El paquete neoliberal de Radonski quedó al descubierto

Hoy la oligarquía lanza de nuevo un paquete neoliberal a través de su candidato Henrique Capriles Radonski, figura poco ilustrada en lo filosófico, intelectual y en lo político, y que defiende los intereses de su clase social, y ligado a la derecha rancia y retrógrada de Colombia y a la oligarquía de ese país, al gobierno imperialista de Estados Unidos y a las compañías transnacionales. Todos ellos aspiran de nuevo a la privatización de PDVSA, CANTV, SIDOR,  Bancos, servicios públicos como la educación, hospitales entre otros, que pasarían a manos del sector privado nacional y extranjero, cuyas consecuencias inmediatas se expresarían en el resurgimiento de la miseria extrema que vivió Venezuela durante los últimos gobiernos de Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera de AD y COPEI respectivamente, con lo cual los pobres tendrían que pagar por recibir educación y asistencia médica. Carlos Menen aplicó ese plan neoliberal en Argentina entre 1.989-1.999, dejando a sus habitantes en la miseria. CAP y Rafael Caldera aplicaron este mismo plan neoliberal en Venezuela durante esa misma década y hoy Capriles Radonski aspira repetirlo  con el tal autobús del “progreso”, progreso solo para la burguesía que nos llevaría al barranco neoliberal.

El candidato Hugo Chávez Frías, por su parte, representa la esperanza de redimir o liberar definitivamente de la opresión a las clases sociales desposeídas y que tradicionalmente estuvieron excluidas de los beneficios económicos y sociales. Pero el gobierno del comandante Chávez ha sido minado por representantes de la derecha tradicional convirtiéndose en la derecha camuflada la cual, ha desviado el proyecto original bolivariano creado por los ideólogos que se inspiraron en Simón Bolívar, Ezequiel Zamora y Simón Rodríguez, y han incrementado los vicios de la cuarta República como la corrupción, nepotismo, ineficiencia y el burocratismo, constituyéndose en una nueva élite social que podemos denominar capas sociales del nuevo capitalismo burocrático y parasitario del Estado

Trujillo necesita un cambio de actores  en la administración pública, incluyendo gobernador y alcaldes, pues la mayoría de los actuales son de la derecha camuflada y fichas de la derecha de la oposición, que jamás cambiarán su ideología capitalista individualista, corrupta y neoliberal, la misma que tiene Radonski y los dirigentes de los partidos que lo respaldan. Es por esa razón que estamos llamando a Orestedes Leal, Julio Moreno y Edgar Barreto a dejar sus pretensiones de ser escogidos a dedo por la derecha del PSUV y a que acepten aplicar el método de la encuesta junto al camarada Alirio Gil, para que de ahí salga el candidato a la gobernación.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2327 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas