Por qué Chávez

El 7-O se decide con el triunfo de Chávez y del pueblo venezolano, el de los desheredados, los silenciados, los invisibilizados, los marginados, que han venido diciendo "¡basta!" y "se han echado a andar". También puede ser el triunfo de los árboles, los pájaros, los ríos, el perfume de la montaña y la sabana, de la liebre, el tigre y los seres que están naciendo y tienen derecho a la vida, si se cumple el objetivo N° 5 del programa propuesto por Chávez (salvar a la humanidad y al planeta), que pasa por una radical modificación de los patrones de consumo y producción.

La unidad de las fuerzas de la madre tierra y del pueblo debería ser suficiente para derrotar tanto a los representantes del capital como a la burocracia insensible (que Chávez también ha denunciado). A esa burocracia el pueblo chavista también debe decirle "¡basta!".

Se decide no sólo si continúan y profundizan los avances sociales alcanzados. También el proceso de politización y maduración de la conciencia del pueblo. El crecimiento del espíritu de solidaridad, el orgullo de ser venezolanos, el proceso de recuperación de nuestras raíces históricas y culturales, la conciencia de ser mestizos y el orgullo de serlo, la conciencia internacionalista y la hermandad con otros pueblos del mundo, la toma de conciencia de que el pueblo tiene poder y es el poder, en fin, la aparición progresiva de la conciencia de que el socialismo es poder del pueblo.

Si continúa o no el proceso de formación de un movimiento internacional soberano, de autonomía con respecto al imperio que ha impulsado el presidente Chávez cuando propugnó y logró la derrota del Alca, lo cual abrió procesos de integración como la constitución de bloques soberanos frente al imperio y la globalización neoliberal, que ha significado la formación de la Alba, de Unasur, la Celac, el ASA y el desarrollo de una estrategia mundial que ha venido impactando a los pueblos de todos los continentes, incluidos EEUU y Europa. En Francia, Inglaterra, España, Grecia, el Medio Oriente, EEUU, en los pasillos de las Naciones Unidas se vocea el nombre de Venezuela y del presidente Chávez.

Por supuesto, hay errores serios. Tengo la confianza de que el pueblo chavista sabrá superarlos y de que el presidente Chávez sabrá oír y guiar a ese pueblo, su pueblo.



[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1182 veces.

Comparte en las redes sociales