¿Qué nos pasó el 7 de octubre? (II)

RECONCILIAR NO SIGNIFICA CLAUDICAR, NI NUESTRO TRIUNFO DEBE OBLIGARNOS A UNA CONCESIÓN DE LAS BASES CON LA VANGUARDIA DEL PROCESO.

 Luego del triunfo de la Opción Bolivariana el pasado 7 de Octubre, muchas han sido las reflexiones que han sido formuladas en torno a los resultados obtenidos por uno y otro grupo; particularmente señalábamos que factores centrados en la mala calidad de la gestión gubernamental, aunado al contenido errático del discurso que se direccionó a algunos sectores sociales y otros factores relacionados, fueron fundamentalmente las causas que nos impidieron obtener una victoria necesariamente contundente en ese proceso electoral.

A partir de entonces, de nuestro lado se ha querido justificar en que en lugar de ese pobre aumento de nuestros electores en estos comicios lo que logramos fue una avalancha de votos tomando como referencia las elecciones parlamentarias de 2010, donde a pesar de este discurso, efectivamente perdimos un margen superior a dos millones de votos con respecto a las presidenciales de 2006 y poco más de un millón de votos con respecto al referéndum por la enmienda de 2009, eventos que habían sido las últimas contiendas electorales donde la Revolución había salido victoriosamas no fortalecida..

Con respecto a esto de las cifras, bien valdría hacer algunas observaciones en particular; algunos compañeros han realizado algunos análisis muy interesantes al respecto, no obstante y debido a la rápida dinámica que están sucediendo los hechos post-7 de Octubre, quiero comentar primeramente dos coyunturas relacionadas con lo que se está planteando y la próxima batalla que se nos avecina: la primera relacionada con el llamado a la Reconciliación Nacional que algunos sectores del país, comenzando por el presidente de la República, han formulado.

Debo confesar que las declaraciones de nuestro líder, así como las del excandidato de la derecha, sobre la conversación telefónica que sostuvieron, me generaron algunos buenos presagios e ilusiones, sin embargo, y más allá de las buenas intenciones que ambos actores políticos puedan haberse manifestado en su diálogo, debemos estar claros que lo que está planteado aquí es una Lucha de Clases (a pesar de que a algunos burócratas nuestros esta frase les cause urticaria) y bajo esta premisa no debe acogerse ninguna posibilidad de claudicar y pactar con la derecha.

Entendemos que en ocasiones puede o deben hacerse algunas concesiones tácticas, pero creo que mostrar algunos signos de debilidad complaciendo las apetencias de algunos sectores de la derecha que en lugar de tomar estas señales como una forma de transmitir la voluntad del gobierno de dialogar y contar con una oposición seria y responsable, lo que logra es azuzar y envalentonar precisamente a los sectores más radicales de ese sector. Volver a activar mecanismos como los indultos que vimos en el año 2007, por ejemplo en lugar de ser entendidos por el sector contrario a la opción bolivariana como de voluntad política para avanzar en este sentido, son recibidos como muestras de debilidad y de teníamos razón, eran unos presos políticos.. (en el caso de aquellos desafortunados indultos de ese año) y para colmo logra penetrar a nuestras filas una tremenda desmoralización.

En este sentido, pienso que la reconciliación, sí debe ser una realidad, pero con los sectores que de verdad quieren al país y han manifestado su empeño en trabajar por Venezuela, hace apenas un día veía las noticias de algunos voceros de la oposición, como la Sra. María Corina Machado,  aupando las guarimbas que artificialmente se habían instalado en un sector del este de la ciudad de Caracas, al dar declaraciones tan destempladas  tratando de crear desconfianza en los resultados emitidos por el Consejo Nacional Electoral (http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/130556/maria-corina-machado-tenemos-en-venezuela-un-sistema-electoral-perverso/) ; ante estos hechos creo que si estos son los voceros de la oposición que van a señalar e imponer la línea discursiva y su dirección, pues no vislumbro -ni deseo- reconciliación posible.

Pero si eso ocurriera (que es lo que históricamente ha pasado desde que Chávez asumió el poder), no debemos cerrarnos al sector que sigue a los irresponsables que juegan a incendiar el país, al contrario, hay que buscar las maneras de hacerles llegar el mensaje de que este proyecto, no solo es de ellos (la clase media, los descontentos, los estudiantes, la juventud, etc), sino que NECESITA DE ELLOS para seguir avanzando, por esta razón es que la reconciliación no debe ser sinónimo de claudicación, dimisión o sumisión, sino al contrario, debemos profundizar y movilizarnos para conservar y mejorar lo que tenemos y atraer a quienes nos adversan y critican, con o sin razón.

En este sentido, en el artículo anterior, señalé que buena parte de los cambios e iniciativas que se dan dentro de nuestra opción suceden porque la directriz viene de arriba hacia abajo y pocas veces la iniciativa popular puede navegar libremente por los canales de la acción política o económica; en este sentido, y con respecto al llamado a profundizar y movilizarnos para conservar y mejorar lo que tenemos y atraer a quienes nos adversan y critican, con o sin razón, cualquier compañero desilusionado y que acepte la premisa esgrimida al principio de este párrafo puede pensar: bueno pero el pendejo que escribe esto será que habla con Chávez o sus acólitos a ver si le paran bolas y comienzan a enderezar esta vaina, pues no compañeros; pero creo que no es motivo para desistir, al contrario, en un nivel micro existen muchas cosas que debemos corregir, y que incluso nos identifican; quien no ha escuchado aquel cliché de la viveza criolla, donde prevalecen los tramposos, los flojos, los mediocres, pero porque son grandes aduladores, o explotan alguna virtud física o intelectual en específico se comportan de manera bastante despreciable y logran sus objetivos?. Cuántos revolucionarios no botan la basura por la ventanilla de su vehículo, se colean para hacer un trámite, insultan a los viejitos o las mujeres embarazadas en el transporte público, se burlan de la condición física o mental irregular de otro compañero, se emborrachan y les pegan a sus mujeres e hijos entre otros comportamientos que nos han sido inculcado en gran medida por el tipo de sociedad y todas las armas de adoctrinamiento cultural que posee?.

