Verdades bien dichas

Comenzó la batalla de las ideas…

Este 1º de julio comenzó la campaña electoral. Serán 99 días de emociones, de trabajo intenso, de búsqueda organizada del voto y de concienciación ciudadana para asegurar que no sean votos vacíos. El 1 x 10 no es solo una tarea electoral, se trata de un trabajo social que pretende estrechar vínculos entre los venezolanos. Somos corresponsables y solidarios así que el 1 x 10 es para nosotros un mecanismo político, ideológico y social. En el masivo y emotivo acto de inicio de su campaña el presidente Chávez dijo que ésta será una jornada intensa de 3 meses de alegría, entusiasmo, esperanza y optimismo, pero también será una campaña de ideas y argumentos para convencer. No se trata de votar por Chávez sólo por hacerlo, el voto por Chávez es un voto para el socialismo, la revolución, el bolivarianismo y la construcción definitiva de la Venezuela potencia que merecemos tener. Un voto por Chávez es un voto por la Patria, por la vida y por la justicia social. El compromiso es con la historia y por la historia. Vamos a triunfar el 7 de octubre desde hoy mismo, no sólo por lo que hemos alcanzado, sino por lo que vamos a seguir conquistando.  

Majunche equivocado y agotado…

El candidato majunche no pega una, además de incoloro y sin sabor el pobre muchacho tiene los peores asesores de la historia política de este país. Imagínense ustedes escoger el municipio Gran Sabana del estado Bolívar para iniciar su campaña, un error así solo puede tener una explicación: definitivamente este muchacho es bobo. No puede pretender Capriles ni cualquier otro candidato majunche recibir un respaldo sincero, sentido y masivo desde el seno de nuestras comunidades indígenas. Aspirar el respaldo de los pueblos originarios es por decir lo menos, una estupidez más del equivocado candidato majunche y su comando de campaña que pasaron con más pena que glorias en el pírrico acto que pretendieron realizar este domingo en Santa Elena de Uairén.

Avergonzado y muy molesto regresó Capriles del fracasado acto, donde una vez más metió la pata y desconoció a los partidos que respaldan su candidatura. “No tengo ataduras” dijo en el acto, donde no quiso ni siquiera una foto con Andrés Velásquez, quien al parecer fue el autor intelectual de la desacertada propuesta de inicio de campaña. Lo más triste es que de Santa Elena de Uairén pegó el salto para el Zulia y no le fue mucho mejor. Hasta Globovisión hizo mutis con los fracasados actos y el mismo domingo 1º de julio en horas de la noche los “cerebros” de la campaña majunche daban carreras de reunión en reunión, revisando estrategias para asumir, tal como lo recomiendan las encuestadoras, la tarea de prepararse para el triunfo de Chávez. Todo indica que la oposición concentrará sus esfuerzos en campañas regionales preparándose para las elecciones de gobernadores y diputados. El mensaje parece el mismo: Capriles no tiene compromisos con los partidos y los partidos tampoco tienen compromiso con Capriles. Además de vacío, Capriles es un candidato solitario.

La patria está viva…

Decía Chávez al inicio de su campaña, invocando valores patrios, exaltando nuestra identidad y reiterando el compromiso revolucionario por la consolidación de un sueño igualitario y esperanzador que hoy es una realidad cotidiana, como decía el Che, estamos en revolución, haciendo cosa de todos los días los propósitos más extraordinarios como entregar viviendas dignas a los venezolanos que jamás habrían tenido la oportunidad a través de la banca privada y bajo el viejo modelo económico adeco-copeyano que imperaba en el país; salvando vidas a través de Barrio Adentro; haciendo historia en materia deportiva, educativa, cultural y científica.

Hay quienes creen que el éxito es la clave de la felicidad. Hoy, en revolución hemos demostrado que la fórmula es a la inversa; la felicidad de un pueblo reivindicado ha sido clave para el éxito que hemos ido conquistando en cada área. Siempre hemos sido tierra orgullosa, en esta coyuntura política ese orgullo se traduce en futuro y en vida, en un proyecto político exitoso que ha llevado calidad de vida al pobre y que trabaja para llegar hasta quienes han sido escondidos por los vericuetos de una falsa democracia que se acostumbró precisamente a esconder los problemas, desconocer la miseria, ocultar a quienes fueran o pensaran diferente.

Debemos recordar además que el éxito, los triunfos y la victoria están vinculados a la disciplina y están totalmente distanciados de la improvisación. El triunfo político, electoral y social del próximo 7 de octubre dependerá también de nuestra capacidad para la planificación estratégica, de la toma de decisiones sobre la base de la organización y de la disciplina revolucionaria que nos ha sido heredada por nuestros libertadores, no sólo los venezolanos, sino los de la América grande. El éxito de la aplicación diaria de la disciplina y para nosotros no se alcanza al azar, la victoria llega sólo para quienes se ocupan de buscarla. Los revolucionarios nos ocuparemos en estos 3 meses, sin distracciones ni demoras a trabajar para asegurar el triunfo que Chávez, la Patria, usted y yo nos merecemos. Nuestro eje de acción será el amor. La inspiración del majunche es el odio. Triste el camino que le espera a un candidato que ya luce agotado y cada vez más solo. Con Rangel a la cabeza Bolívar honrará con votos su compromiso en Carabobo. Seremos ejemplo revolucionario.

@natachainatti / [email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1178 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas