A votar el 7-O, para hacer de este Proceso Revolucionario: Invencible, Irreductible e Irreversible

El simulacro fue todo un éxito. Para el CNE y también para los partidos que apoyan a la Revolución. Un 10 % del padrón electoral es un buen número de ciudadanos que se movilizaron este pasado domingo. No así, para los partidos difuminados dentro de eso que denominan MUD. Atrás quedaron aquellos supuestos tres millones de votos de las primarias. Lejos quedo, la alegría efímera de ese evento. Ya el olor de las actas quemadas por Teresita Albanes desapareció del contexto político. Todo es tristeza y pesadumbre dentro del adefesio de la derecha. Los números nunca cuadraron. La Ley de Murphy es implacable “Todo lo que puede salir mal,. Sale mal”. Es así, que contra la ciencia, estadísticas o la numerología no se puede luchar. La mentira tiene patas cortas. Eso es lo que paso con las patas de la Mesa de la supuesta unidad. Más si al final, se descubrió la verdadera esencia de los programas económicos, sociales y políticos que serian aplicados apenas al llegar a Miraflores por la derecha reaccionaria.

De nuestro lado, lo único que nos queda es vencer el “factor” triunfalismo en ciertos sectores de la sociedad. También el efecto 2D. Por lo demás, si logramos movilizar como esta calculado a las grandes mayorías habidas de triunfo, nuestro candidato, el Presidente Chávez estará acercándose a los 9 millones de votos. Cantidad suficiente para decirle al mundo que, la Revolución Bolivariana se enrumba plenamente hacia el mejor sistema político, que no es otro, que otorgar la mayor suma de felicidad posible a toda la sociedad venezolana.

Atrás quedaran quienes apostaron al pasado. Después de esta derrota contundente, la oposición, sea cualquiera de signo ideológico, le queda reflexionar, sobre todo, saber que Venezuela cambio para siempre. Las ofertas para las elecciones a gobernadores y Alcaldías deben ser creíbles, honestas, con su marco teórico, y sobre todo verdaderas. Nada de posiciones ocultas, de discurso demagógico, chapucero, servil. Nada de estar defendiendo intereses extranjeros, sino, la debacle será general.

La Revolución necesita de una oposición, mas científica, menos marginal. Que tenga sus propias ideas, pero que esas ideas sean en procura de tener una mejor patria, un mejor país.

Larga vida a la Revolución, y en espera a futuro de una verdadera oposición.

Venceremos¡¡

[email protected]

venezuelaeconomicaypolitica.blogspot.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1740 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /ideologia/a149662.htmlCUS