En este sentido, creo que jamás vamos a construir el socialismo huyendo de nuestras posibilidades, criticando el trabajo que mal o bien realiza el resto e insultando sin sentido al quienes nos adversan para después cantarles reconcíliate conmigo!!! la autocrítica a nuestro proceso debe comenzar por nosotros mismos y para ello no debemos claudicar en los just9os reclamo que desde la base podemos formular pero también buscando mejorar mas como ciudadanos, como  verdaderos revolucionarios.

La otra coyuntura que me ha llamado la atención, es la relacionada con las designaciones que ha hecho el Comandante Chávez, para las candidaturas a las elecciones de gobernadores; ciertamente hubo hechos ineludibles que entorpecieron la planificación de un proceso de selección de los candidatos y esta vez ha sido la directiva del PSUV la que ha seleccionado a los candidatos. A pesar de que muchos compañeros puedan reservarse objeciones respecto a cualquiera de los ungidos, confío en que hayan prevalecido las cualidades políticas, personales e incluso de desempeño de los hombres y mujeres que han sido seleccionados y creo que tácticamente deberían en gran medida ser aceptados y apoyados por la base de cara a los comicios de Diciembre, con el objeto de sacar el mayor provecho del efecto que produjo nuestra victoria el pasado 7 de Octubre. Pero mosca!!, esto jamás debe ser interpretado por la dirigencia del partido más grande de la Revolución, ni por quienes integran la dirección del aparato estatal, como un cheque en blanco para estos compañeros, al contrario, tienen un compromiso mayor, porque si bien algunos pueden catalogar de show las primarias que organizó la oposición en Febrero, no solo para escoger a su candidato presidencial, sino a los aspirantes a gobernadores y alcaldes, pueden esgrimir la acusación de que el excandidato de la derecha le serruchó el puesto a Ocariz en la opción para la gobernación del estado Miranda o que los adecos los están esperando en la bajadita; nosotros jamás vamos a poder decir que fuimos consultados por nuestra dirigencia para seleccionar a quienes nos van a representar en esta competencia electoral. Precisamente, cuando fue el PSUV el partido que había tomado la vanguardia no solo en la selección de sus candidatos, sino incluso de toda su directiva esto, en cierto modo es un retroceso.

Otra lectura, es lo que sucedió o va a suceder con los actuales gobernadores que no van a ser candidatos, que sucedió? Realmente se dieron cuenta que sus gestiones son de las peores de nuestro lado, o de las peores en general? Pero lo que más temo: si han demostrado ser tan malos gerentes les van a permitir volver a ocupar cargos de responsabilidad, tal y como lo dijo uno de los directivos del PSUV? En esto es a lo que me refiero, acaso no fue el mismo Comandante el que una vez sentenció: Un revolucionario no puede refugiarse en excusas para no cumplir con sus tareas, hay que ser un verdadero soldado. Funcionario que sea negligente tiene que ir pa fuera? Entonces; hasta cuándo vamos a seguir cabroneando a unos negligentes, traidores y oportunistas?

En este sentido me llamaron profundamente la atención las declaraciones de personajes como Didalco Bolívar quien declaro que  declinó su postulación en favor del actual ministro de Interior y Justicia (http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/130657/exclusiva-noticias24-didalco-bolivar-revela-que-declino-su-candidatura-en-aragua-en-favor-de-el-aissami/) , es decir, este tipo que traicionó a la revolución, tiene varias acusaciones por corrupción y huyó del país, e incluso participó en la realización de un libro junto a otros prófugos de la justicia como Nixon Moreno y Patricia Poleo para hablar mal de Venezuela, su pueblo y el proceso político que se viene gestando; fué considerado como una opción de la Revolución para el Estado Aragua? Todo esto vale el partido Podemos? Compañeros, sin ánimo de menospreciar a sus auténticos dirigentes y su militancia, este partido solo logró arrastrar 1,05 % de votos a favor del candidato de la Revolución (http://www.cne.gob.ve/resultado_presidencial_2012/r/1/reg_000000.html) , cuantos chavistas no nos decepcionamos al ver a nuestro líder abrazarse con elementos como éste el día que inscribió su candidatura, pero sobretodo, cuantos dejaron de votar por nuestra opción a raíz de alianzas con personajes tan nocivos. Es que acaso el liderazgo de Chávez bajo esta coyuntura no bastaba para atraer a ese 1,05 % sin necesidad de recurrir a asociaciones tan decepcionantes?.

Los líderes de la Revolución y la directiva del partido o del Gran Polo Patriótico, si de verdad tienen la voluntad política de corregir las fallas que estamos remolcando, deben tomar nota de que esta no es la forma de atraer a los más de seis millones de compatriotas que votaron por la opción de la derecha ni mucho menos de conservar el patrimonio de compañeros que están resteados con este proceso y no están esperando ganar prebendas luego de traicionar nuestra revolución y pretender desvanecer su gravísimo error entregándonos una supuesta franquicia electoral.

 

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1899 veces.

Juan Gómez Muñoz


Visite el perfil de Juan Gómez Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales




VE