Si no acabamos con el sistema burgues y su legalidad, jamás habrá socialismo

Faltan solo tres meses para que el comandante Chávez, gane con holgura las próximas elecciones. Después del 7-10 veremos si el presidente corre raudo y veloz hacia el socialismo o sigue encaramado en el capitalismo burgués del cual no ha querido zafarse. Si continúa como va, los peligros para la revolución serán mucho mayores que los de los años anteriores. La burguesía, no tiene prisa, sabe que Chávez y la revolución son unos enemigos difíciles de vencer, pero también conoce cuales son sus debilidades. Ellos, saben que la revolución se mueve en el entramado legal que ellos montaron hace trescientos años y esa es su fortaleza. Si esa legalidad, no es desmontada después del 7-10 de verdad que estaremos cometiendo un suicidio colectivo.

Después de doce años de gobierno, el comandante Chávez, solo se ha conformado con mantener el poder político y ha dejado intacta las estructuras legales burguesas que son presididas o dirigidas por burgueses de viejo o nuevo cuño. Esta burguesía, si es (como en ocasiones, nos dice Chávez que seamos nosotros) "Cándida como la paloma y astuta como la serpiente" Solo que ella, es más astuta que nosotros y menos cándida que Chávez.

Estas elecciones son para nosotros de vida o muerte, para la vieja burguesía, es solo un ensayo de una de las tantas cartas que tienen escondidas bajo de la manga. Saben que le es imposible ganar electoralmente y por eso escogieron como candidato a un babieco como Capriles, para luego deshacerse de él y de Primero Justicia. A ellos, les conviene, que la revolución siga por el sendero de la legalidad burguesa, que ellos manejan según sus antojos y según sus intereses. A ellos, solo les conviene que Chávez, siga respetando su legalidad burguesa. Que siga respetando a las instituciones que ellos fundaron para dirigir la vieja república a sus podridos antojos. Para conseguir esto, ellos, solo tienen que continuar haciendo lo que siempre han hecho en estos doce años: hacer caer a Chávez y a su gobierno en la trampa de la legalidad burguesa. ¡Valla, que lo han logrado!

Con un sistema burgués sobre sus hombros, Chávez, jamás podrá llevarnos al socialismo. Jamás, conseguiremos la definitiva independencia y mucho menos lograremos una total soberanía. Si Chávez, no se deshace del sistema burgués en los próximos seis años, estará decretando el fin de la revolución. Si Chávez, (después del 6-10) no crea de inmediato la misión conciencia para educar al pueblo en los valores de la solidaridad y en el sentido del deber social, nunca podrá nacer el hombre nuevo y le dará más vida al hombre viejo que todavía hay entre nosotros. Si Chávez, quiere seguir haciendo el papel de José Gregorio Hernández en vez el del "CHE" la burguesía habrá conseguido uno de sus objetivos: prefieren un santo en Miraflores, que a un Fidel. Si Chávez, sigue creyendo que capitalismo y socialismo pueden convivir juntos, le seguirá haciendo el juego a la legalidad burguesa y estará cavando su propia tumba política.

La única forma de acabar con la legalidad burguesa, es radicalizando y profundizando la revolución. ¿Que se corren riesgos? ¡Claro que si! Pero si para llegar al socialismo, tenemos que vivir una vida llena de peligros, ¿que importa eso? Yo soy de los que dicen: "PATRIA O MUERTE " Esa vaina de "Viviremos y venceremos" me suena más a un eslogan publicitario que a una consigna revolucionaria. Lo que hoy está en juego es nuestro futuro y el gobierno con sus debilidades y reformismos burgueses está poniendo en peligro, el mío (yo también tengo futuro) el de mis hijos y el de mis nietos. Enterremos el sistema burgués de una vez y habremos triunfado.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 979 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a146188.htmlCUS