Fiesta nacional en Venezuela

I.

Este 7 de octubre, momento de elección presidencial en Venezuela, tiene que ser un verdadero día de fiesta nacional en la patria de Simón Bolívar, El Libertador.

De fiesta, por muchas razones: 1) todos los actores políticos (chavistas y escuálidos) han llamado a participar en el proceso electoral; 2) el 97 % de quienes pueden votar se registraron en el  Consejo Nacional Electoral (CNE); 3) todos los pueblos del mundo están interesados en el proceso y por eso enviaron delegaciones; 4) se consolida  el concepto  de Nueva Cultura Política expresado en la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela y 5) Venezuela sigue cumpliendo el pensamiento del Padre de la Patria, que en el Discurso de Angostura (15/2/1819) nos dejó piedras preciosas para hacer la historia de hoy: “Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares.”.

II.

Este 7  de octubre, los venezolanos  y las venezolanas con derecho al voto, estamos siendo observados por el mundo político del planeta y por eso el gran compromiso de dar lecciones de Democracia Participativa. Tanto  el  bloque histórico en decadencia como el bloque histórico en ascenso (capitalistas y socialistas) tienen sus miradas, sensores y satélites puestos en Venezuela, ya que se está dando una gran batalla de ideas y se está dando en el plano electoral, cosa no tradicional ni en capitalismo ni en socialismo.

Tanto en los sistemas imperiales o monárquicos, como en los socialistas siempre que hay elecciones es solo para alternar gobernantes, nunca para confrontar ideas. Por eso en los Estados Unidos asesinan presidentes o candidatos irreverentes;  los Reyes y las Reinas de España, Holanda o Inglaterra dan golpes de Estado a los disidentes (Australia 2010 y Curazao 2012) o en las elecciones de Cuba solo participan militantes de Partido  Comunista.

En Venezuela hay  un proceso sui  generis: dos proyectos políticos plenamente identificados con las grandes corrientes del pensamiento (Socialismo y  Capitalismo)  tratan de  imponerse utilizando la fuerza electoral; el Estado (CNE) ha creado un aparato con mecanismos confiables para garantizar voto y escrutinio en el menor tiempo; y donde no menos del 80 % de los electores y electoras ha participado en la campaña e  irá hoy a votar por el candidato de su preferencia. Somos referencia mundial para  construir democracia en el Siglo XXI.

III.

Este 7 de octubre, pongamos nuestro mayor esfuerzo para que sea un día de fiesta nacional y un buen ejemplo para la democracia. Que el mundo entero  diga  “Seguid el ejemplo que Caracas dio”:

Vayamos a votar temprano.

Cumplamos las normas electorales.

Seamos tolerantes  con nuestros compatriotas que tienen  otro candidato, a estas alturas nadie cambia de parecer.

No dejemos que  nos  inunden las bajas pasiones, actuemos  con la razón y la verdad por delante.

Respetemos al CNE.

 “Honor al vencido. Gloria al vencedor!

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1511 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas