¿Ganó México o el PRI y Televisa?


Concluida la jornada comicial que fue meticulosamente organizada para que el presidente consejero del Instituto Federal Electoral diera a conocer el Programa de Resultados Electorales Preliminares, los avalara el titular del Ejecutivo federal, el candidato presidencial del Movimiento Progresista los suscribiera y Enrique Peña Nieto se proclamara triunfador porque “Ganó México”, todo en cadena nacional y en el curso de una hora como si viviéramos en Suiza, nuevamente Andrés Manuel López Obrador es colocado en el centro de la descalificación beligerante pues se dispone a ejercer los procedimientos que la legislación electoral y la Constitución le garantizan.

El candidato de las izquierdas tiene pleno derecho a no compartir la visión que difunde el duopolio de la televisión y el oligopolio de la radio, con afortunadas excepciones. Intelectuales como el otrora marxista Roger Bartra, observó el domingo pasado una “elección impecable” (Canal 2 y 4), y Ulises Beltrán perdió la compostura en Agenda Pública de Forotv, pues para el encuestador y analista “no tiene importancia lo que decida López Obrador.

¿O que, se va a levantar en armas?” (2-VII).

Jorge Castañeda, otro marxista arrepentido, sigue en la brega de hacer méritos con el presunto nuevo presidente –como antes lo hizo con Luis Donaldo Colosio, Vicente Fox y Felipe Calderón– y puso al descubierto la estrategia de AMLO “por medio de #YoSoy132”, en La hora de Opinar de Canal 4.

Pero antes de la revelación del doctor Castañeda, el movimiento de los universitarios reanudó sus acciones de calle en el Distrito Federal, Puebla de los Ángeles, Xalapa, otras ciudades veracruzanas y chiapanecas, además de Toronto, Canadá, para evidenciar lo que observadores electorales extranjeros juzgan como “equidad y legalidad en duda” (Proceso, 3-VII). Los estudiantes coinciden con lo anterior, mas también hablan de “fraude electoral” y colocan en el centro de su discurso el papel jugado por los corporativos mediáticos que encabezan Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas.
A reserva de conocer los datos oficiales definitivos de la jornada dominical, la afluencia de votantes resultó superior a lo previsto, con todo y el fiasco de las casillas especiales en la capital del país, Cancún y el Distrito XXXI de Puebla, de los que tengo testimonios, amén de que la tinta indeleble resultó no ser tal.

El fiasco mayor estuvo a cargo de las encuestadoras que trabajaron directamente por la candidatura de Peña, seguramente más por comisión que por convicción. La muy criticada encuesta del Grupo Reforma, de fines de mayo, con cuatro puntos de distancia de AMLO respecto a EPN, resultó la más certera. Y un auténtico fraude las de GEA/ISA que le asignaban al mexiquense una ventaja de 19 puntos y que Ciro Gómez Leyva defendió hasta la ignominia.

Exhibido el fraude de la mayoría de las casas encuestadoras, dizque acreditadas, ahora sus dueños y directivos, como Ulises Beltrán, cínicamente escurren el bulto; en tanto que buena parte de los intelectuales a sueldo de Televisa y que especularon durante meses sobre unas elecciones como trámite y en las que estaba por confirmarse la mayoría absoluta del priísmo en el Congreso, simplemente empezaron a lavarse las manos responsabilizando a las firmas, como si todo ello no fuera parte de un complejo engranaje en el que destacan la mediocracia (sus propietarios), la partidocracia, el supuesto nuevo PRI y los dueños de México.
La manipulación de Televisa y las encuestadoras terminó por asustar a los electores que ante la supuesta o real amenaza del “carro completo”, optaron por no sufragar por el partido que ahora intenta vender como “Ganó México” lo que aún no queda claro si lo obtuvo en buena lid.

Acuse de recibo
Roberto Badillo Martínez, general de división retirado, apunta sobre La hora de la verdad (29-VI): “Estimado Eduardo Ibarra te felicito, buen análisis”… Al mismo tema añade Ernesto González Gálves: “Viendo hoy jueves, que son las 19:51 horas y sigue lloviendo, creo que me quedó claro una cosa: ayer, en la marcha, no llovió, entonces, quiero pensar que Tláloc es izquierdista y, aparte, apoya a AMLO”... La abogada Norma Esperanza Falcón Ruiz asegura desde Villahermosa, Tabasco: “La peor muerte no es la física sino la espiritual, porque todos somos dueños de nosotros mismos cuando aprendemos que encontramos la grandeza de espíritu, cuando unimos la fuerza interna para motivar a otros por un bien común, canalizado de manera personal, laboral, familiar, profesional, gubernamental, institucional, porque no vemos con los ojos sino con el corazón”… El doctor Ramón Patiño Espino llama a la “Acampada contra el fraude”. Dice: “Les informo que #YoSoy132, Morenaje y otras organizaciones reunidas en el zócalo de la ciudad de Puebla han decidido iniciar una acampada, a partir de hoy (2-VII) en ese lugar, en protesta contra el fraude electoral y exigiendo que se limpien los resultados. Ahí pernoctarán y mañana están convocando a un mitin ahí mismo a las 13 horas. Súmense”.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1438 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a146255.htmlCUS