional y también amerita una profunda evaluación territorial.

Considero que es muy fácil echarle la culpa a cualquiera, pero realmente todos y todas somos en alguna manera corresponsables de esta victoria amarga que tenemos que saber capitalizar y mejorar en todo lo necesario porque si no lo consideramos así, entonces nos deberíamos preguntar qué hemos realizado para concretar la unidad organizativa, la unidad programática y la unidad ideológica desde nuestra trinchera de lucha. Debemos de ser autocríticos para aplicar las 3R porque sí podemos ser mejores en todos los aspectos en el momento que empecemos a abandonar el debate subalterno.

Para finalizar éste punto, les recuerdo que; “Un paso adelante, dos pasos atrás…Es algo que sucede en la vida de los individuos, en la historia de las naciones y en el desarrollo de los partidos.” Lenin (1904). Por lo tanto, hasta ahora hemos conquistado muchas victorias y tenemos que continuar luchando hasta vencer, sin que nuestros ánimos decaigan ante los reveses políticos, no hay tiempo que perder, vamos con todo, es la hora de jugar cuadro cerrado con el Comandante Chávez más que nunca e impulsar a todos nuestros candidatos y candidatas a las Gobernaciones para poder profundizar la revolución bolivariana y ser un referencia para el mundo.

2.- Algunos aportes:

Dentro de este orden de ideas, considero fundamental remitir al balance del 2010 llamado “Comandante Chávez, la clave es el PSUV”, en el cual se resalta la importancia y necesidad de construir un Partido Revolucionario que cumpla la función de ser el CONTRALOR POLÍTICO de las obras de gobierno, de las instituciones del Estado burgués que todavía tenemos y de apoyar en la construcción orgánicamente coherente de los Consejos Comunales porque es vital mantener un acercamiento al pueblo, ya que somos el pueblo y tenemos que dar respuestas inmediatas al mismo.

Sin pasión alguna, debemos empezar a manejar como herramienta la critica y la autocritica que nos permita analizar con cabeza fría la coyuntura política para luego inyectarle la dosis de locura correspondiente y transformar este mundo al revés señalado por Eduardo Galeano, ya que solo así obtendremos nuestro derecho a vivir plenamente en armonía y en paz.
Además, nuestro PSUV debe someterse después de abril 2013 a una purga interna para cortar las raíces del reformismo y del oportunismo que nos está matando silenciosa y rápidamente; es indispensable radicalizar el proceso haciendo la muy necesitada revolución dentro de la revolución y en ésta tarea la base juega un papel de acompañamiento al Comandante Chávez porque tampoco no se puede permitir una segunda revolución francesa, sino, algo metodológicamente planificado y con la orientación política del líder, en caso contrario si hacemos los que se nos venga en gana podría ser contraproducente para la organización o mejor dicho para la revolución.

Ya a esta altura no solo deberíamos tener cuadros políticos, sino supercuadros que estén capacitados en todo terreno para asumir los cargos de relevancia en las bases y dentro de las instituciones parar evitar que sean apoderadas de reformistas (descuadrados) que quieran darle golpes a la revolución para no desmontar el Estado burgués, ya que no se requieren jefes, sino dirigentes políticos capaces de unir con sus acciones y hasta con sus omisiones para trascender; así que, radicalizando el proceso tácitamente estaríamos llamando a una gran cantidad de cerebros que se han apartado o los han apartado por miedo a que estos puedan desplazar a los reformistas y oportunistas.

También se debería crear un equipo multidisciplinario de profesionales en cada Gobernación e incluso Alcaldías para estudiar y orientar permanentemente el desarrollo del Plan de Gobierno 2013-2019 y medir su impacto en el pueblo; esta propuesta no es para alimentar al burocratismo ni para generarle una carga al Estado con simples académicos, por el contrario, estaría en consonancia perfecta con el Ministerio de Seguimiento de la Gestión de Gobierno propuesto por el Comandante Chávez, ya que es importante un equipo de asesores que sean enlaces directos del Poder Ejecutivo.

Una vez más, considero necesario remitirnos a una propuesta que se llama “Construyamos el PSUV”, en la cual se plantea que: “el PSUV debe crear una PLATAFORMA LEGISLADORA que tenga la iniciativa de cumplir con el artículo 204 #7 y 205 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para realizar importantes proyectos de leyes que vengan de los ciudadanos y ciudadanas para poder contribuir con nuestros 98 diputados y diputadas”. Para así blindar nuestros avances legales por materia dando a conocer que gracias a éstos podemos gozar de un desarrollo y beneficio integral para toda Venezuela.

Por otra parte, en Venezuela como sabemos los cambios tienen que ser superestructurales y estructurales porque si realmente queremos ser una potencia mundial tenemos que saber combinar la materia prima que tenemos con la fuerza de trabajo y los medios de producción, sin olvidarnos de la parte educativa, cultural y espiritual que viene siendo la esencia de la revolución bolivariana.

Por lo tanto, sería interesante estudiar la posibilidad IDEAL de sembrar las condiciones para la nacionalización de la tierra, la banca y los grandes medios de producción de la propiedad privada y a su vez que pasen a manos de control comunal, obrero y campesino para lo cual los requisitos indispensables son la capacitación técnica o profesional, contraloría político-social y conciencia de clase. Pero todo esto está supeditado a otros elementos objetivos y subjetivos de carácter continental.

Para cerrar con estas humildes propuestas considero que nuestro Comandante Chávez tiene la mística necesaria para que Venezuela continúe brillando en el mundo y eso se puede ver claramente en el Programa de Gobierno presentado y sometido a discusión de las bases. Por lo que dicho programa lo debemos parroquializar en cuanto a nuestras circunstancias y ejecutarlo todos unidos como un instrumento liberador del sistema imperante.

Sin duda alguna, en el futuro incierto existirán más chavistas que ahora debido a esa gran cantidad valiosa de niños y niñas que están creciendo y por esa misma razón es fundamental generar cuadros políticos de relevo que estén a la altura de ese momento histórico y sepan capitalizar esta poderosa fuerza, conducir el socialismo bolivariano de forma científica y no caer en las epistemologías de ultraderecha.

Aprovecho la oportunidad de felicitar al camarada Nicolás Maduro por su asignación como vicepresidente y recordarle al Comandante Chávez que cuenta con nosotros, la JUVENTUD DEL PSUV, para seguir dando la más hermosa batalla del siglo XXI.


¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA, VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1501 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a152152.htmlCUS