Porque votar por Chávez Frías y no por Capriles Radonski

Marciano, en su columna, viene exponiendo un conjunto de ideas sobre las torpezas continuas de las derechas criollas (menos mal que solo expone las menciones adversas que provienen de las derechas nacionales). Nos da un paseo relatado de las “inteligentes cualidades políticas” de esas derechas (menos mal que no cita las frases de Capriles Radonski cuando se dirige a “las multitudes” que se agolpan para oír (no escuchar) al candidato que “tiene “un” camino” (menos mal que ese artículo indeterminado “un” nos tranquiliza algo porque deberá ser diferente a aquel camino que práctico durante el 11 de Abril). Pues sí, Marciano va desarrollando su texto informativo sobre los comportamientos de las derechas criollas para, generalmente, dejar asentado su asombro por las torpezas del comportamiento político –en praxis- de los seguidores de Capriles Radonski (nos decimos que menos mal que poco y/o nada menciona las frases del “flaquito” ni los contenidos de las ruedas de prensa que ofrece a sus seguidores periodistas). Pero vayamos a una serie de realidades que todos y todas tuvimos las oportunidades de conocer por vías diferentes.

Primer escenario. Estado Bolívar. Chávez Frías se presentó ante trabajadores y trabajadoras de la zona industrial donde sienta sus responsabilidades la Corporación Venezolana de Guayana –CVG-. ¿Cuántos trabajadores de la CVG estaban presentes, siempre, acompañados por trabajadores de PDVSA? Un gentío! Parece que estaban todos y todas. Asombroso. Nos, en honestidad, reflexionamos que en la medida que se desarrollaba el diálogo entre Chávez Frías y la masa obrera, la situación se tensaba; los y las trabajadores exponían, sin temor, en forma directa, con ese lenguaje de los trabajadores, sus realidades laborales en democracia y respeto al Presidente de la República y líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías. Nos, nos preguntabamos sí el Comandante podría elevar los niveles de diálogo en el marco de las exposiciones “muy laborales-sindicales” de los y las trabajadores a los niveles obligantes actuales que la “teoría bolivariana y chavista” de esta, nuestra Revolución, nos está obligando hacia la consolidación de la misma como bien lo ha venido exponiendo el Comandante, incluso, días posteriores al extraordinario diálogo de Guayana cuando en referencia a los discursos en contra-corriente de los permanentes saboteadores de las derechas sobre los derechos históricos de la masa obrera en la actual etapa socialista, en La Guaira, elevó su discurso hacia la imperiosa necesidad-obligante de la masa obrera, en sus responsabilidades social-socialistas, el deber asumir sin indecisiones adeco-burocrático-sindicales-cuarto-repúblicanas, sus responsabilidades históricas en plena Revolución Bolivariana y marcar el paso en cada una de las etapas revolucionarias socialistas que le corresponden a ese sector obrero nacional-revolucionario. Tema álgido particularmente sí se mantienen tesis que contrastan con las realidades evolutivas de la estructura económica del Estado venezolano en su proceso de profunda transformación estructural con incidencias super-estructurales.

En contraste a lo expresado más arriba, escuchábamos la información que el Comandante Chávez Frías, en La Guaira, por Venezolana de Televisión, nos refirió sobre la frase con contenido ideológico-racista expresada por Capriles Radonski a la masa obrera guayanesa cuando, en contraste y competencia con la seriedad y respeto que el Comandante mantuvo con la masa obrera, en aquellos lares obreriles referidos más arriba,  los espetó (Capriles Radonski) con su insulto clasista, en forma grosera, con bajas normas de respeto humano, a la dignidad humana de no solo los hombres-obreros sino a las damas-obreras (menos mal que dice decir que no insulta; disgusting). 

