El escrutinio cósmico del socialismo. Aportes de la teoría especial de la relatividad y de la mecánica cuántica a la visión del Socialismo

La teoría especial de la relatividad, producto de la extraordinaria proeza intelectual de quién creía firmemente en la armonía intrínseca de la naturaleza, Albert Einstein, y la teoría cuántica, conocida también por el nombre de mecánica cuántica, formulada entre 1900 y 1930 por un grupo internacional de físicos entre los que se encontraban Max Planck, Albert Einstein, Niels Bohr, Louis de Broglie, Erwin Schrodinger, Wolfgang Pauli, Werner Heisenberg, Paul Dirac y otros, tuvieron un efecto devastador en la visión que los físicos tenían de la realidad, ya que la nueva física exigía una profunda modificación de los conceptos fundamentales a través de los cuales se experimenta la esfera del espacio, del tiempo, de la materia, de los objetos, de las causas y de los efectos y por ello esta transformación forjó un choque violento en el terreno de la visión del mundo.

Son los aportes de la teoría especial de la relatividad y de la mecánica cuántica:

1. La noción de complementariedad.
2. La definición de los objetos por las relaciones que guarda con otros objetos y no por lo que son en sí mismos.
3. El todo determinando el comportamiento de sus elementos constituyentes.
4. El desafío al mito de una ciencia desprovista de valores.
5. La íntima vinculación de los modelos científicos con los procesos mentales, conceptuales, ideológicos, éticos y morales.
6. El concepto del Universo como una red de relaciones vinculadas entre sí.
7. La comprensión de que la red cósmica es intrínsecamente dinámica, en términos de movimiento, interacción y transformación.
8. La inexistencia de estructuras estáticas en la naturaleza y la existencia de la estabilidad como resultado del equilibrio dinámico.
9. El espacio y el tiempo como conceptos relativos que desempeñan un papel subjetivo como elementos del lenguaje que el observador utiliza para describir los fenómenos de la naturaleza.
10. El descubrimiento de que la masa no es más que una forma de energía y, por tanto, al no haber distinción entre la existencia de la materia y su actividad, ambos son aspectos distintos de la misma realidad espacio-temporal.
11. El universo contemplado como una red dinámica de fenómenos relacionados entre sí, sin que ninguna de las propiedades sea fundamental, ya que todas ellas son resultado de las propiedades de las demás, así como que la consistencia general de sus correlaciones determina la estructura de toda la red.
12. Estructuras básicas del mundo material que están determinadas, en el fondo, por la manera en que se observa el mundo y, por tanto, modelos de materia observadas como un reflejo de los modelos mentales.
13. Mente y materia que se envuelven mutuamente, son interdependientes y correlativas y no están vinculadas de manera causal, sino que son proyecciones de una realidad más elevada que no es materia ni conciencia, sino la síntesis de ambas.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2014 veces.

Nicolás Urdaneta Núñez


Visite el perfil de Nicolás Urdaneta Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.