La fiesta de la democracia

Una vez más el pueblo venezolano demostró su civismo y madurez ante su sagrado derecho de escoger a su máximo representante. Aquí el ganador es sin duda la democracia. Desde muy temprano los ciudadanos y ciudadanas asistimos a los centros de votaciones para ejercer el derecho al sufragio. La asistencia en todos los centros electorales fue masiva, todo transcurrió en plena calma; la gran familia venezolana se erigió ante el mundo como vivo ejemplo. Nuestro sistema democrático fue catalogado como el más avanzado; por encima de aquellos países del “primer mundo.”

Para el pueblo esta fue sin duda alguna la gran fiesta de la democracia, ya que bajo un ambiente de alegría recibimos el día 07 de octubre de 2012. Un día antes era casi imposible moverse por ejemplo en el Centro de la ciudad de Cabimas, las peluquerías estuvieron repletas y a pesar de la lluvia que empezó muy temprano desde las cuatro de la mañana, ya los ciudadanos estaban haciendo cola para elegir su candidato de preferencia.

Como siempre no faltaron los chistes; las ocurrencias que se dejaron entrever en los medios de internet: Facebook, Tiwtter, definitivamente fueron los más usados. “Échame la ayudita”, se convirtió en una frase; que a lo mejor por mucho tiempo se dejara escapar en algún momento que necesitemos de alguien. Entre algún otro chiste de esos que ocuparon la mensajería de textos.

Nadie se despegó de la pantalla televisiva, ya que todos deseamos ver al presidente Hugo Chávez, cuando ejerciera su derecho al voto. Pero lo que más me sorprendió fue el civismo de los jóvenes quienes sin importar la demora, esperaron su turno dándoles paso a los más ancianos y a las personas incapacitadas.

Es verdad que algunos problemas se suscitaron con algunas máquinas, pero pronto se resolvieron y el Consejo Nacional Electoral (CNE) demostró como siempre su efectividad. Los puntos rojos eran los más visitados. Una algarabía pacifica tuvo las calles desbordadas; en espera de la conclusión del proceso eleccionario. Al caer la noche, nos reunidos frente a las pantallas; pacientemente esperado el pronunciamiento del máximo órgano electoral. Nadie se fue a dormir sin antes escuchar las palabras del Presidente Hugo Chávez, desde el Balcón del Pueblo, todos contribuimos a mantener la paz y el orden, porque lo importante era ejercer nuestro derecho al voto: “no importa si el voto era por Chávez, por Hugo o por Rafael, de lo que si estábamos seguros era celebrar luego, con frías.”

Después, de esta larga jornada muchas son las reflexiones…

*Estudiante de Comunicación Social

Misión Sucre

[email protected]

Tiwtter: Yajaira C@brita

@YajaCabrita

Esta nota ha sido leída aproximadamente 689 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a151780.htmlCUS