Conciencia electoral 7.O 2012

Una vez más, me animo a expresarme libremente como lo hacen todos y todas en esta gran nación llamada República Bolivariana de Venezuela, en función de llamar la atención de quienes se permitan tener sindéresis en un comportamiento electoral de altura y ejemplar, al acudir masivamente cada quien a ejercer ese derecho inalienable como es el sufragio en ocasión de los próximos comicios electorales que se aproximan en nuestro país el siete (07) de octubre de 2012, la campaña electoral se ha expresado de manera contundente en ambas tendencias, sin embargo, llama poderosamente la atención las criticas que por demás son altamente necesarias pero que llenan de gran duda en cuanto a la integridad ética y moral de quienes las emiten, por la sencilla razón de que si alguien critica al vecino por que sube demasiado el volumen del equipo de sonido, caramba no podemos expresarnos de igual manera  ya que estaríamos asumiendo la misma conducta y por lo tanto no tendríamos moral para exigir un cambio de actitud.

Al parecer las tendencias de un lado y del otro, aclaman con sus respectivas razones al candidato de su preferencia, con la finalidad de obtener o continuar teniendo el sistemas de gobierno que  la mayoría decida; y es aquí donde quiero hacer mayor énfasis, cuando pregonamos en el nombre de la democracia como aquel sistema de igualdad y respeto por las grandes mayorías entre otras cosas, precisamente se trata de eso, las grandes mayorías, en Venezuela, los principales candidatos para optar a la  presidencia de la república y digo esto porque en el padrón de candidatos otros también formalizaron su inscripción, pero sabemos que poseen una casi nula opción de ganar, ahora bien, volviendo a las tendencias y sus respectivos partidos políticos incluyendo asesores, es preocupante el no reconocimiento hecho ya público en reiteradas ocasiones por una de estas partes de los resultados que arroje el Consejo Nacional Electoral, (CNE) una vez culminado el mismo y totalizados los resultados  por el ente comicial certificado y auditado por nacionales y extranjeros y aceptado por los señores Rectores de un lado y del otro y por supuesto por todos los candidatos que participan en esa fiesta electoral, porque de otra manera no tendría ningún sentido que aquel candidato que no le parezca transparente y seguro el sistema electoral venezolano decida participar en la contienda electoral, pues bien a sólo días del inicio del proceso de elecciones presidenciales en Venezuela y a partir del momento de esta publicación en este medio y aun no hay de manera reciproca la aceptación de los resultados por uno de los candidatos presidenciales.

Estoy seguro que una gran mayoría de nosotros, así lo escribo en primera persona porque me incluyo, estamos consientes del reconocimiento al vencedor y el honor al vencido y no dejarnos provocar por voces agoreras que están pretendiendo desestabilizar esta paz y tranquilidad que han caracterizado los procesos electorales anteriores, no podemos vivir y no dejar vivir al resto de la población por el hecho de que aunque un sector por mas que tenga y posea muchos seguidores, no reconozca que en la otra acera no sólo son muchos sino que son la gran mayoría; no faltaran aquellas reacciones en contra de mi persona precisamente por aquellos y aquellas aludidos y alidadas que en realidad parecieran no demostrar afecto por un sistema democrático sino mas bien dictatorial,  y  si se pregunta por que, a bueno acaso no es una dictadura aquel sistema de gobierno en el cual una minoría aunque sean muchos no respeten a esa gran y gigante mayoría que tomará la decisión soberana y democrática en los próximos comicios electorales.-

Tengamos conciencia ciudadana, ejerzamos el derecho al voto en completa normalidad, respetemos al arbitro, respetemos al contrario y finalmente respetemos la decisión soberana del pueblo venezolano, no sólo al reconocer la victoria del vencedor, sino que también asumamos de una vez por toda que el destino político del país es aquel el cual el pueblo elija en masa, en mayoría para regir los designios de nuestra gran nación la República Bolivariana de Venezuela, que si el sistema tiene fallas pues si, que si el sistema no es perfecto pues si, que si el sistema no puede acabar por arte de magia problemas coyunturales como la inseguridad y otros si, pero si el pueblo decide por uno o por otro por  el amor de Dios RESPETOS SU SANTA DECISIÓN y ayudemos entre todos a seguir desarrollando la gran Venezuela de inclusión e igualdad de oportunidades que estamos construyendo.

Amigo, familiar, compañero de trabajo, vecino y allegados, seguro estoy de qué forman parte de esa gran CONCIENCIA ELECTORAL que tanto anhelamos los venezolanos y venezolanas para la paz y tranquilidad en los próximos comicios electorales del 7 de octubre de 2012.

Todos a Votar el  7 O.     Un saludo fraterno y solidario a todas y a todos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 941 veces.