Los “Opositores emocionales”; Clave del 7-O

El Presidente Chávez representa el camino a la paz no solo por la estabilidad socio-política que significa su triunfo en cualquier elección, sino por sus actos nobles, su esencia humana y el amor que siente por el Pueblo y toda Venezuela.

El 11 de abril de 2002, en Venezuela y el mundo tuvimos la oportunidad de ver lo que la “Oposición” sería capaz de hacer si llegara a acceder al poder. Tanto en la marcha que dirigieron a Miraflores, como en las detenciones que realizaron luego; así como en el dantesco asalto que ejecutaronen la Embajada de Cuba, pudimos observar claramente  el sustrato común que les moviliza: el odio. Así mismo, desde el otro lado del espectro, fuimos testigos de la actitud noble y magnánima que les dispensó el Presidente cuando la fuerza del Pueblo lo rescató y retornó al poder.

Aunque la tipología de la Oposición es muy rica y variada, existen dos renglones de su clasificación que son, por mucho, los más voluminosos: los opositores por odio y los opositores por diferenciación con el Chavismo; a ambos los incluyo dentro de los “Opositores emocionales”.

El primero grupo, los opositores por odio, han sido inoculados con grandes cantidades de odio y aversión hacia la figura del Presidente Chávez, a través de los medios de comunicación, incluso antes de que este conquistara la Presidencia. Quienes adolecen esta desviación psicológica artificial han sido inducidos a creer que la causa de todos los problemas del país y de sus males personales, es una y la misma: el Presidente Chávez. En el saber popular a estos individuos se les conoce como “disociados”, en alusión a la “disociación psicótica” que se sospecha padecen. Ellos odian a Chávez.

Y el segundo grupo, los opositores por diferenciación con el Chavismo, también fabricados casi en su totalidad por la manipulación mediática, lo son en virtud de haber sido atacados en uno de los puntos más débiles de la naturaleza humana: el amor propio, la autoestima; el auto concepto. Los medios, de forma constante, permanente y sistemática, han descrito a los seguidores del Presidente Chávez como gente de la peor ralea o calaña, sin educación ni modales; en fin, lo más bajo. Así, podemos ver la infinidad de adjetivos ofensivos con los que se les ha calificado: “Hordas Chavistas”, “Lumpen”, “Chusma”, “Tierruos”, “Desdentados”, “Marginales”, “muertos de hambre”, “patas en el suelo”; etc.

Cuando estas descalificaciones, bien edulcoradas y estructuradas para manipular a su receptor, llegan a un individuo que desconoce realmente lo que es el “Chavismo” y al mismo tiempo, no posee un buen auto concepto o una autoestima siquiera regular; su reacción inmediata, en la mayoría de los casos, será la de diferenciarse del grupo aludido y descalificado. Es un mecanismo psicológico de defensa innato que se activa en quienes no poseen una defensa consciente, que en este caso vendría a ser algo tan simple como una buena autoestima.

En ambos casos, en el preciso instante en el que las víctimas muerden el anzuelo e ingresan la información en su universo conceptual como verdadera, caen víctimas de la manipulación. Así, un nuevo opositor emocional ha sido creado, cuyo estado será reforzado cientos de veces a través de los mismos medios que le han envenenado.

Los conflictos psico-emocionales que surgen, valga redundar, en un “Opositor emocional”, se hacen evidentes cuando la verdad aparece de vez en cuando frente a sus ojos y les confronta. Lo cual ocurre frecuentemente cuando estos individuos observan las obras del gobierno y se percatan del avance progresivo y permanente que tiene lugar en Venezuela.

El asunto es que este tipo de opositores son los que plenan en su mayoría las filas de la “Oposición” y son los que votan contra Chávez. Así, parece quedar claro lo que una vez le comentaba Fidel Castro al Presidente Chávez cuando le aclaraba que los millones de venezolanos que votaban en su contra no eran millones de oligarcas; claro que no, son millones de manipulados. Ellos, son la clave del volumen de la Oposición.

El trabajo que hay que emprender para desintoxicar a estas personas es de una urgencia inminente y debemos iniciarlo apenas nos levantemos el 8 de octubre, ya el Presidente así lo ha dicho.

*Pensador Crítico Venezolano.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1196 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a151624.htmlCUS