Permitamos conocer de propia boca que opina la masa obrera capitalista en palabras del señor José Luis Morocoima, Sutralúmina Bolívar, cuando expuso que Capriles Radonski había dado su palabra de alcanzar un “…compromiso…por el próximo presidente de Venezuela [Morocoima dixit], en cuanto a la recuperación de las empresas de Guayana y al incumplimiento de las diferentes peticiones que han hecho acerca de la discusión de la contratación colectiva, pago de pasivos laborales y la recuperación de las empresas…” (http://www.nuevaprensa.com.ve/site/articulo/48251/TrabajadoresdeGuayanaconfanencompromisodeCaprilesRadonski/)

Tomemos por ciertas y precisas las palabras del señor Morocoima sobre lo expresado en compromiso  por el candidato del capitalismo-neo-liberal, Henrique Capriles Radonski, referidas a los “beneficios capitalistas sindicalistas” que el “candidato de la ultra-derecha” (Rafael Ramírez dixit al referirse a Capriles Radonski), en promesas puestas sobre la mesa. Nada que extrañar que Capriles Radonski diga en frases lo que los oídos de los sindicalistas del capitalismo quieren escuchar. Pero vayamos al fondo. Lo propuesto a los sindicalistas capitalistas por Capriles Radonski está en concordancia con los paradigmas de la estructura del capitalismo siglo XXI (léase: reingeniería del capitalismo y no solo del Capital) en sus expresiones super-estructurales-ideológicas. La Historia nos muestra como se han desarrollado durante todo el siglo  XX las relaciones laborales “patrón-obrero” en el marco de las realidades impuestas por las perfectibilidades del sistema capitalista. Ello llevó a la CVG, en el marco de la “división internacional del trabajo”, en la etapa post-Caída del Muro de Berlín (capitalismo neo-liberal-globalizado), a asumir, según las gerencias responsables de ese periodo en concordancia con las políticas gubernamentales, no solo la división internacional del trabajo neo-liberal y la objetiva división de los mercados en la etapa globalizadora neo-liberal, sino también las nuevas realidades que el sistema capitalista imponía en sus políticas neo-dependiente a los gobiernos de las naciones de la periferia. Aquella realidad requería de la masa obrera “su sacrificio”, es decir, perder todos los beneficios monetaristas que los sindicatos capitalistas-adeco-social-demócratas (Copei nunca tuvo ni mantuvo un liderazgo importante en la masa obrera por su carácter de clase como partido político) habían alcanzado en aquella etapa edénica de las primeras etapas cuarto-republicanas. Es decir, la tercerización. En ese orden de ideas, la masa obrera venezolana conoce por propia experiencia que ha significado para sus derechos como clase obrera la tercerización que el Comandante Chávez Frías ha venido “desmontando” como lo expresó, cara a cara, a los trabajadores y trabajadoras en Guayana y La Guaira.

Pero hay otro tema que nos interesa. Capriles Radonski (según El Universal por twitter a las 14:12 minutos del 03 de septiembre, 2012) expresó que “…No perdamos tiempo con insultos. Desde ya tenemos que pensar cómo va a ser el primer día de Gobierno…El tiempo de Dios es perfecto y ya le toca a Venezuela empezar a ver que los recursos significan la mejora de la vida…” 

Exponía un conductor estadounidense en su programa de entrevistas y confrontaciones con un panel invitado (Bill Maher. HBO) que Mit Romney sustentaba su campaña en la mentira, en negar el pasado y prometer empleo (Capriles Radonski promete acabar con la inseguridad ¿a tiros?); al tiempo de referirse a los caminos inevitables que Dios ha diseñado para salvar “América” (se refiere a los EEUU de América; ustedes ya conocen como son los yanquis); en esa misma dirección, comentaba Maher, sobre los numerosos insultos que las derechas estadounidenses, día a día, le dirigen a Barack Obama por afro-americano, por supuestamente ser islámico y por no haber nacido en territorio estadounidense ¿Algún parecido con las actitudes y comportamientos de las derechas fascistas venezolanas (sic) con respecto a Chávez Frías?

Por último y para finalizar, el señor Emeterio Gómez nos tiene asombrados. El señor Gómez, en dos palabras, nos dice que Dios sino es capitalista, está cerquita. Es decir, nos, nos preguntamos que sí Dios es capitalista, Su Hijo, Jesús de Nazaret, tiene que ser capitalista, como el Espíritu Santo; es decir, la Trinidad es capitalista y punto. En última instancia, aquello de las normas mortuorias impuestas por los faraones egipcios y los emperadores chinos, como por ejemplo, Qin Shihuang, el emperador de los soldados de terracota de Xi´an, tiene su grado de certeza porque, ustedes, cristianos y católicos, sino son capitalista, sino hacen “burda de rial”, tendrán algunos problemas en los cielos. ¿Será por eso que existe el infierno para los pobres de la Tierra?

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2228 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a149569.htmlCUS